5 de diciembre de 2020, 15:50:32
Opinión


Robos frente a atracos

Por Aitor Rodríguez Sagarduy


Si hace ya 6 años el por aquel entonces, el president Maragall pronunció un secreto a voces:

"VOSTÈS tenen un problema i aquest problema es diu tres per cent", supuestamente la comisión que pagaban a los gobiernos de CiU las empresas adjudicatarias de obras públicas. Lo dejó caer en sede parlamentaria un presidente de la Generalitat y, pese a la extraordinaria gravedad del delito denunciado, no ocurrió absolutamente nada. Es más, el president Maragall fue objeto de duras críticas no sólo por parte de los convergentes, sino que también lo hicieron los medios afines a CIU- por aquel entonces-, éstos cargaron tintas contra el socialista hasta el punto, repito, hasta el punto, que Pasqual Maragall tuvo que pedir disculpas a la ciudadanía por lo que calificó de "incidente parlamentario".

Este ejemplo se ha repetido posteriormente con el caso Pujol. Cuando la que fuera pareja del hijo mayor del president Pujol, denunciara el trasiego de bolsas con dinero destino a Andorra, gran parte de los medios de comunicación, y de la sociedad catalana, entendió en aquella acusación no un descubrimiento de corrupción, sino que se consideró como una agresión a un símbolo, y que aunque entendían que podían ser acusaciones ciertas, éstas eran desmedidas y "agresivas" contra el padre moderno y símbolo de patriotismo catalán. Dolía más la acusación que desmontaba un mito que el expolio económico.

Retornando a la actualidad, éste registro que forma parte de un proceso de investigación de más de un año, no tiene más significado que el propio descrédito mediático, ya que una denuncia de todo un president de la Generalitat, que provocó posteriormente que la fundación receptora de esas supuestas mordidas "oficiales", cambiara de nombre, tuviera tiempo, más de 6 años, para poder "eliminar" todo aquello sospechoso de ser pagos fraudulentos. Recordemos como con mucho menos tiempo, en Génova se destruyeron ordenadores y discos duros como si fueran Aizkolaris.

Recordemos cuando uno de los principales constructores de este país, y aficionado a presidir clubes futbolísticos, aseguraba que a él nunca le gustaba trabajar en Cataluña por los impuestos no oficiales. En Cataluña no se puede acceder a un concurso público si no "pasas por el arco del 3%" decían en petit comité algunos empresarios, que claro está, nunca querían denunciarlo porque eso significaba su tumba empresarial. Si hasta un president tuvo que renunciar a sus palabras, no lo olvidemos.

Normal que en CDC estén muy tranquilos, ya que nunca nadie tuvo tanto tiempo para prepararse ante esta investigación. No se encontrará nada en la sede de la fundación, es que no se encontrará ni el nombre inicial donde aquellos empresarios, supuestamente, tenían que acudir previo cálculo del 3 % de sus presupuestos.

No hay nada más natural que lo normal y establecido. Por cierto, para aquellos catalanes que aún no lo sepan, esa supuesta mordida no era para las arcas públicas, eran para las arcas convergentes, que no es lo mismo, aunque ahora el delfín de Pujol considere que su partido sea el idóneo para encabezar este camino soberanista, los convergentes buscaban su beneficio, no el de los catalanes. Se acusa al Estado de "jugar sucio". Tiene bemoles el asunto. Un juez ha encontrado pruebas de esos pagos, es así, pero que no sorprende a nadie esta noticia. Hay más de ese 3% en los Alpes que en las Ramblas o la Barceloneta.

Ahora se podría explicar más ciertas fortunas y los viajes a Andorra y Suiza por parte de varios dirigentes de la formación catalana. Y mientras, Artur Mas, sigue con el discurso victimista, sin reconocer estas irregularidades y asegurando que se trata de un acto con el fin de desacreditar su derecho a decidir. Imaginemos todos una Cataluña independiente, donde estos supuestos pagos, propios de países bananeros, se institucionalizan-más o menos como lo pueden estar hoy-, pues habría total impunidad para los mismos, y mientras que se acusa al Gobierno central que "roba a los catalanes" otros, parece ser que les atracan.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com