21 de octubre de 2019, 14:47:20
Emprendedores 2020


Falta de concienciación sobre la realidad de los autónomos

Por Francisco Lorenzo


El otro día recibimos un e-mail de una persona que nos llamaba oportunistas por enviar, dentro de la legalidad, que ya es bastante limitada de por sí, un comunicado acerca de una de nuestras formaciones sobre herramientas eficaces para la búsqueda de empleo, indicándole que era de pago. En cambio, cuando en el pasado ofrecíamos esta misma formación de forma gratuita, nadie se nos quejó nunca.

Teniendo en cuenta además que no obligamos a nadie a nada, sino que sencillamente nos limitamos a comunicar aquello en lo que podemos ayudar a la gente interesada, es en casos así cuando te preguntas: ¿qué espera la gente? ¿Que las empresas trabajemos gratis?

Quizá sí. Y quizá sea ésa la raíz del problema cíclico en el que nuestra sociedad se ve cada vez más absorbida.

Para empezar, mencionemos los impuestos que nos hacen pagar para tener el derecho a crear un negocio. Más de 250 € obligatorios al mes, más los descuentos en IRPF y más unos IVAs exagerados, que, aunque parezca que no, son una barrera importante a la hora de la venta, ya que el comprador se lo piensa dos veces cuando se le da un precio final de un servicio con el IVA que tenemos en España. No es lo mismo pagar 1000 € que 1210 €. A todo eso súmale elgasto en Seguridad Social que tenemos que pagar por tener en nómina a una persona y ya acabamos de hundirnos. En estas circunstancias, no es de extrañar que tantas empresas no puedan contratar a nadie y que cada vez se opte más por el contrato temporal o por la contratación freelance.

Las empresas y los autónomos, a pesar de que somos quienes realmente podemos levantar el país, tenemos las manos atadas por todas partes. La LOPD nos pone unas barreras increíbles para hacer publicidad de nuestros productos o servicios. Y si no nos dejan hacer publicidad, ¿cómo vamos a hacer llegar nuestros productos o servicios a las personas que están interesadas en ellos y que aún no nos conocen? En otras palabras, ¿cómo vamos a obtener los ingresos que nos hacen falta para poder contratar y pagar a [email protected] que también necesitan dinero? Porque eso es precisamente de lo que una gran parte de la sociedad culpa a las empresas en la actualidad, de que no contratan a la gente.

El problema es que esas personas no lo han vivido y no son conscientes de todas estas barreras, riesgos e inversiones. Muchas personas que demandan empleo ven a [email protected] [email protected] como los malos de la película y les guardan rencor si tras una entrevista de trabajo no los eligen a ellos o si no ofertan ningún puesto de trabajo cuando en realidad [email protected] [email protected] sólo están haciendo lo mismo que ellos: tratar de ganar su sueldo. Eso sí, con un riesgo y una inversión de tiempo y de dinero mucho mayor que la de una persona contratada por cuenta ajena. Eso es lo que la gente no ve y la injusticia que supone culpar a las empresas, sobre todo a las micropymes, las pymes y [email protected] autónomos, en lugar de culpar a los verdaderos responsables.

Pero claro, es más sencillo culpar al primero que se te pone por delante que hacer un esfuerzo en conocer la realidad y en contribuir a cambiar las cosas.



Francisco Lorenzo

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com