27 de noviembre de 2021, 19:40:57
Castilla-La Mancha


¿Es lógico tanto descontento en Occidente y en Iberia?

Por JMM Caminero


No podemos negar los problemas graves existentes, en Occidente, y en particular en cada territorio occidental. Pero nos preguntamos si se está exagerando el descontento, la angustia, el sufrimiento. No podemos negar la enorme crisis económica y otras crisis.
Pero la cuestión es si se está incentivando e hipervalorando el malestar, el descontento, la angustia y todo lo malo de todos los males y no se predica todo lo bueno…
Nos preguntamos si hay intereses por parte de sectores sociales e ideológicos de incentivar todo lo negativo y no ver, no ver nada de lo positivo, lo bueno, las alegrías… No solo hay corrupción en una sociedad, sino grandes esplendores y bellezas y beneficios…
1. Si observamos con detenimiento, hace cien años o setenta años la media de vida de la población era diez o veinte años menor que la actual.
2. Si recordamos de lo que nos han contado abuelas y bisabuelas, era raro la familia que no había perdido un hijo o dos de cinco en una edad infantil.
3. Si miramos las cifras oficiales de salarios, de bienes materiales que disponían hace tres generaciones comparado con lo que actual dispone de término medio una población.
4. Si tenemos en cuenta el sistema de salud, existente en Europa, especialmente en la Península Ibérica hace setenta o cien años, es decir, tres o cuatro generaciones comparado con el actual.
5. Valorar el grado de carencias de hace cien años, por ejemplo, el famoso viaje a las Hurdes, Marañón y Alfonso XIII, que yo sepa no hay en ningún territorio una situación parecida a esa de los años veinte…
6. Si tenemos en cuenta los niveles de alfabetización y de educación de la población, y en tanto por ciento, de hace siete o diez décadas comparado con el actual. La proporción de alfabetización, de personas con secundaria, de personas con licenciaturas o grados, de ahora o de hace ochenta años…
7. Si tenemos en cuenta el número de carreteras, autovías de ahora, con los mismos parámetros hace quince lustros o veinte lustros. El número de vehículos de aviones, de barcos...
8. El tiempo de ocio, que en general, cada individuo dispone hoy y el que tenía su bisabuelo hace cien años. El tiempo libre, dedicado a descansar, formarse, estar con su familia.
9. Las vacaciones y otros derechos sociales, de hoy con el tiempo anterior a la primera guerra mundial. Aquí en Celtiberia como en cualquier lugar de Europa. Los derechos individuales y derechos sociales y derechos de todo tipo de hoy comparados con los reales de hace veinte lustros… Si comparásemos con hace seis u ocho generaciones el cambio es brutal. Es decir, ahora estaríamos casi en un paraíso comparado con hace doscientos años, en tiempos de las guerras napoleónicas y de la Revolución Francesa. Hoy cualquier persona de la clase media, incluso la clase media baja vive mucho mejor que un noble de hace dos siglos, incluso mejor que un rey de hace cinco siglos de Europa…
10. Y en cambio de la profunda crisis moral y ética y de valores racionales y adecuados que so si sufrimos y en eso si estamos mal, por no decir peor. De esto que es una verdadera crisis que acompaña casi todo. De esto no se habla. Y la moralidad y la ética adecuada es el verdadero cemento que une la sociedad, los diversos entes y la multitud de individuos… Por no hablar de la crisis espiritual y metafísica…
11. Podríamos analizar cientos de variables, cientos de factores, cientos de cuestiones… No negamos que haya que mejorar muchos elementos, no negamos que existen aún verdaderas injusticias, no negamos que la crisis actual está derrumbando familias enteras, no negamos los sufrimientos… pero tampoco podemos negar la realidad, lo evidente…
Jamás se ha vivido en Europa, y jamás en la Piel de Toro como en estos últimos treinta años… Por lo tanto, no negamos lo que se debe mejorar, no negamos los problemas coyunturales y estructurales de una sociedad y de sus sistemas de organización en todos los parámetros, pero no podemos negar el grado de desarrollo y de cambio que se han dado si comparamos el año 1900 con el año 2000.
Es decir, estos cien años… Incluso en la actual crisis, no podemos compararla con la situación de cómo vivían las personas, la mayoría de hace cien años… Tampoco negamos que haya personas y familias, que ahora vivan peor, en muchos parámetros que hace treinta años, por los movimientos económicos, y por mucho que se han esforzado y trabajado y estudiado han bajado sus niveles de renta y de calidad de vida.
Un ejemplo simple, una persona está diez días en un hospital, sale de él, y le han curado, le han practicado una cirugía, ha estado en urgencias, en una cama de hospitalización. El gasto ha sido de varios miles de euros, si no de varias docenas de miles según lo que le hayan hecho. Y además se ha curado. Pero pocas personas serán agradecidas, con lo que sus impuestos y los de millones han conseguido. Y menos aún compararlo con que hace setenta años por lo mismo su bisabuelo habría fallecido. Por no poner el ejemplo de alguien que termina la universidad o la secundaria, y docenas y docenas de campos existentes…
12. La cuestión y la pregunta es simple y llana, ¿se están exagerando los parámetros negativos para obtener beneficios, confesables e inconfensables por parte de determinadas ideologías, grupos, poderes…? ¿Se está azuzando y enervando a la población, indicando que todos los parámetros y variables parecen negativos, y se están obscureciendo, olvidando, escondiendo los cientos de parámetros que son positivos y mucho mejores que hace tres o cuatro generaciones…? ¿Nos están llevando en definitiva, determinadas ideologías y grupos y poderes a que pensemos que todo es malo y pernicioso y negativo, y además está así hecho y fabricado y construido con mala voluntad, por personas que son pérfidas, negativistas, egoístas, egolátricas, con intereses ocultos…?
¿En definitiva estamos viendo solo que la habitación es obscura y negra, y no estamos percibiendo que la casa tiene otras diez o doce habitaciones más que son claras, radiantes de luz con un patio y una piscina…? ¿Porque no todo es corrupción, ni todo es crisis económica, de ambas cosas desde luego hay que solucionarlas lo antes posible, pero no olvidemos que trece o catorce millones de personas salen todos los días de sus casas a trabajar, y yo creo que la mayoría lo hacen lo mejor posible, por el bien propio y el bien de la sociedad…? No es lo mismo tener de temperatura 30º que tener 45º, que tener 38º…
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com