12 de diciembre de 2019, 14:55:36
Crónica rosa


Todas las rupturas sentimentales de los famosos de este verano

Por Diariocrítico/EP


En la crónica rosa, el verano de 2015 será recordado como el de las rupturas. Tanto en casa como al otro lado del charco, los famosos se han empeñado con cumplir con los datos del Consejo General del Poder Judicial del año pasado, en los que se produjo un aumento considerable de las separaciones y los divorcios.

Según datos del primer trimestre de este año, esas cifras han aumentado un 6,9%, la más alta desde el año 2007. Y viendo el papel couché no hace falta que nos juren la crisis existencial que debe estar atravesando Cupido, cuyas flechas de amor no dan últimamente en la diana.

Si empezamos por casa, hay un divorcio que cuando se cumpla, se convertirá en uno de excelencia: el de Mario Vargas Llosa y su exmujer Patricia. Aunque el Nobel es peruano, su ruptura y posterior noviazgo con Isabel Preysler se perpetró en Madrid, donde la pareja establece su centro de operaciones. Incluso nos hemos enterado de la mudanza que ha hecho el escritor a la casa que la celebridad tiene en la capital, después de varios rumores que apuntaban al inicio de una nueva vida en Nueva York, descartada por completo para la viuda de Miguel Boyer.

Unos días después del notición del año, Nieves Álvarez ponía fin a sus 13 años de matrimonio junto al fotógrafo italiano Marco Severini. Un divorcio que venía palpándose desde hacía meses en el entorno más cercano de la top model y que han decidido llevar de manera amistosa por el bien de sus tres hijos en común. Fuentes cercanas a la pareja confirmaban la ausencia de terceras personas en discordia y ponían el acento en una fuerte crisis de pareja que no habían sido capaces de encauzar.

A finales del mes de agosto se acababa también el apasionado romance entre David Bisbal y Eugenia Suárez 'La China'. Poco le duró al almeriense este amor, que apuntaba maneras de afianzarse, pero la distancia entre ambos -ella vive en Argentina- y la apretada agenda profesional provocó el distanciamiento. Se siguen queriendo y admirando mutuamente a pesar de los rumores que apuntaron a una infidelidad del coach de La Voz, que desmintió rauda y veloz la actriz.

Sin embargo, donde los abogados matrimoniales no dan abasto es en la meca del cine, donde desde el pasado mes de junio se han ido sucediendo y multiplicando hasta el infinito y más allá las desavenencias matrimoniales. El estío arrancaba con la sonada separación de Ben Affleck y Jennifer Garner, que tres meses después acuden a terapia para sobrellevar una ruptura que no está siendo fácil ni para ellos ni para sus tres hijos. Hace pocos les veíamos salir de la consulta de un terapeuta especializado en conflictos de pareja, una muestra más del esfuerzo que están llevando a cabo el oscarizado guionista y director y la actriz de 43 años.

A partir de este anuncio, el fenómeno del mimetismo ha hecho de las suyas. Megan Fox y Brian Austin Green ponían punto final a su historia de amor después de 11 años juntos y dos hijos en común. La protagonista de Transformers atraviesa un momento dulce profesional y quiere aprovecharlo, algo que no gustó mucho al protagonista de Sensación de vivir, que deseaba tener a su mujercita más tiempo en casa. Al final, el jarro se rompió y ahora será la intérprete de 29 la que tendrá que pasar una pensión a su marido, al que Hollywood dio la espalda hace mucho tiempo.

Mediática fue la separación de Kourtney Kardashian del padre de sus tres hijos. Scott Disick, al que le precede la fama de fiestero y adicto al alcohol. El hombre sin oficio fue fotografiado el pasado julio en la costa francesa junto a su exnovia, Chloe Bartoli, disfrutando de unas vacaciones en Montecarlo. El clan televisivo hizo piña alrededor de la hija mayor de Kris Jenner, que le puso las maletas en la puerta de su casa.

Blake Shelton y Miranda Lambert finiquitaban su matrimonio después de cuatro años juntos. "Este no es el futuro que imaginamos, y es que nos movemos por separado. Somos personas reales, con vidas reales, con las familias, amigos y colegas reales. Por lo tanto, pedimos privacidad y compasión en relación a este asunto tan personal", explicaba la pareja en un comunicado oficial. Por lo poco que ha trascendido de esta historia, que ha conmovido a medio Estados Unidos, para Miranda ha sido un verano muy difícil y ha estado apartada de toda actividad pública.

También fue complicado el mes de agosto para Gwen Stefani y Gavin Rossdale, una de las parejas musicales más estables tras 13 años de vida compartida. La cantante de No Doubt hacía el anuncio a través de un comunicado a los medios, en el que confirmaba el final como pareja por diferencias irreconciliables, pero su continuidad como amigos y padres comprometidos con sus tres hijos, cuya custodia será compartida.

Por esas fechas, Zayn Malik, que acababa de anunciar su marcha de One Direction para tristeza de sus millones de fans, llamaba por teléfono a Perrie Edwards para terminar su noviazgo, y, por prolongación, su compromiso. Las alertas saltaban ayer cuando el joven cantante colgó una foto en Instagram junto a una rubia a la que parece querer dar un beso. Algunos medios aseguran que se trata de la nueva pareja del cantante, la joven actriz Gage Golightly, a la que conoció en una de las muchas fiestas a las que es invitado desde que ha trasladado su residencia a Los Ángeles. El parecido físico con su ex, la cantante de Little Mix, es muy llamativo.

También se le rompió el amor de tanto usarlo por enésima vez a Britney Spears. La cantante, que atraviesa un momento dulce en lo profesional gracias al éxito de su residencia en Las Vegas, podía fin a su noviazgo con el productor Charlie Ebersol. El papá de la estrella ha hecho público el deseo de que su hija pase un tiempo soltera, sin hombres a la vista, para centrarse en su carrera y en sus hijos. El miedo lógico de un padre que teme que su hija vuelva a caer en la espiral de autodestrucción que le produjo su separación de Kevin Federline en 2007.

El mes de septiembre las rupturas han estado a la orden del día. Jon Hamm, el protagonista de Mad Men, hacía oficial su divorcio de Jennifer Westfeld, con la que había compartido 18 años. El actor, premiado hace una semana con un Emmy como mejor actor, entraba en rehabilitación a principios de verano y parece haber querido empezar de cero en todos los sentidos. Eso sí, no se olvidó de su ex en el discurso de agradecimiento por el galardón televisivo. ¡Qué detalle!

Nos sorprendía también hace poco más de una semana la noticia del divorcio de la veterana Glenn Close y del empresario David Shaw después de nueve años de felicidad. Con este son tres las separaciones que ha vivido la protagonista de Atracción fatal. Con 68 años, Glenn trasladará su residencia a Nueva York, mientras que el ex director de Idexx Laboratories se quedará con la casa familiar que compartían en Maine.

Las últimas en sumarse a esta larga lista de corazones rotos son Rebel Wilson y Gina Rodríguez, dos de las actrices más solicitadas en Hollywood. La australiana ponía fin a su noviazgo de pocos meses con el cómico Mickey Gooch y eso que les vimos súper acaramelados en su visita a Ibiza a principios del verano. También breve ha sido el romance de la ganadora de un Globo de Oro por la comedia Jane The Virgin y Henri Esteve, protagonista de Revenge, que comunicaban a los medios su separación tras un año juntos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com