13 de diciembre de 2019, 17:17:16
Opinión


El tercer hombre

Por Fernando Jáuregui


¿Saldrá un Gobierno conservador o progresista, o, mejor expresado, de centro derecha o de centro izquierda, tras las elecciones legislativas en España? ¿Ocupará La Moncloa un presidente del Partido Popular o uno del Partido Socialista? Me parece que, vistas las cosas a menos de un mes del comienzo de la campaña para las elecciones municipales y autonómicas y a ocho (o nueve) meses de las generales, no hay otra alternativa: gobernará Rajoy (que yo creo que sí se presentará a la reelección, pase lo que pase el 24 de mayo y pase lo que pase en septiembre en Cataluña) o gobernará Sánchez (que yo creo que será el candidato del PSOE, ocurra lo que ocurra en las urnas el 24 de mayo). Y que gobierne en España uno u otro dependerá de otro hombre. El tercer hombre.
 
Hablo, claro está, de Albert Rivera. Que ha pasado, en un par de semanas -los tiempos políticos en España son vertiginosos--, de ser denostado por el Partido Popular a ser claramente cortejado por ese mismo PP como futuro aliado. Al menos, en la superficie, que cosa diferente son los alfilerazos que, desde terminales próximas a la calle Génova, se lanzan contra los considerados como 'puntos débiles' de Ciudadanos. Que, sin duda, los tiene: no encuentra candidatos con suficiente peso, le entran militantes de aluvión oportunista y solamente cuenta con un dirigente conocido y carismático, el propio Rivera. Y se evidencian algunos 'lapsus' en el boceto de programa, como el tan polémico 'frenazo al AVE', para resumir un solo punto.
 
Lo más importante, sin embargo, me parece esa especie que se difunde sin paternidad conocida, consistente en decir que Ciudadanos es "un partido de izquierda, aceptado por la derecha". No estoy seguro de que C's sea de izquierdas, a menos que se considere como tal el criticar lo que hace el centro-derecha en el poder, el declararse agnóstico o el no utilizar símbolos comúnmente asociados a la derecha, vestimenta incluida. No veo grandes diferentes de objetivos, aunque sí de talante, entre PP y C's, como tampoco las veo entre C's y su otro 'novio', el PSOE. Quizá el gran hallazgo de Rivera, o acaso le viene dado naturalmente, sea ese: no rechina en las filas militantes de ninguno de los dos 'grandes', ni es motivo de preocupación en las cenas familiares, ni en los mentideros periodísticos: contra lo que le ocurre a Pablo Iglesias y a su entorno en Podemos, Rivera, el yerno que toda madre querría  --aun sin conocerle a fondo, claro--, cae bien y es, por tanto, secretamente odiado por los 'estados mayores' de los dos 'grandes'. Le necesitan y por eso le aborrecen, aunque ahora -ahora-se guarden muy mucho de expresarlo.
 
A Rivera y a su partido, por cierto hasta hace un par de semanas prácticamente inexistente a escala nacional, les ocurre lo mejor a lo que pueden aspirar un político y una formación política: están de moda. Las modas ya se sabe que son pasajeras, pero mientras duran, duran. Y sé que en los cuarteles generales de C's -barceloneses, por cierto, y qué- miran con aprensión el calendario: ¿durará la racha hasta que se convoquen las elecciones generales? Por eso mismo se desmarcan ahora de toda acción estridente, evitan decantarse acerca de con quién pactarían, en Andalucía o donde fuere, se aferran a pretextos como las imputaciones a Griñán o Chaves para demorar sus decisiones, si es que se ven obligados a tomarlas. Rivera necesita mantener su virginidad el mayor tiempo posible, aunque los pretendientes insistirán de manera creciente en sus demandas.
 
Al tercer hombre no le gusta que le llamen 'bisagra'. Pero sabe que, si nada se tuerce, será él quien coloque en el despacho presidencial al próximo inquilino de La Moncloa. Y sabe también que puede pedir un elevado precio por ello. Yo solo espero que acierte al especificar esa factura: puede que nos convenga mucho a los ciudadanos que algunas de las condiciones sobre regeneración democrática que ahora está diseñando, y que figuran, creo, en la 'hoja de ruta' de Ciudadanos, se cumplan.



- El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com