18 de enero de 2020, 18:47:52
Emprendedores 2020

Inteligencia Divergente


Superdotación y altas capacidades


Los fundadores de Inteligencia Divergente, Alfonso J. Insua y Francisco Lorenzo, vuelven tras el verano con un nuevo artículo. Su ponencia el pasado 19 de septiembre en el TEDxGaliciaU sobre capacidad intelectual y esfuerzo es el punto neuronal de esta crónica.


El pasado sábado 19 de septiembre dimos en el TEDxGaliciaU una charla sobre superdotación y altas capacidades. La acogida fue espectacular, el ambiente increíble y mucha gente salió haciéndonos preguntas y queriendo saber más sobre el tema.

Como comentaba Alfonso J. Insua desde el punto de vista del hemisferio izquierdo, se desconocen muchos datos acerca de la superdotación y las altas capacidades. Por ejemplo, que el 2% de la población se considera superdotada o que Galicia es considerada un punto de referencia estatal en el estudio de las altas capacidades.

Por su parte, Francisco Lorenzo ofreció, desde el punto de vista del hemisferio derecho, un enfoque más distendido basado en su experiencia como persona con superdotación e integrante de la organización internacional Mensa. Con este enfoque, desterró mitos como que las personas superdotadas obtienen calificaciones más altas en los estudios o que son menos emocionales que el resto del mundo.

Sin embargo, el mensaje común a ambos hemisferios es el mismo: lo que determina tu éxito es tu esfuerzo, no la superdotación. Explicándolo de forma sencilla, las personas superdotadas tienen un cerebro ligeramente distinto física y/o químicamente. Por ejemplo, el cerebro de Einstein tenía un surco incompleto y se cree que esta diferencia física le dio una mayor capacidad de conexión rápida entre neuronas. Eso sí, Einstein tuvo que trabajar muy duro para conseguir todo lo que consiguió.

Un símil que lo hace más fácil de entender: el cerebro de una persona superdotada es como un motor muy potente de coche. Este motor tan potente permite a las personas superdotadas arrancar y correr con un menor gasto de combustible, pero eso no significa que una persona que no sea superdotada no pueda conseguir los mismos resultados, o incluso otros mejores, que una persona que sí lo es. Recuerda que todos los coches pueden arrancar y correr y, aunque algunos consuman más combustible que el resto, pueden llegar más lejos si no dejan de caminar.

Dicho de otra forma: una persona no superdotada que se esfuerza llegará mucho más lejos que una persona superdotada que no se esfuerza. Como dijo Edison, el genio de verdad es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración.

Por tanto, la conclusión es sencilla: independientemente de que tengas superdotación intelectual o no, si quieres cumplir un sueño el esfuerzo es imprescindible.

Alfonso J. Insua y Francisco Lorenzo, fundadores de Inteligencia Divergente

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com