15 de octubre de 2019, 23:16:18
Nacional


El veredicto de las tertulias: Sabino Cuadra (Amaiur) celebra el pacto en Navarra que hará presidenta a Uxúe Barcos y da Pamplona a Bildu

Por Vicente Mateu

Pactos, pactos, pactos y más pactos. Hagan sus apuestas. Ante el hermetismo que sobrevuela unas negociaciones aún a medio camino, el zapping por las tertulias permitió hacer acopio de todas las combinaciones posibles en el juego a cuatro que enfrenta a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Mariano Rajoy. La pieza clave, Madrid, donde a Cristina Cifuentes se le escapa la presidencia por pecados ajenos mientras Ciudadanos se lo piensa. Una batalla que puede decidir una guerra que se juega en muchos frentes, los gobiernos de Andalucía, Valencia, Aragón… y los de miles de municipios de España. Caso aparte es el de Navarra, incluido el Ayuntamiento de Pamplona, donde habrá gobiernos abertzales con ayuda de Podemos, tal y como celebró en La Noche de 24h el diputado de Amaiur Sabino Cuadra, quien dio por hecho que Uxúe Barcos será la próxima presidenta de la Comunidad Foral.


Sergio Martín dio en la diana con su Noche en 24h con una entrevista a Sabino Cuadra, de Amaiur, formación que celebra la victoria abertzale en Navarra con Uxúe Barcos de presidenta casi con toda seguridad con la suma de Geroa Bai, Bildu, IU y Podemos. El parlamentario vasco desde luego lo dio por hecho.

Cuadra también explicó la marginación del PSN: “Su trayectoria en Navarra ha sido de pasteleo con la derecha”. Sobre la negativa socialista a pactar con Bildu su respuesta fue no menos clara: “En mi opinión –recalcó- sería como meter el caballo de troya” en un acuerdo en el que ve las bases “de un proyecto a largo plazo” cuyo objetivo final es bien conocido. (Al parecer, Barcos ha tendido la mano a los socialistas, según contaría después Pepe Hervás en su resumen de prensa).

Martín le preguntó por la carta de una concejal de Pamplona, María Caballero, hermana de una víctima de ETA, lamentando que la ciudad vaya a tener un alcalde de Bildu. “La ciudadanía ha votado por el cambio”, respondió el diputado de Amaiur apelando a la aritmética democrática.

Carmen Remírez, navarra de nacimiento, intentó sacarle al entrevistado una condena a ETA. La respuesta “Estamos en un momento político en el que más que mirar hacia atrás y no hace falta poner sobre la mesa a ver quién tiene más muertos o más torturados. Se debe avanzar por la senda del diálogo”. Sobre la muerte de Tomás Caballero… “como muchas otras hay que enfocarlas de cara al futuro para que no se repitan errores como estos”.

Carmelo Encinas quiso ahondar en unos pactos en los que Podemos “lleva la voz cantante y esa es la parte más difícil para ustedes”, recordándole a Sabino Cuadra que Pablo Iglesias se comprometió a que la condena del terrorismo sería una premisa en las negociaciones. La respuesta fue un nuevo acto de profesión de fe democrática con la que sortear lo que le reclamaban sus interlocutores, una condena directa. Ricardo Martín y José Luis Roig cogieron el relevo, pero también fue en vano.

Sabino Cuadra se defendió del avance de Podemos en el País Vasco “como algo positivo que ha conseguido que el PP sea casi una fuerza extraparlamentaria”, aunque admitió que deben hacer “autocrítica” por el fuerte retroceso en Guipuzcoa, atribuible al partido emergente. “Estamos reflexionando”, concluyó.

La caza del imputado

Una prueba de la importancia de lo que está en juego con los pactos es el rotundo aviso de Antonio Jiménez a Ciudadanos si, como parece, finalmente se inclina por darle la presidencia al PSOE en la Comunidad de Madrid. El director de El Cascabel anunció en su comentario editorial un desastre en las urnas de las Generales para el partido de Albert Rivera porque gran parte de sus votantes madrileños proceden del PP y no se lo van a perdonar.

En paralelo se ha desatado la caza del imputado, arma arrojadiza que se lanzan los partidos entre sí en las negociaciones de los pactos. Esta noche tocaba el combate entre Lucía Figar por el PP –cuya imputación, por cierto, parece metida con calzador- y Tania Sánchez por… Podemos, un partido al que no pertenece, le guste o no. Sea justo o no.

Pese a tildarla de “excusa absurda”, como dijo Paco Marhuenda, el caso es que Ciudadanos la está utilizando. “Es política de baja calidad”, se quejó el director de La Razón, lo que no evitó ser el eje de los debates de la noche del miércoles.

Federico Quevedo habló del “discurso frágil” de Ignacio Aguado, cabeza madrileña de Ciudadanos tras conocerle personalmente la víspera.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com