19 de noviembre de 2019, 10:54:11
Nacional


Aguirre da un paso atrás y prepara su retirada definitiva: no se presentará a la reelección como presidenta del PP de Madrid

Por Diariocrítico/EP

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este martes que no se presentará a la reelección para seguir dirigiendo la formación madrileña, una decisión que, como dijo, iba a depender de los resultados en las elecciones municipales y de si conseguía hacerse con la Alcaldía.


Así lo ha anunciado Aguirre durante su intervención en el Comité Ejecutivo Regional, el primero tras las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, donde ha anunciado también que va a pedir a la Presidencia Nacional la convocatoria de un "congreso extraordinario y de refundación".

Por otra parte, ha reconocido como "errores" cometidos en la campaña y que se tradujeron en los malos resultados electorales en la capital el hecho de polarizar las críticas en Ahora Madrid, lo que "provocó algún rechazo" hacia la candidatura que encabezaba.

"Otro fallo fue que no fuéramos capaces de identificar a los componentes de Podemos, donde hay personajes con historia y actividades anteriores que teníamos que haber dado a conocer a los madrileños para que conocieran a quien votaban", ha añadido ante el Comité, con la candidata a la Presidencia regional, Cristina Cifuentes, en primera fila.

"Tampoco ayudó la filtración de mi declaración de la renta de 2013 el jueves anterior a las elecciones", ha añadido. Aguirre ha defendido que ella cumplió "fielmente" con Hacienda y con la filtración se demostró que volver a la política disminuye sus ingresos. Sin embargo, esa información supuso una caída de doce puntos entre los pensionistas consultados ese jueves en el 'tracking' realizado por el PP.

Aguirre ha comenzado su intervención dibujando el descalabro electoral del PP de Madrid, con la pérdida en los ayuntamientos de la región de 403.000 votos con respecto a 2011 y con una pérdida porcentual de 15,31. En los resultados autonómicos se consiguió 501.000 votantes menos, lo que representa un 18 por ciento menos. En Madrid capital se quedaron a 7.000 votos de conseguir el concejal número 22 y con él las posibilidades de gobernar.

A eso se suma que en la pasada legislatura el PP gobernó en 140 municipios, cuando ahora esa cifra se reduce a un total de 87, 61 de ellos con mayoría absoluta y 28 con mayoría relativa, dependiendo de pactos con otras fuerzas.

"Son cifras que se comentan solas", ha reconocido, para destacar que es una caída de votos "sin precedentes y sin excusas", aunque el PP haya sido el partido "más votado con muchísima diferencia sobre el segundo clasificado" y con independencia de mejorar "un poco" los resultados de las elecciones europeas de hace un año.

La presidenta ha explicado que ha esperado a convocar este comité a la constitución de los ayuntamientos y a las conversaciones entre Cifuentes y Ciudadanos, cuando hoy ha podido asegurar que van "por camino de llegar a buen puerto", lo que hace que "con toda probabilidad" la exdelegada del Gobierno vaya a presidir la Comunidad.

Tras hacer un repaso por estos resultados "decepcionantes", Aguirre cree que los votantes que les dieron su confianza en anteriores citas electorales "no han podido evaporarse" sino que ha sido el partido el que no ha sabido "estar a la altura".

Pide poder celebrar de un congreso extraordinario regional

Esperanza Aguirre, que ha anunciado este martes que no se presentará a la reelección para seguir dirigiendo la formación madrileña, una decisión que, como dijo, iba a depender de los resultados en las elecciones municipales y de si conseguía hacerse con la Alcaldía, ha vuelto a retar a Mariano Rajoy pidiendo la convocatoria de un Congreso extraordinario, con la participación de "todos los militantes".

Durante su intervención en el primer Comité Ejecutivo regional celebrado tras las elecciones, la presidenta de los populares madrileños ha apostillado que si siempre es "deseable" que un partido se abra al debate, ahora resulta "imprescindible" dar la palabra a simpatizantes y militantes para escuchar su voz. "Los votantes ya han hablado, ahora nos toca a nosotros", ha dicho.

Aguirre quiere que este congreso se celebre lo "más pronto posible" porque las pasadas elecciones "han demostrado que muchas cosas no han funcionado como debería en el partido". Entre las causas de la "desilusión" entre el electorado --plasmado en el menor número de apoderados en las mesas electorales-- ha señalado el "incumplimiento" de algunos "compromisos electorales básicos", como "la despolitización de la Justicia, la bajada de impuestos, la ley del aborto, la contundencia ante ETA o la presencia en Cataluña".

"Es la hora de la humildad y de la generosidad", ha señalado Aguirre, que ha explicado que pedirá a la presidencia nacional "la convocatoria de un congreso abierto y de refundación" bajo el lema "un militante, un voto".

Ella no presentará su candidatura pero pondrá a disposición del partido toda su "experiencia", con sus "errores incluidos", para lograr que el partido "vuelva a ilusionar a los que no quieren que España sea una mala imitación de Grecia", como ha defendido ante la previsible presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Para Aguirre es "urgentísimo" que todos los que conforman el PP, especialmente los miembros del Comité Ejecutivo Regional, identifiquen las causas que provocaron el descalabro electoral ya que dar con las soluciones depende la recuperación de la "función trascendental" de un partido que lleva 25 años ofreciendo una opción política "liberal, conservadora, atractiva, limpia, moderna, inconformista, reformada y capaz de ilusionar".

La 'popular' ha llamado a los suyos para que colaboren entre todos para "rearmarse ideológicamente" y para "renovarse en las personas" y en la imagen que quieren proyectar. En su discurso no ha olvidado las críticas al PSOE, "dispuesto a aliarse con nacionalistas, populistas e incluso con Bildu" aunque el foco lo ha centrado en Podemos, a los que ha definido como "neocom", los neocomunistas, que declaran "su propósito de acabar con la Constitución de 1978. Podemos debe ser para el PP "un acicate más para acometer a fondo la renovación" que los conservadores necesitan, según ha indicado. "Es la hora de la responsabilidad y de la humildad, de hacer política en el sentido más limpio y puro", ha terminado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com