17 de julio de 2019, 18:18:54
Nacional


PP y UPyD presionan a Posada para que sancione al diputado de Amaiur que rompió una Constitución

> Sabino Cuadra rechaza pedir disculpas por la "expresión gráfica" de su posición

Por Diariocrítico/Agencias

El diputado navarro de Amaiur, Sabino Cuadra desató la polémica este miércoles cuando finalizó su intervención en el debate de la reforma del Tribunal Constitucional arrancando las hojas de la Constitución Española en las que figuran los artículos relativos a la unidad indisoluble del Estado. Cuadra, ataviado con una camiseta estampada con una enorme bandera independentista catalana, proclamó "la solución es que esto y esto desaparezca", al tiempo que arrancaba varias hojas de la Carta Magna. Este gesto, censurado por el presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, provocó las críticas del Partido Popular y UPyD, que además de mostrar su rechazo en redes sociales, han enviado una carta a Posada en la que solicitan que el diputado de Amaiur sea suspendido de empleo y sueldo. Posada, presionado, ha anunciado que va a solicitar un informe a los Servicios Jurídicos de la Cámara antes de que la Mesa de la institución adopte cualquier decisión sobre la posible aplicación de sanciones.


En una carta dirigida a Posada, el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, señala que la actuación de Cuadra es una "inaceptable ofensa" a la democracia y un "claro ultraje a la Constitución", y no cabe disculparse alegando que fue una muestra de libertad de expresión, que es el argumento empleado por Amaiur.

Hernando va más allá y recuerda al presidente de la Cámara que "el Reglamento prevé respuestas ante la ignominia" protagonizada por Sabino Cuadra y apunta directamente el artículo 106, que es el que permite suspender a un diputado por plazo de hasta un mes, sanción que la Mesa puede ampliar o agravar.

En nombre del PP, Hernando solicita que la Mesa del Congreso, previo informe de los servicios jurídicos, examen los hechos y, conforme a ese artículo, "adopte las medidas oportunas para que este tipo de ofensas no puedan volver a reiterarse en el recinto parlamentario".

Aunque Posada quiso dar por saldado el incidente, UPyD también le ha enviado una carta exigiendo que el diputado de Amaiur sea suspendido de empleo y sueldo, y también el PSOE ha pedido estudiar medidas en la próxima reunión de la Junta de Portavoces.

Ante las presiones de UPyD y de su propio partido, Posada ha anunciado que va a solicitar un informe a los Servicios Jurídicos de la Cámara antes de que la Mesa de la institución adopte cualquier decisión sobre la posible aplicación de sanciones al diputado Sabino Cuadra.

Posada ha rehusado avanzar qué sanciones podrían imponerse a Cuadra insistiendo en que son los Servicios Jurídicos los que deben determinar qué margen hay para castigar su comportamiento, pero sí ha subrayado que la decisión la adoptará la Mesa del Congreso y se ha mostrado convencido de que lo hará de forma "unánime".

En el órgano de gobierno de la Cámara, que tiene prevista su próxima reunión para el próximo jueves, sólo están representados en este momento el PP y el PSOE, puesto que desde el pasado mes de junio está vacante la plaza que dejó el diputado de Convergéncia (CDC), Jordi Jané.

Aunque no ha querido anticipar qué sanciones podrían impulsarse contra Cuadra, Posada ya ha mostrado su oposición a emprender acciones legales contra él, como ha propuesto UPyD. "No soy partidario de llevarlo a la Fiscalía; creo que lo que se dice en estos muros pertenece al Legislativo", ha dicho.

Además, ha aprovechado su comparecencia ante los medios para enfatizar que tras el incidente, una vez finalizó el debate sobre la reforma exprés del Tribunal Constitucional en el que intervino Cuadra, él tomo la palabra para reprenderle.

"Quiero que quede claro que ayer censuré gravemente esa actitud inadmisible y censurable", ha remarcado, añadiendo que ya le advirtió de que había "contravenido el artículo 103.1 del Reglamento", que permite llamar al orden a quien profiera conceptos ofensivos al decoro de la Cámara, sus miembros o las instituciones del Estado.

Preguntado por qué no apercibió a Cuadra mientras rompía la Carta Magna, Posada ha explicado que no lo hizo porque fue el final de su intervención y después de ese gesto abandonó la tribuna. "Le iba a decir que le llamaría al orden, pero continué (con el debate) porque se iba y para no influir en el debate", ha comentado, reconociendo, no obstante que después "reflexionó" y quiso censurar su actuación dejando claro que "no era adecuada".

El presidente ha admitido que tuvo "en cuenta" la opinión de algunos diputados, pero que no reprendió a Cuadra "por eso" y que, en cualquier caso, estaba claro sólo con ver las caras de algunos parlamentarios su desacuerdo con la actitud del diputado de Amaiur.

Además, Posada ha hecho hincapié en que él ha "defendido siempre la libertad de la tribuna" donde se puede defender "cualquier teoría e idea de cualquier tipo". "He intervenido cuando se ofende a una persona o un grupo de personas determinado y creo que el gesto de Cuadra es ofensivo. En la tribuna se puede decir, naturalmente, que no es partidario de la Constitución, pero no hacer un gesto que ofende a muchos de los que estaban allí y de los que lo vieron por televisión", ha explicado.

Sabino Cuadra: "¿Disculpas? Por supuesto que no."

El diputado de Amaiur por Navarra, Sabino Cuadra, ha explicado que arrancó dos hojas de la Constitución como "una expresión gráfica" de su posición contraria a los artículos de la Carta Magna que hacen referencia a la unidad indisoluble de España, por lo que ha rechazado pedir disculpas por su actuación. "¿Disculpas? Por supuesto que no. En modo alguno", ha zanjado.

El revuelo que este gesto ha levantado, con el PP, el PSOE y UPyD pidiendo medidas contra Cuadra, ha 'obligado' al parlamentario abertzale a dar una rueda de prensa en la que ha justificado proceder en "el ejercicio de su libertad de expresión" durante el debate sobre la reforma exprés del Tribunal Constitucional, .

Cuadra ha dicho que rompió dos hojas de la Constitución para expresar de una manera "gráfica" el rechazo de Amaiur a los artículos que hacen referencia a la soberanía única y exclusiva del pueblo español y a la unidad indisoluble e indivisible del Estado. "Entendemos que es un uso normal de la libertad de expresión", ha apuntado, insistiendo en lo que explicó este mismo miércoles al presidente del Congreso, Jesús Posada, cuando éste le estaba reprendiendo por su actuación.

De hecho, para apoyar su tesis, ha apuntado que en la misma sesión plenaria se escucharon en el hemiciclo palabras "muy fuertes" por parte de todos los grupos parlamentarios no sólo en el debate de Presupuestos sino también y sobre todo en el de la reforma del TC impulsada por el PP.

Es por todo ello por lo que el diputado navarro ha querido dejar claro que no piensa pedir disculpas por una actuación contra la que algunos partidos como el PP, el PSOE y UPyD están pidiendo que se actúe. "Por supuesto que no", ha sentenciado. Cuadra ha destacado que a lo largo de estos cuatro años de legislatura Amaiur ha recibido "constantes" expresiones en su contra por parte de diversos grupos, tachándoles de "testaferros de ETA" o de ser "la marca blanca" de la organización terrorista y, sin embargo, en esos casos nadie les haya llamado al orden.

El parlamentario abertzale cree detrás de las protestas de los partidos citados por su actuación hay una maniobra "puramente electoral". A su juicio, pareciera que el PP y el PSOE están "compitiendo" para ver quién es más duro contra Amaiur. "Es penoso", ha dicho.

En concreto, preguntado sobre la petición de UPyD al presidente del Congreso para que se le suspenda de empleo y sueldo en lo queda de legislatura, Cuadra ha respondido que es una "locura" y que si tanto la formación magenta como la propia Mesa del Congreso se plantease esa opción se expondría, en su opinión, a "un ridículo espantoso".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com