22 de enero de 2020, 3:11:00
Castilla-La Mancha


El PP pide "que se diga la verdad" sobre el brote de legionella

El PSOE critica la actitud alarmista del PP

Por Diariocrítico/EP

El portavoz del Grupo Popular, Francisco Cañizares, ha pedido este lunes al Gobierno autonómico que "se diga la verdad a los ciudadanos" sobre el brote de legionela de Manzanares (Ciudad Real), y se ha preguntado si "tanto hubiera costado crear un gabinete de crisis para hacer un seguimiento diario" de los casos.


Francisco Cañizares ha vuelto a lamentar que se enteren de los casos "por fuera" y que los datos oficiales que se dan van "a remolque de los que los profesionales estaban contando", profesionales que sí están dando la cara "de forma extraordinaria frente al abandono total del Gobierno".
Además, ha insistido en criticar la "dejación total" que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha hecho respecto a este problema, y le ha instado a acudir a Manzanares "de manera urgente" y dar explicaciones.
"Parece que solo está para ir a Ferraz y meter cizaña en el PSOE", ha lamentado el diputado del PP, que ha indicado que "Castilla-La Mancha ha comprobado muy pronto que no tiene un presidente a la altura de las circunstancias, y que prefiere dedicarse a otras cosas". A su juicio, García-Page "ha conseguido el poder por un azar del destino", pero ello no puede significar "que los ciudadanos de Castilla-La Mancha se sientan desatendidos", ha continuado Cañizares, que ha criticado que el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, haya tardado "casi 20 días" en ir a Manzanares y el presidente autonómico todavía no lo haya hecho.
QUE PRIMERO INFORME EL GOBIERNO
Respecto a la petición de comparecencia del PP sobre el brote de legionela, el portavoz del Grupo Popular ha recalcado que quienes suspendieron el pleno previsto para este lunes fueron PSOE y Podemos, y que es "mejor" que el que dé explicaciones y ofrezca la información primero sea el consejero y el Gobierno.
No obstante, ha añadido que el PP va a "pedir la información por todos los medios" que estimen convenientes, bien sea mediante un debate o una iniciativa de otro tipo, considerando "terrible" que tengan que estar pidiendo explicaciones "cuando tendría que ser la actuación normal de un gobierno responsable".
Finalmente, ha declarado que están siendo "muy escrupulosos" con este tema, y ha manifestado que ya "habrá tiempo suficiente" para analizar el funcionamiento del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y la Consejería, y de "pedir responsabilidades políticas", pero ahora, ha subrayado, es el momento "de que los pacientes estén bien atendidos y la Junta dé la cara y tome las medidas adecuadas".
EL PSOE CRITICA LA ACTITUD ALARMISTA DEL PP
La portavoz de Sanidad del Grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengozar, ha lamentado que a la misma hora que comparecía públicamente el consejero de Sanidad para ofrecer datos y tranquilizar a la población sobre el brote de legionela en la localidad de Manzanares, el portavoz del Grupo parlamentario del PP en la cámara autonómica, Francisco Cañizares, “se dedicara a seguir alarmando y asustando a la población, como han venido haciendo desde que se detectaran los primeros casos”.
Y es que para Abengozar, resulta “bochornoso” que los dirigentes del PP vuelvan a hacer “política sucia” esta vez con la sanidad pública de los castellano-manchegos y en vez de dejar trabajar a los profesionales en resolver este problema “se dediquen a sembrar dudas y alarmar”. Para la parlamentaria socialista, los ´populares´ deberían abandonar esta estrategia porque “no todo vale en política y no se puede utilizar la salud de los ciudadanos para intentar hacer daño al adversario político”.
Igualmente, Abengozar indicó que los dirigentes del PP “que ahora se erigen en defensores de la sanidad pública” de Castilla-La Mancha “son los mismos que durante su gobierno la desmantelaron y la llevaron a ocupar los últimos puestos de nuestro país”. En este sentido recordó que con el Gobierno de Cospedal “se despidió a miles de profesionales sanitarios, se cerraron camas de hospital, se llevó a las urgencias de los centros hospitalarios al colapso, se establecieron los copagos sanitarios, se intentaron cerrar las urgencias rurales o se derivaron a niños a clínicas privadas de Madrid donde luego eran mal operados”. Y es que para Abengozar, “los que realmente provocaron la mayor crisis sanitaria de la historia reciente de Castilla-La Mancha fueron Cospedal y el gobierno del PP que prácticamente desmantelaron la sanidad pública regional. Nosotros ahora estamos luchando por recuperarla”, concluyó.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com