19 de octubre de 2020, 18:32:56
Opinión


Genial, y ahora, veremos qué pasa con Podemos

Por Carlos Paredes


La resaca electoral pone sobre la mesa, cuatro años después de aquel 2011, la tesis del 15-M más viva que nunca; este modelo no vale.

Lo vamos a ver en los próximos meses; no sirve. El sistema actual sólo sirve cuando hay claras mayorías (formadas por uno o varios partidos) que permiten hacer rodillo sobre las minorías.

Cuando se trata de hablar, contrastar ideas, llegar a consenso, etc, el sistema se para, se encasquilla, incapaz de dar respuesta, y como un ordenador sobrecalentado, sólo acierta a reiniciarse convocando nuevas elecciones, hasta tener claros vencedores que vuelvan a hacer rodillo sobre los vencidos.

Es un sistema pensado para la confrontación y la división. Más ideado para el sometimiento que para el enriquecimiento parlamentario.

Sí, es mejor que "los jefes" se peleen directamente entre ellos a que pase como en la edad media, donde éramos los "plebeyos" los que teníamos que ir a matarnos en una guerra o un golpe de estado para que "el jefe" de turno alcanzara la gloria. (Algo hemos ganado, supongo)

Sin embargo, eso de que el parlamento es la expresión popular, blablabla... queda muy bonito sobre el papel, pero ayer pasó lo de siempre, que unos partidos colocaban un diputado por cada 55.000 votos, y otros, con más de 900.000 votos, colocan solo dos....

Ahora bien, todos los del 78 dándose la palmadita en la espalda, porque total, como los que se suelen quedar fuera son casi siempre contrarios al sistema actual, los que lo montaron, y los que llevan toda la vida forrándose gracias a él, están de enhorabuena... Hasta ahora; Veremos qué papel juega Podemos. ¿Será absorbido por el establishment? ¿Tratará realmente de tumbar y cambiar el sistema actual? ¿O se trataba simplemente de hacer una campaña contra la "casta" para hacerse un hueco en la "casta"?

Como fuere, ninguno de los partidos elegidos tiene medidas concisas para abrir el parlamento a los ciudadanos de a pié. Los elegidos siguen siendo ellos, y los demás, seguimos siendo nosotros. No hay un "nosotros" decidiendo en el parlamento, y así, poco puede cambiar.

Igual es por eso, que a muchos se nos queda la sensación de que esta "democracia" no fue en realidad más que un apaño para salvar el momento, y que quienes la montaron, han estado viviendo de ella, estirando el chicle, hasta que ayer, por primera vez, se les ha medio roto (alguno igual se traga el chicle del susto). Y ahora, veremos qué pasa con Podemos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com