12 de diciembre de 2019, 5:19:11
Ocio


José Luis Cuerda: "Espero que quien venga a gobernar sepa leer e incluso hablar y escribir"

Por Emilio Martínez

Personaje único e irrepetible, amén de polivalente. Con múltiples películas -y una de auténtico culto, santo y seña de cientos de miles de seguidores, 'Amanece, que no es poco'-, el albacetense José Luis Cuerda, quien ya ha cultivado guiones, cine, conferencias, literatura diversa y hasta vino, es también uno de los grandes del twitter con sus ocurrencias siempre críticas, crípticas, surrealistas y talentosas con un alto nivel intelectual como denominador común.


¿En qué está ahora trabajando? ¿Cuándo habrá nueva película?

A la espera de que fragüe alguno de los seis o siete proyectos cine-televisión que almaceno, afino y refino maldiciones, que van saliendo en libros varios.

Pasan los años y el cine español sigue con grandes artistas y cero industria, en mi opinión. Pero te pregunto la suya, ¿ve brotes verdes?

Hace mucho frío en esta época. Brota poco. A ver si cambia la estación, si no gobierna el PP, al que tanto asco le dan los productos culturales. Yo espero que quien venga a gobernar sepa leer e incluso hablar y escribir.

Hablando de cine, los 'amanecistas' y otra gente están poniendo de moda, para calificar a la situación actual, la frase de 'amanece, que no es poco'. El mito de esta película se extiende, algo impensable cuando la hizo, ¿no?

Sí, visto ahora tantos años después, es impensable. Porque para hacer “Amanece, que no es poco” había que tenerlo todo pensado, no había tiempo ni medios para afinar ideas. Y mucho menos para detenerse a ver si aquello podía gustar o no.

Escribir en España es llorar (Larra dixit). Malos tiempos para la lírica (Golpes Bajos cantaron). ¿Ha cambiado mucho la situación en cuanto a la cultura en general?

La cultura –palabra que tiene el mismo origen que cultivo- es este barbecho plagado de malas hierbas en el que vivimos. La producción cultural sí ha cambiado mucho: Las grandes editoriales saturan las librerías y en paralelo florecen, como florecillas franciscanas, autoediciones, fanzines, publicaciones digitales, televisiones omnipresentes. Hay tanto de tanto que hay que bucear en océanos de estímulos en los que huir de tiburones para encontrar ostras con perlas.

Mucha culpa la tienen nuestros impresentables políticos, pero no hay que olvidar de que salen de la sociedad, ¿qué le parece la sociedad española?

Los políticos profesionales son forzosa y democráticamente el reflejo – la representación mas ajustada, voto mediante, que no es poco- cualitativo y cuantitativo de los ciudadanos.

Usted, como intelectual, se has posicionado claramente en la cuestión ideológica, lo que le ha granjeado muchas simpatías y también 'enemistades peligrosas'. ¿Eso es tener más valor que un torero?

Como intelectual, defeco lo que como, doy paseos, miro y me fijo, escucho, hablo. Y me río mucho, todo lo que puedo. Valor, el adecuado para no dejarme atropellar, y, desde luego, nunca el del torero. De “picaor” –y nunca de toros- no pasaría nunca; ni por físico ni por química.

Dentro de esas enemistades, las de la Iglesia, de la cual me consta tiene una pésima opinión. ¿Cree que algún día desaparecerá o seguirá intentando imponernos sus ideas?

Empezando por que su patronal –Dios- del que se predica que es omnipotente y bondad infinita, permite –omnipotente- que se mueran –bondad infinita- niños de hambre… es difícil que exista dentro de la empresa –gran industria- que es la Iglesia, una ética muy presentable. Es una indecencia. El hambre del mundo se acabaría con vender dos o tres piezas de los museos vaticanos.

Al margen del resultado, qué le ha parecido la pasada campaña electoral?

Una vergüenza. Y una charlotada. Indecente.

¿Cómo le va con el vino, que tampoco el campo tiene buena pinta?

Quizás por mi apariencia –aunque algo me he estilizado- porcina, yo me voy metiendo en todas las ciénagas que encuentro en el camino: Cine… Vino… Literatura… Si se os ocurre otra, avisadme. Me meto de cabeza.

Es una figura, también, en los twitters -o “inteletos”, como los bautizó en recuerdo de su madre. ¿Qué opinión le merecen las redes sociales?

Como en todo lo que abunda, hay mucho bueno y mucho malo. Yo en Twitter he encontrado una gatera con la medida justa para soltar por ahí lo que me da la gana. Los tuites roban poco tiempo para ser escritos o leidos y permiten una respuesta inmediata. Facebook no me interesa. Bastante se utilizan ya la palabras para ocultar el sentido de lo que se quiere definir, como para colaborar en semejante fraude. ¿Pues no y que dicen que lo que te haces ipso facto de no sé quien es amigo por el mero hecho de hacerte de esa comunidad? Venga, hombre. ¿Por la cara de su foto de primera comunión?

Despídase regalándonos uno de sus más originales 'inteletos'

Hablando de anfibologías tramposas, interesadas, indecentes uno de mis últimos “tuites” decía: “Cuando Rajoy hablaba de la “regulación de activos ocultos” yo creía que se refería a la actividad del ojo del culo y no a la amnistía fiscal.” Y hasta aquí hemos llegado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com