22 de octubre de 2019, 8:19:13
Educa2020


Injusticias En El Mundo. La Única Persona Responsable Eres Tú



Que levante la mano quien se haya visto perjudicado/a de alguna forma por la crisis. ¿Tienes la mano levantada? Mmmh, eso no mola.

Vamos a ver... Una serie de personas deciden sobre cómo repartir la riqueza en el mundo, la fastidian, producen una crisis mundial y tú y tu gente cercana sois quienes lo pagáis mientras aquéllos continúan amasando fortuna. Cabrea sólo de pensarlo, ¿eh? Pues espera, que hay más.

El empleo y los sueldos bajan y el dinero que se podría invertir generar más puestos de trabajo se invierte en otras cosas superfluas de las que seguramente estés al tanto. Te suben los impuestos y tienes que pagar un IVA del 21%. O lo que es lo mismo, de cada 1000 ?, pagas 210 ? a mayores que luego los corruptos se llevan a sus paraísos fiscales para comprarse un yate o una mansión. Y, aún por encima, te prohíben cosas como instalar placas solares en tu propiedad. Tú que tenías la idea de autoabastecerte para dejar de pagar a las multimillonarias compañías eléctricas y te multan por ello. Y como éstas, muchas, muchísimas otras cosas que no son culpa tuya pero por las que pagas igualmente.

¿Se te ha despertado la rabia por haber recordado la cantidad de injusticias que hay en el mundo? Bien, ése era el objetivo.

Y ahora es cuando viene la bomba: la única persona responsable eres tú.

¿Responsable de qué? De tu futuro, ni más ni menos. De tu vida, ni más ni menos. No esperarás que cuando tengas un problema te salven todas esas personas que provocan las injusticias que tanto te cabrean, ¿verdad? No, no serás tan inocente. Sólo tú eres responsable de tu futuro y de tu vida y, cuanto antes lo veas, más podrás aprovechar y disfrutar tu tiempo.

Primera cosa que no puedes permitirte bajo ningún concepto: quejarte sin hacer nada. En su época, Henry Ford dijo que "la mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos". Y a día de hoy sigue siendo así.

¿De qué te sirve quejarte? Gastas saliva, energías, estrés y un tiempo precioso para conseguir ¿qué? Nada. Nada en absoluto. En lugar de quejarte, ¿por qué no empiezas a hacerte preguntas? El Cómo es un amigo maravilloso para pasar a la acción. "¿Cómo puedo conseguir esto que quiero?", "¿Cómo puedo superar este obstáculo?", "¿Cómo quiero aprovechar mi tiempo y mi vida?"...

Segunda cosa que no puedes permitirte: culpar a otros de lo que te sucede. En serio, no lo hagas. Sé una persona pragmática. ¿Qué consigues con ello? De nuevo, nada. ¿Qué consigues culpando a los políticos o a los bancos de tus desgracias?

Deja de culpar y empieza a hacer. Si de verdad consideras que algo es injusto, de nuevo echa mano de ese gran amigo que es el Cómo. "¿Cómo puedo cambiar esta situación que me parece injusta?". O si no quieres cambiar esas injusticias (algo perfectamente respetable), "¿Cómo puedo minimizar el impacto que tiene sobre mi tiempo y sobre mi vida lo que esas otras personas hacen para enriquecerse a costa de los demás?".

Y tercera cosa que no te puedes permitir bajo ningún concepto: no actuar. "Ya lo haré mañana". ¿A quién quieres engañar? Mañana volverás a decir lo mismo. Ponte en acción ya mismo. Si quieres resultados, si quieres prosperar, si quieres ser una persona de éxito, deja de quejarte, deja de culpar a otros y ponte en marcha para cambiar lo que quieras cambiar. Porque ¿sabes qué? Nadie lo va a hacer por ti.

Recuérdalo, recuérdalo, recuérdalo: la única persona responsable de tu tiempo y de tu vida eres tú. Cada segundo que pierdes en culpar a otros nadie te lo va a devolver. Cada energía que gastas en quejarte, y que no aprovechas en cambiar eso de lo que te quejas, nadie te la va a compensar. Cada decisión que tomas te va a afectar directamente a ti. Piénsalo bien: ¿cuál va a ser tu próxima decisión?

Aunque oye, que si quieres desperdiciar tu tiempo y tu vida, son tuyos y puedes hacer con ellos lo que quieras, claro...

Francisco Lorenzo

Francisco Lorenzo

www.inteligenciadivergente.com

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com