23 de octubre de 2019, 7:21:47
Castilla-La Mancha


García-Page admite que "quizás" hoy es más probable que haya nuevas elecciones que investir presidente a Pedro Sánchez

Por Diariocrítico/EP

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha confesado que "quizás" a día de hoy es "más probable" que acabe habiendo nuevas elecciones generales que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sea investido presidente del Gobierno.


El mandatario castellano-manchego ha admitido que es difícil contestar a si hay más posibilidades de que Sánchez suceda a Mariano Rajoy o de que se tengan que convocar nuevos comicios porque no se llegue a pactos que propicien la designación de un nuevo jefe del Ejecutivo.
"No sabría que decir, es casi jugar a una cierta lotería. No lo sé, caben las dos opciones", ha respondido en primer término. No obstante, a renglón seguido ha añadido: " Sinceramente quizás hoy es más probable que haya segundas elecciones pero es una pregunta que, más que hacérnosla a nosotros, se la tienen que hacer a otros actores políticos".
NO ESPECULAR SOBRE OTRO CANDIDATO
A la pregunta de si podría haber un nuevo candidato socialista si finalmente hay nuevos comicios, el líder del partido en Castilla-La Mancha, ha insistido en que no quería ni hablar de esa "especulación" porque el mero hecho de hacerlo ya perjudica a Sánchez.
Por contra, ha subrayado que el Comité Federal va a encargar al actual líder que intente formar gobierno si Rajoy no lo logra. "Tiene todos nuestro apoyo para esto, contribuir a la especulación de si lo va a ser o no (candidato) ya le perjudica. Si abrimos ese debate ya estamos perjudicando al candidato, y no conviene", ha remachado.
Respecto a la fecha para la que debe convocarse el congreso ordinario del partido en el que se decidirá sobre la continuidad de Sánchez al frente, García-Page ha comentado que ahora "hay demasiadas claves en el ambiente que no permiten tomar una decisión clara" al respecto.
"Hay que esperar a que se aclare un poco el panorama", ha matizado. A su juicio, el partido debe centrarse en "interpretar el mensaje ciudadano" y en ver qué se hace "con el equilibrio parlamentario". Así, ha insistido en que "la única alternativa para que este país cambie sin que se rompa es el PSOE" y también ha advertido de que si "alguien" tiene intención de provocarles no lo van a conseguir porque no van a "caer en provocaciones".
De su lado, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que no ha intervenido en la reunión del Comité Federal por ser miembro de la Ejecutiva del partido, ha confesado a los medios de comunicación su deseo de que "ojalá" hubiera "mejores condiciones para que hubiera un cambio de izquierdas en España" y ha reconocido que es "muy difícil" porque "no dan los números".
APERTURA SIN MANIQUEISMOS
"Pero, al margen de eso, el PSOE va a estar a la altura de las circunstancias para intentar dar la mejor respuesta a un momento extraordinariamente difícil", ha garantizado, haciendo hincapié en que es momento "de humildad" porque en las elecciones "no ha ganado nadie", aunque quien "más ha perdido ha sido el PP".
En este contexto, ha abogado por hacer un "balance autocrítico". "Todos tenemos una responsabilidad y tenemos que ver de qué manera se moderniza, se hace innovación política y se avanza lo que es la consolidación de un nuevo paradigma de la socialdemocracia y hay que que hacerlo desde la apertura y fuera de cualquier maniqueísmo", ha concluido.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com