20 de septiembre de 2019, 6:05:24
Nacional


Entrevista a Moreno: ''Está todo abierto: un 50% de los andaluces quiere un cambio y un 40% está aún indeciso''

Por Chus Heredia / Noticias21

En la recta final de campaña, el candidato del PP a presidir la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, pone el acento en la imposibilidad de la demoscopia precisa. Se agarra a que, según ésta, el 50% de los andaluces quiere un cambio y el 40% son indecisos. En una entrevista con Noticias21 desgrana algunos de sus ejes programáticos.

- Especial: 'Elecciones en Andalucía' | (Noticias 21)


Malagueño nacido en Barcelona, fue líder de las Nuevas Generaciones en España. Por ser, ha sido hasta diputado por Cantabria. Viene de la Secretaría de Estado de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad y ha vuelto a Andalucía no sólo para ser candidato, sino también para quedarse.

Ha tratado de presentarse como el cambio tranquilo, como un interlocutor que escucha a los colectivos enfadados por los impagos y recortes de la Junta. Para ello, ha aplicado el que en su 'cocina' llaman 'plan 3x8', estancias de tres días consecutivos en una provincia para tomar contacto de su realidad. Quiere canalizar todo ese descontento en su favor, hacerse con el apoyo de las clases medias. Y ahí los funcionarios son capitales.

Hágase un pequeño autoperfil. ¿Quién es Juanma Moreno?

Juanma Moreno es un andaluz de 44 años enamorado de su tierra, con la que ha contraído el compromiso de mejorarla para que sus hijos y los hijos de todos los andaluces puedan tener un futuro mejor

Ha tenido 11 meses para preparar la campaña. Quizás, el candidato que menos en la historia de su partido. ¿Le ha cogido con el pie cambiado el adelanto?

A día de hoy lidero un proyecto político del que me hice cargo apenas hace un año, pero aún así, y gracias al gran equipo que me acompaña, hemos llegado a esta cita en plenas facultades, ya que tenemos muy claro desde el primer día qué es lo que queremos para esta tierra, cuyo potencial hace que merezca ser referente en muchos ámbitos y no estar en el vagón de cola, que es lo que ha producido 33 años de socialismo.

Es la campaña con más ruido de la historia. Muy distorsionada y con pocas posibilidades para trasladar propuestas y debatir contenidos. Finalmente, parece un 'todos contra todos' en el que los posibles pactos posteriores lo copan todo. ¿Lo ve así?

Lo que veo por encima de todo el ruido mediático que genera esta campaña son dos modelos: uno cargado de propuestas para mejorar Andalucía, como es el que representa el Partido Popular; y otro que representa el pasado, el continuismo de políticas que durante 33 años nos han llevado a tener, por ejemplo, la tasa de desempleo más alta de toda Europa. Creo que eso es lo más ruidoso y penoso de nuestro panorama actual.

Dígame las cinco primeras medidas que tomaría si es presidente.

Tendré un gobierno volcado desde que se levante hasta que se acueste con el empleo, de tal forma que de aquí al 31 de diciembre de 2016 hayamos facilitado la creación de más de medio millón de puestos de trabajo.

En segundo lugar, bajaremos los impuestos, porque no es posible ni entendible que seamos la comunidad de España con mayor presión fiscal. También impulsaremos un modelo sanitario cuya prioridad sea abrir todos los centros hospitalarios ya construidos pero pendientes de equipar y de dotar de personal, además de finalizar aquellas obras pendientes, muchas de ellas ya iniciadas pero inexplicablemente paralizadas.

Asimismo, es necesario reducir las listas de espera, ya que es intolerable que haya 95.000 andaluces a la espera de una intervención quirúrgica.

Otra cuestión clave es la educación. Eliminaremos de forma progresiva todas las aulas prefabricadas y atenderemos las principales demandas de construcción de nuevos centros en los que la falta de previsión de la Junta ha generado graves problemas de saturación.

El impulso a los sectores productivos será también una continuidad en mi presidencia. Tenemos que apostar por la reindustrialización de Andalucía. Ese potencial tradicional no puede ser una página ya pasada de nuestra historia. Paralelamente, hay que apostar por los sectores emergentes (I+D+i y energías) y relanzar y fortalecer nuestros sectores más productivos y que más empleo generan tales como la agricultura, la ganadería, la pesca, el turismo y comercio y la construcción.

En política fiscal, ¿bajará el tramo autonómico del IRPF?

Sí, hasta dos puntos, lo que supondrá que cada andaluz tenga de media entre 400 y 450 euros más en su bolsillo.

No hay día que usted no anuncie el fin del impuesto de sucesiones...

Sí, porque no es de recibo que aquí se pague un cien por cien más por este concepto que en otras comunidades como Madrid o Asturias, o que casi 5.000 andaluces hayan tenido que renunciar a su herencia por no poder hacer frente a la presión fiscal.

Usted ha vuelto a prometer en campaña el Plan Guadalmedina, la integración urbana del río en la ciudad de Málaga. ¿No le parece bochornoso que 15 años después de que lo prometiera Celia Villalobos, también en campaña, sigamos con ese proyecto a cuestas?

Yo no lo he vuelto a prometer, es la primera vez que lo hago. Lo importante es que este proyecto está aún pendiente y considero que la Junta de Andalucía tiene un papel muy importante que jugar al respecto. Estoy convencido de que si existe voluntad política al frente de todas las instituciones implicadas, pronto habrá una solución para el Guadalmedina.

También Susana Díaz abandera, pero ahora pide dinero del 'Plan Juncker', el tren de la Costa. Lo mismo le digo. ¿Ahora que lo retoma también Fomento, cómo convencemos a la gente de que esta vez sí?

El compromiso de la ministra de Fomento es claro al respecto, no una simple declaración de intenciones. Ana Pastor anunció que ya se trabaja en cinco alternativas y que, una vez que se expongan a información pública, se iniciará el proyecto, que contempla conexión con el aeropuerto. Lo de Susana Díaz es un anuncio bien distinto, ya que retoma una promesa de Manuel Chaves hecha en el año 2000 y que nunca ha tenido consignación en los presupuestos andaluces.

Sé que usted ha decidido mantenerse al margen de polémicas en campaña, pero vaya 'favores' que le han hecho Monago con lo del dichoso vídeo y Antonio Sanz con lo de'Albert' y 'Ciudadans'...

En mi opinión, no han estado afortunados y así lo he dicho cada vez que me han preguntado.

¿Ciudadanos le 'robará' electores sólo a ustedes o también al PSOE?

Creo que la clave reside no en los votos que robará sino lo que supondrá apoyar a esta fuerza política, que no es otra cosa que favorecer la continuidad del PSOE y de Susana Díaz en posteriores pactos.

Dígame, concretando en Málaga, cinco propuestas para la provincia.

El tercer hospital para Málaga capital, un plan de carreteras que contempla 20 actuaciones de mejora, el Puerto Seco de Antequera, la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre y un impulso definitivo al saneamiento integral.

¿Cree que Susana Díaz ha utilizado políticamente el embarazo en algún momento?

No.

¿Le parece que está haciendo una campaña de trazo grueso? El debate del otro día...

Más que gruesa, diría que una campaña bronca, ya que la señora Díaz parece estar en un estado permanente de pelea con todos. Con el Gobierno central, con los otros candidatos y sus propuestas, con su propio partido y secretario general. Y así, con esa poca capacidad de consenso no se puede liderar ningún gobierno.

Lo de las encuestas ya es desquiciante, a un promedio de varias a la semana. Pero, ¿se las cree?

Respeto mucho la labor de los encuestadores y de los sociólogos, y ellos mismos reconocen que es muy difícil valorar a partidos de los que no hay recuerdo de voto, que el 50 por ciento de los encuestados quiere un cambio y que hay un 40 por ciento de indecisos. Con estos parámetros cualquier cosa puede pasar el próximo 22 de marzo.

Lo que sí parece es que absolutas no va a haber. Usted ha dicho que si no gana las elecciones, no entrará en componendas. Si gana por mayoría simple, ¿con quién pactará?

El objetivo es gobernar generando una mayoría social. Partiendo de esa base hay tres cuestiones fundamentales que deben respetarse en cualquier acuerdo: volcar a la administración andaluza en la creación de empleo, eliminar la corrupción y que el dinero robado se devuelva, y blindar los servicios sociales, la educación y la sanidad. Si se respetan estas tres cuestiones, es posible llegar a acuerdos con otras formaciones políticas.



- Especial: 'Elecciones en Andalucía' | (Noticias 21)
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com