3 de abril de 2020, 22:15:05
Educación


El gato del tiempo

Por Alfonso J. Insua


Buenas.

Seis de la mañana, hora de ponerme a escribir un artículo.

Esto de la "hora de ponerme a ...", ya me ha dado la idea del tema sobre el que escribir: "La gestión del tiempo", un tema realmente interesante... Un momento, voy a abrir la persiana.

Ya he vuelto. Se me ha ido el tiempo mirando para un gato que estaba en el tejado del edificio que tengo enfrente. La escena era interesante: un gato de barrio que se notaba que ágil, en plena tensión, a punto de lanzarse sobre un pajarillo...

Esta escena puede ser un buen ejemplo de gestión del tiempo por parte del gato: prioridades claramente delimitadas, objetivo bien definido y una secuencia de acciones a llevar a cabo bien marcadas, algunas por genética y otras por experiencia.

No está nada mal para un gato, ¿verdad? El caso es que nosotros no somos gatos y, a día de hoy, aunque coincidimos en algunas necesidades básicas con ellos, nuestro entorno nos exige unas habilidades diferentes.

Este entorno hace que muchas veces nos sintamos [email protected] y que nos machaquemos de tanto en tanto en formarnos en el uso de herramientas de gestión del tiempo. Estas herramientas muchas veces nos estresan más de lo que nos ayudan. En mi opinión, lo que deberíamos valorar y trabajar no es tanto la secuencia de acciones a llevar a cabo de manera agendada como la capacidad de adaptación para pensar de manera más eficiente y eficaz y disfrutar del entorno en el que nos encontramos día a día.

Es decir, no es tanto el decir y programar "de 06:00 a 06:10 voy a escribir un artículo" (bueno, vale, me lleva más tiempo) como el estar con ganas de decir : "A las 06:00 voy a escribir un artículo".

Bien, yo he parado, he ido a levantar la persiana y he visto un gato. Pues no pasa nada, vuelvo y sigo escribiendo, valorando la acción y el fruto obtenido en ese tiempo. Y, desde luego, sin autoflagelarme por "haber perdido el tiempo", que es lo que me mandaría algún nuevo programa de software heavy programado por alguien que vio el día anterior 50 sombras de ya sabéis quién.

A fin de cuentas, el ver a ese gato me ha permitido dar un ejemplo "fresco" de gestión del tiempo, en vez de hablaros del gato de Schrödinger, que fué mi primera idea al escribir el título.

Frases tales como "yo es que estoy a mil cosas y me despisto mucho", desde mi punto de vista, no son debidas a una mala gestión del tiempo, sino a una necesidad de mejorar la concentración, quizás la atención. Es decir, más que seguir una serie de instrucciones estrictas marcadas por alguien que no te conoce de nada, podría ser más productivo llevar un programa de, llamémosle, gimnasia cerebral, en el que estuvieses acompañado de un entrenador/a personal. Y, al igual que en un gimnasio, que hablases con ese/a profesional y le indicases cuales son tus objetivos para que ese profesional, de manera personalizada, te mostrase como alcanzarlos trabajando contigo.

Obviamente, de la misma manera que en un gimnasio no trabajas sólo la fuerza, la velocidad o la resistencia, en un brain fitness, no sólo trabajarías la concentración y la atención o la inteligencia emocional (descubre cómo), sino que lo harías en conjunto.

De esta manera, serías autónomo/a para decidir qué acciones son las importantes y para elegir de entre todas las herramientas y programas de "gestion del tiempo" cuál es el/la que mejor se adapta a ti, ya que dispones de un importante autoconocimiento.

Obviamente, me encantaría decirte cuánto tiempo necesitas para lograr tus objetivos, decirte que con 20 horas llega o que necesitas aplicar la regla de las 10.000 horas, pero eso depende de cada persona. A lo mejor alguien con altas capacidades podría decir cuál es la fórmula exacta, aunque claro, sin la mala leche de Fermat.

Se me termina el espacio, así que me despido. A todo esto, Gato 0 - Pajarillo 1 ;)

Alfonso J. Insua


Alfonso J. Insua

www.inteligenciadivergente.com

Twitter: @IntelDiver - Facebook - LinkedIn

Más artículos de Inteligencia Divergente:

- El título no es equivalente al talento

- ¡Emprendedores! ¡Cuidado con el neuromarketing!

- Algo sobre la resiliencia ...

- El otro liderazgo

- ¿Las comparaciones son odiosas o beneficiosas?

- El reflejo de tus miedos

- "Las profecías que los seres humanos hacemos que se cumplan"

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com