31 de octubre de 2020, 15:24:01
Ocio


Galeón San José, la lucha por un tesoro de 300 años

Por Álvaro Abellán Gil

Ni las naves militares San Joaquín y Santa Cruz, ni las 14 naves restantes, fueron suficientes para hacer frente al ataque de los ingleses contra el galeón español San José. 307 años después de su hundimiento, Colombia halla sus restos y despierta la curiosidad sobre el supuesto “ingente” tesoro que guarda. Comienza ahora una guerra legal entre España y Colombia por la propiedad del patrimonio.


El Galeón San José es, quizás, el barco más importante de la flota española jamás hallado. No por la grandeza de su construcción o por la violencia del ataque que sufrió por parte de los ingleses, sino por el enorme tesoro que los expertos dicen reposa en él. El galeón fue construido por el donostiarra Pedro de Aróstegui en 1698 en el astillero de Mapil, en Usurbil, cerca de San Sebastián.

No fue hasta 1706, en plena Guerra de la Independencia en España, cuando partió San José hacia los dominios españoles en el continente americano. Entonces el monopolio del comercio con las indias residía en el puerto de Cádiz y el galeón debía partir desde allí, y así lo hizo el 10 de marzo de ese año. Felipe V apenas llevaba 5 años de reinado en España y la recién fundada Gran Bretaña pisaba los talones del imperio cada vez que podía para lograr desestabilizarlo. La alianza antibornónica no iba a dejar que el pujante imperio inglés se rodeara de borbones por todos lados y que se convirtieran en un problemapara su sustento.

Felipe V era consciente deque España sumida en una guerra civil entre sus defensores y sus detractores, y un imperio marítimo inglés cada vez más fuerte, necesitaba derefuerzos para acompañar al galeón San José, que debía traer de Cartagena de indias oro, plata y piedras preciosas, entre otras cosas. Decidió entonces enviar 26 naves más paraque escoltaran al galeón.

Partió de Cádiz un 10 de marzo de 1706 y, aunque su vuelta era muy ansiada por la situación de la corona y la guerra, nunca volvió. El galeón tenía una parada prevista en su ruta: Portobelo, dentro del Virreinato español de Perú. Lo que hace tan importante a este barco es lo que en él se guardaba. La leyenda cuenta que transportaba cerca de 200 toneladas de cargamento, entre el que se encontrarían monedas de oro, plata y piedras preciosas que cargó en Portobelo. Su destino final antes de partir de vuelta a España era Cartagena (Colombia), pero las dificultades y la presión de los ingleses hizo demorar la salida hasta dos años después.

Era la crónica de una muerte anunciada, el peligro era bien conocido. Los 600 tripulantes a bordo de San José no veían la conveniencia de partir en aquellos momentos de auge de la Guerra de Sucesión, pero el capitán Fernández de Santillán se lanzó a la aventura. Había que llegar a Cartagena y volver a España ahora que el general Abraham Duquesne había ofrecido ayuda para su regreso. 16 naves militares se lanzaron a navegar con San José hasta Cartagena, entre las que se encontraban las más destacadas San Joaquín y Santa Cruz. Pero de nada sirvió. A 30 millas del destino, los navíos ingleses Kingston y Expedition abrieron fuego contra la defensa del galeón. Sin embargo, el ataque frustró la intención de los ingleses. Una explosión en el galeón lo precipitó hacia el fondo del océano y con él, su tesoro.

Batalla legal

Ahora el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el pasado viernes 4 el hallazgo del galeón español, aunque sin precisar el lugar. El mandatario colombiano trata de decir lo justo para evitar que España se le eche encima en la reclamación de la propiedad del tesoro. Santos teme que el derecho internacional dé la razón al gobierno español si éste reclama, ya que existe el antecedente del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, hundido en 1804. El Supremo estadounidense falló a favor de España y la empresa que halló el tesoro, Odissey, tuvo que entregar el patrimonio que ahora se exhibe en Madrid y Cartagena, Murcia.

La expectación que genera ahora el San José es aún mayor, pues el tesoro que puede contener es hasta un siglo más antiguo que el hallado en 2007 por la empresa estadounidense. Santos ha mostrado su interés enexponer el tesoro en un nuevo museo de Cartagena, Colombia. Sin embargo, se enfrentará con toda probabilidad a la reclamación del tesoro por parte del Gobierno español. Una reclamación que, en el caso del tesoro de las Mercedes, acarreó una serie de problemas: Odissey ocultó parte de las monedas de plata en Gibraltar y obstruyó el proceso de entrega a las autoridades españolas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com