18 de agosto de 2019, 5:42:19
Emprendedores 2020


¿Cómo se emprendía en los 70'?

Por Esther Carrión

Jaime Álava es todo un ejemplo de emprendimiento en el sector tecnológico. Con 78 años, nos cuenta la historia de éxito de Grupo Álava Ingenieros, empresa que fundó en 1973. Un historia de la que los nuevos empresarios tienen mucho que aprender. El secreto de su 'victoria', nos cuenta, se enfoca en la diversificación y la internacionalización.


Hace más 40 años, Jaime Álava decidió dar un paso adelante. Madrileño y doctor en Ingeniería de Telecomunicaciones, creó Álava Ingenieros en 1973. “Decidí aventurarme en el siempre complicado mundo empresarial, en un campo hasta entonces poco explotado en nuestro país”.

La empresa, que incluye servicios de distribución de valor añadido, asesoramiento técnico, implantación, formación y soporte, es un ejemplo de éxito en el emprendimiento tecnológico. Jaime nos cuenta que fue fruto de su inquietud e interés personal, y no de la búsqueda de una salida profesional. “Fundé la empresa con el fin de dar respuesta a la necesidad de demanda del mercado que había en España, pues no existían empresas especializadas en este campo de actuación”.

Su éxito se fundamenta, nos cuenta, “en el espíritu de servicio al cliente, el alto grado de cualificación de nuestros profesionales y la especialización en el campo tecnológico”. Pero también en la apuesta por la diversificación, la creación de nuevas líneas de negocio y el aumento de su presencia en el mercado internacional.

Después de mucho trabajo, la empresa que fundó Jaime hace ya más de cuatro décadas, hoy tiene presencia en zonas de interés estratégico como Latinoamérica, Centroamérica o el Norte de África. Sus capacidades tecnológicas y, evidentemente, su experiencia acumulada han permitido la expansión y crecimiento del Grupo, “que no se ha visto especialmente afectado por la crisis nacional e internacional de los últimos años”. De hecho, hoy por hoy la empresa está inmersa en un plan estratégico de internacionalización con el que pretende dar un nuevo salto cuantitativo y cualitativo y ampliar su presencia en los mercados exteriores.

El emprendedor de éxito nos confiesa su mayor hito en 2014: la apertura de una nueva delegación en Lima (Perú), que ha supuesto su segunda implantación en un país fuera de España, tras Lisboa. “Actualmente estamos estudiando la posibilidad de abrir nuevas oficinas en otros países del extranjero, con el foco puesto en el continente americano, tanto en el Norte como en el Sur”, revela Jaime.

Pero el logro de la 'victoria' no fue fácil. Como los emprendedores que hoy se aventuran, ya a principios de los 70’ la mayor dificultad era conseguir financiación para poner en marcha el proyecto. “Al final se pudo lograr a través de una entidad bancaria privada”, declara el presidente. Hoy, a 2015, el Grupo Álava Ingenieros cuenta con una plantilla de más de 150 empleados y sus ventas se sitúan en torno a los 34 millones de euros. Datos positivos que lo hacen merecedor de referirnos a él como "un emprendedor ejemplar".

Historias como esta confirman que sí se puede; sí se puede poner en marcha un negocio y sacarlo adelante con confíanza y esfuerzo. ¿El secreto? Invertir en innovación, aprovechar las oportunidades de negocio y apostar por la internacionalización.

El Grupo Álava Ingenieros tiene claro como seguir crecimiento en el sector tecnológico. Jaime álava nos cuenta que apostarán por el trabajo en "áreas como Seguridad y Defensa, Nanotecnología, Fotónica, Visión artificial e Imagen, así como en el ámbito Aeroespacial los sistemas de ensayo, la aviónica y electrónica, y los sistemas y soluciones vinculados a los aviones no tripulados (UAV/RPA), cuyas aplicaciones comerciales presentan un gran futuro y están en plena ebullición”.

Todo un ejemplo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com