15 de noviembre de 2019, 12:25:17
Deportes


Vidas opuestas en Champions League


Tras el sorprendente empate en Mestalla, Valencia y Barcelona encaran su último partido de la primera fase de la Champions League de forma muy distinta. Mientras los de Luis Enrique ya tienen los deberes hechos, los valencianos se juegan la vida ante el Olympique de Lyon, y tendrán un ojo puesto en Bélgica esperando la derrota del Gent.


La era Gary Neville arranca este miércoles en Mestalla con el vital partido del Valencia ante el Olympique de Lyon. Después de las buenas sensaciones que dejó el equipo con el empate contra el Barcelona y con Voro en el banquillo, el conjunto ché encara esta final particular con el debut del nuevo técnico. Con el período de Nuno ya finalizado, las aguas parecen estar más calmadas en la capital del Turia, ya que el entrenador era el enemigo público de la afición. En lo deportivo, el equipo tiene muchas bajas, aunque si bien es cierto hay alguna novedad con respecto al encuentro del sábado. La primera duda es en la portería, entre Ryan y Jaume Domènech, aunque todo apunta a que el joven valenciano será el elegido. En defensa, Vezo está sancionado tras ver una roja en Rusia hace quince días, así que Cancelo volvería a la titularidad. En el medio del campo, regresa Javi Fuego, y sería de extrañar que no fuera titular. En ataque la duda es si el argelino Soufian Feghouli llega al partido, aunque tras la buena actuación de Santi Mina ante el Barça, el gallego se ha ganado la oportunidad de acompañar a Alcácer en esta final.

Debut Complicado para Gary Neville

El nuevo e inexperto entrenador del Valencia deberá estrenarse con un papel muy complicado, aunque la victoria ché tiene una cuota más favorable*. Más que por el rival, que no se juega nada, por las opciones de pasar a octavos de final de la Liga de Campeones. Neville necesita que su equipo gane al conjunto francés, y que el Gent no haga lo mismo en su cas ante el Zenit de San Petersburgo. Si bien es cierto que el equipo ruso ha dejado claro que viaja a Bélgica con la intención de hacer el pleno de victorias, hay que tener en cuenta que la motivación e intensidad del conjunto belga será total. El empate entre Gent y Zenit también le vale a un Valencia, que no se puede permitir no ganar un encuentro como este. Otro factor complicado para Gary Neville es el idioma. Él no habla nada de español, y en el equipo no hay muchos jugadores que dominen el inglés, por lo que la figura del traductor será vital. Peter Lim ha querido apostar por un entrenador con experiencia en Champions League como jugador, pese a todas estas dificultades que se presentan. Veremos cual termina siendo el resultado.

Un Barcelona sin presiones y con el Mundialito en el horizonte

Por su parte, el Barça se desplaza hasta Leverkusen sin nada que jugarse más allá del prestigio y el dinero que reparte la UEFA por ganar partidos en Europa. Con Piqué e Iniesta descansando en en la ciudad Condal, se espera que Luis Enrique deje en el banquillo a jugadores vitales como Sergio Busquets, Neymar o Luis Suárez. Quién sí jugará será Leo Messi, que necesita acumular minutos tras su lesión que le ha tenido apartado de los terrenos de juego 2 meses. Oportunidad de oro para Munir i/o Sandro, que se sacaron la espinita en Copa con sus goles. Enfrente, el Bayer Leverkusen necesita la victoria para asegurarse como mínimo la Europa League, y luego que la Roma no venza al BATE Borisov en el Olímpico, cosa que es complicada pero no imposible viendo la irregularidad del equipo romano. Chicharito Hernández es la estrella del Bayer, que no obstante está sufriendo mucho en sus últimos partidos. La duda está hasta que punto decide el Barcelona tomarse en serio el partido.

*Fuente: Wincomparator

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com