29 de noviembre de 2020, 20:54:10
Opinión


Sánchez o el milagro más difícil de la Navidad

Por Vicente Mateu


Los barones del PSOE lo veían venir pero conservaban un mínimo de esperanza. Tras la encuesta de hoy, un escalofrío recorre la columna vertebral del partido socialista porque la pérdida del segundo puesto es una posibilidad real, demasiado real, salvo milagro navideño, que dejaría a Pedro Sánchez sin opciones y desataría un nuevo cataclismo interno. Como mínimo ya saben que el camino de La Moncloa depende no sólo de que Albert Rivera decida a quién apoya y, si es al PP, si votará a Mariano Rajoy, sino de sumar hasta los leones del Congreso para recorrerlo. El ‘universo Podemos’ recibe, por su parte, una nueva cura de humildad, salvo en Barcelona, por cierto, donde sería la fuerza más votada. Un laberinto en definitiva, con un 40%, aproximadamente, de españoles que aún no han decidido el sentido de su papeleta.

Pedro Sánchez podrá alegar que el trabajo de campo del CIS corresponde a la primera quincena de noviembre, con Ciudadanos aún en la cresta de la ola mediática, pero la primera gran encuesta preelectoral arroja un panorama desolador. No sólo los barones están preocupados: Eduardo Madina, por ejemplo, séptimo por Madrid, se quedaría sin escaño, mientras que Irene Lozano, cuarta, lo tiene prácticamente garantizado y Zaida Cantero casi. Esta comunidad es una sangría de votos para el PSOE, relegada a la cuarta fuerza más votada.

Lo cierto es que o mejoran mucho las perspectivas electorales para los candidatos socialistas, o la noche del 20D va a ser de auténtico infarto dado el empate virtual con Ciudadanos. Podemos, por su parte, tampoco facilita las cosas con sus 45 escaños repartidos entre una amalgama de partidos –Mareas, En Comú, etc.- que no tienen por qué tener intereses comunes. No sólo no es suficiente sino que puede ser una pesadilla cuando llegue el momento de negociar. Como las CUP con Junts, pero a lo bestia.

En el PP tampoco han saltado de alegría. Sus ‘trackings’ diarios les dan en torno a 140 escaños, según fuentes de Génova. La horquilla de 120-128 diputados que les da el CIS es una frontera peligrosa entre el éxito y el fracaso que les dejaría demasiado al albur del paso que quiera marcar Ciudadanos. Si PSOE y Podemos sumaran más, sí se encenderían las alarmas. La aritmética, de momento, les favorece.

La pregunta del día, pues, es si Albert Rivera –el líder mejor valorado en su primera inclusión en este apartado de las encuestas del CIS- apoyará la investidura de Mariano Rajoy. En Cuatro ha afirmado que el candidato del PP “no es el hombre que necesita España”. Es más, recalcó que no va a apoyar “ni a Sánchez ni Rajoy”. Lo que quiere es que ahora ambos se pronuncien sobre si apoyarían a un Gobierno de Ciudadanos.

¿Es un mensaje para construir una gran coalición? Ya todo es posible.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com