31 de mayo de 2020, 11:07:13
Entrevistas


Rosendo: "Seguimos muy 'envenenaos' pero confío en que ahora que hay elecciones pase algo"

> "El gran problema para las nuevas bandas es la enorme devaluación que ha tenido la música"
> "No sé dar consejos, tampoco me ha gustado que me los dieran a mí"

Por Sergio Ariza Lázaro

Rosendo Mercado es uno de los dos o tres nombres más importantes del rock español. Con una carrera de más de cuarenta años, ya sea con Leño o en solitario, y más de veinte discos, vive ahora uno de los mejores momentos de su carrera como atestigua su último disco de estudio, 'Vergüenza torera', y el doble directo que sacó tras reventar Las Ventas el año pasado. El próximo martes actúa junto a Última Experiencia en el Palacio de los Deportes de Madrid.


El 22 de diciembre te has propuesto llenar el Palacio de los Deportes por segunda vez (aunque en su versión reducida) en menos de un año. Eso en los tiempos que corren es casi como que te toque el gordo de la lotería. ¿Por qué crees que sigues teniendo ese público tan fiel?

Yo estoy alucinado también. Hombre, el llevar mucho tiempo ayuda y, también, nunca haber tenido un éxito muy importante, porque ya sabes que cuando tocas techo luego toca bajar. Yo creo que me he mantenido en una línea razonable, con muchos altibajos pero nunca mucha distancia entre los picos y los valles.

Es curioso, porque a nivel internacional también son los grandes grupos de rock del pasado los que llenan los grandes recintos, Stones, AC/DC, U2... Pero tampoco sale ningún grupo con este poder de convocatoria desde hace tiempo. ¿Crees que es porque no hay nada mejor o porque el público de rock solo quiere ver a sus artistas favoritos y no probar cosas nuevas?

Pues quiero pensar que todavía hay cosas interesantes y además me duele que se nos haga mucho caso a los clásicos ya o, si lo prefieres, a los antiguos y viejos y no se le presea demasiada atención a la gente joven. Estoy convencido de que a nivel técnico estamos más que superados. Yo veo chavales tocar la guitarra que digo “madre mía, me gustaría tocar alguna vez así en mi vida” pero en mi caso no lo sé porque mi caso tampoco es muy habitual, siempre he estado un poco por detrás, ha habido grupos en nuestra onda que han funcionado mucho mejor y han vendido mucho más. Y yo, en cambio, quizás estaba peor que ahora, porque ahora la verdad es que he tenido un arreón a última hora que casi no me lo podía creer. Pero no lo sé, supongo que se debe a que tengo cierta credibilidad, no he hecho cosas raras, no me he apuntado a la moda del momento, no estoy en los medios constantemente... soy ambicioso a otros niveles, lo que me preocupa es que suene bien lo que hago y quedarme satisfecho con los discos.

Hace un año tocaste con John Fogerty en la Sierra de Gredos, ¿qué tal fue la experiencia? ¿Hubo tiempo de conocer al jefe de la Creedence?

Nada, fue imposible. Lo trajeron en una furgoneta, salió por un pasillo cubierto y se fue directamente al escenario. De todas formas yo soy muy malo para esas cosas, me da mucho corte y ya me sentí bien solo por el hecho de tocar en el mismo escenario, aquello ya era grande de por sí.

Por otro lado tú sí que estás apostando por gente nueva, llevas de teloneros a Última Experiencia, un grupo joven que se está abriendo camino (‘Verano’ es una de nuestras canciones favoritas del año), ¿qué consejos les darías?

No se dar consejos, tampoco me ha gustado que me los dieran a mí.

Pero ¿por qué crees que ahora es más difícil darse a conocer? ¿Falta de presencia en los medios? ¿Devaluación por la piratería?

Es más difícil, más que nada, por la desgracia que nos ha caído a la industria en general. Sobre todo que el disco es algo que está desapareciendo. Una de las mayores ilusiones de los músicos era grabar un disco y tenerlo en vinilo.

Bueno, en cierto modo, el vinilo ha vuelto un poco...

Pero es como una anécdota para los más fetichistas... Pero como decía el gran problema es la enorme devaluación que ha tenido la música. El acceso instantáneo a una canción que acaba de salir e incluso que te la puedas bajar gratis es una putada...

Supongo que en eso también tiene que ver el poco apoyo de los medios, antes con solo dos canales había más programas de música que ahora.

Yo me acuerdo que en aquel momento decíamos, vaya mierda no hay manera de salir por la tele y ahora ves la programación y piensas cómo me gustaría que hubiera lo de antes. Y eso que yo renegaba de aquello. También es cierto que hay otros canales como lo de Internet, lo que pasa es que a mí ya me ha pillado descolocado y no se manejarme pero ésa es una fórmula con sentido que está utilizando la gente joven

Pero ¿cómo se hace para tener una carrera tan longeva como la tuya?

Eso depende más de la constancia, que se lo planteen como yo me lo planteé de crío que era la ilusión de mi vida, aunque no sabía tocar y había que buscarse la vida. De hecho toco a mi manera, he hecho las cosas a mi aire pero con absoluto convencimiento. Me da la sensación de que para bien o para mal, he conseguido una forma personal de tocar y componer y la he mantenido a lo largo de mi carrera

Hablando de eso, tienes un sonido muy propio pero en tu último disco, ‘Vergüenza torera’, hay una canción, ‘A remar’, en el que utilizas un cuarteto de cuerda. Anteriormente ya habías probado otras cosas, como marcarte algún reggae o esa preciosidad instrumental, entre clásica y folkie, que es ‘Se acabó’ de la época de Leño. Fuera del rock, ¿te apetecería hacer un disco entero de otro estilo, no sé, blues, country, folk, reggae o cualquier otra cosa?

Lo que quiero es no perder mi carácter pero sí que estoy abierto a otras músicas. Eso sí, le tengo tanto respeto al blues como al flamenco. Me veo incapaz de hacer blues, hago una cosa que se puede parecer al blues, pero yo no se tocarlo, así que no me atrevo a hacer algo así. Estoy planteándome hacer un disco para el año que viene y lo que intento es no repetir esquemas dentro de lo mío pero no me planteo hacer algo así.

Ya pero tampoco eres tan radical como los AC/DC donde cuentan que cuando los hermanos Young se sentaban a componer en cuanto algo no les sonaba 100% al grupo lo descartaban

No, pero sabes que pasa que al tener tan poca técnica como tengo todo lo que toco suena a mí (risas), es una ventaja... pero vamos sí que estoy abierto a otras formas o cadencias, por ejemplo el reggae que es algo muy especial y diferente, se que lo que hago no se puede comparar pero sí que entiendo esa cadencia y la vivo cuando la hacemos.

“Es evidente, mienten, continuamente, mienten”. En ‘Vergüenza torera’ hay muchas referencias a los tiempos actuales, la crisis, la corrupción, se te nota cabreado ¿Hay salida a todo esto? Porque parece que salir de esta crisis nos está llevando media vida.

Yo creo que no, me está dando palo ponerme con las nuevas letras porque me va a salir algo muy parecido. Seguimos muy ‘envenenaos’ pero confío que ahora que hay elecciones pase algo. En el peor de los casos lo que tenía que pasar ya ha pasado y la mayoría silenciosa, esa gente joven que parecía que pasaba de todo, toda esa gente ha tomado conciencia. No es que vaya a haber un vuelco y se vaya a poner del otro lado la tortilla pero lo que está claro es que los que han abusado del poder esos ya no lo van a poder seguir haciendo y eso ya es algo muy importante.

Ha cambiado mucho Madrid, desde que compusiste ‘Este Madrid’ pero, ¿para bien o para mal?

Pues en algunas cosas para bien, es inevitable, la vida evoluciona y algunas cosas han mejorado pero en el fondo sigue siendo lo mismo, los barrios están abandonados, no se les hace caso y, encima, ahora tenemos el agobio de la polución, de la masificación de gente que hay. Creo que, en el fondo, se han deteriorado las ciudades aunque yo me siento bien, vivo en el barrio (Carabanchel) y el centro ya ni lo conozco. Cuando no estoy en mi casita en el pueblo (en la provincia de Burgos) y voy al centro parezco un paleto (risas). En general, estoy un poco desencantado con las ciudades en general.

A pesar de lo que dices de tu técnica, eres uno de los guitarristas más importantes de este país, Josele Santiago de Los Enemigos siempre ha dicho que el cogió una Stratocaster por ti. Pero ¿cuáles han sido tus referentes de las seis cuerdas? Siempre se habla de Rory Gallagher, pero supongo que habrá muchos más. Me podrías nombrar algunos. ¿Hubo alguno en especial que fuera verle y decir “yo tengo que tocar la guitarra eléctrica”?

Es que ése fue Rory Gallagher, claro que, como guitarrista, me gusta escucharlos a todos, incluso los que nunca tocaría, ni me gustaría tocar como ellos, también me gusta escucharlos, te hablo de Yngwie Malsteem y toda esta gente. Me gusta escucharlos lo que pasa es que me aburren. La primera vez que los escuchas te quedas pensando “cómo coño ha hecho eso”, la segunda ya es en plan “hazlo como quieras, me aburres”.

Sobre otros guitarristas, me acuerdo de UFO, sobre todo de la primera época y de cientos más, sobre todo en este país en el que no teníamos referentes. ¿En quién te fijabas en Los Brincos? Así que cualquier guitarrista de fuera me impresionaba muchísimo. Yo que se Steppenwolf, las guitarras distorsionadas, las voces rotas, tío. Los Black Sabbath de la primera época, Cream, por supueto, Hendrix.

Y, por último, nos podrías decir, si te apetece, tus diez discos favoritos de todos los tiempos, ésos a los que siempre acabas volviendo una y otra vez.

Hay muchos, cualquiera de Cream, incluso los recopilatorios, y de Clapton en solitario también, aunque últimamente parece que los años nos pesan (risas). Pero hay mil discos, sobre todo tirando para atrás. Me he llevado todos los vinilos al pueblo y estaba ordenándolos y llegue al ‘Llena tu cabeza de rock’ (recopilatorios editados en España a principios de los 70 con gente como Taj Mahal, Janis Joplin, Leonard Cohen, Laura Nyro, Blood Sweet & Tears, Spirit, The Byrds, Pacific Gass & Electric, Al Stewart, Johnny Winter o Al Koper), vaya joya. Según sacaba los discos me iban dando ganas de ponerlos, como los de Jethro Tull y cantidad de cosas. Se que soy un poco nostálgico y que estoy mayor pero es que comparas con lo de ahora mismo y ahora tienes que buscar mucho para encontrar algo que realmente te llene. No sabría decirte un disco de los 3 o 4 últimos años, porque los que me he comprado últimamente son viejos que no tenía, de John Mayall, una colección de Led Zeppelín que suena que te cagas... Pero me acuerdo de poner un disco y darle la vuelta una y otra vez sin que te cansaras nunca de escucharlo. Pero también hay grupos de los últimos años que me gustas, Pearl Jam, Alice In Chains o Ben Harper, en otro terreno. Me estoy haciendo con todos sus discos, porque soy de los que cuando me gusta alguien me devoro todo la discografía.

A pesar de tus influencias siempre has sonado muy a ti, desde los tiempos de Leño

Siempre he valorado la diferencia y siempre lo digo, tienes que parecerte a ti y olvidarte de lo demás. Referencias todas, sacando lo bueno de cada uno pero no pierdas ese algo tuyo. Siempre te tientan las modas, las compañías te intentan orientar. A nosotros nos pasó con el ‘Más madera’ de Leño, no entendíamos que querían hacer y a qué sonaba aquello, el productor era Teddy Bautista. Con el tiempo he visto que estaba bien y tal pero no eran los Leño. Eran los Leño porque las canciones eran nuestras pero no sonaba como nosotros. Y eso que creo que las mejores canciones de Leño están ahí, pero como canciones no como sonido. El sonido bueno era el ‘Corre, corre’ que era el último, cuando ya estábamos muy seguros de lo que hacíamos. Pero como decía, lo importante es la diferencia, en vez de intentar parecerme a alguien, intentar diferenciarme de los demás.

Muchas gracias, un placer
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com