15 de octubre de 2019, 3:22:04
Televisión


'GH VIP 4': Un cocinero, un ¿político?, una actriz y un 'míster' cierran el casting

> Este jueves ha arrancado la nueva edición del reality con 15 concursantes

Por Diariocrítico

Empezó fuerte la cuarta edición de ‘Gran Hermano VIP’, y es que como si de la entrega de los Oscar se tratara, Telecinco se vistió de gala, alfombra roja y photocall incluidos, para recibir a los concursantes del reality estrella. La primera gala daría a conocer las 4 identidades que restaban para completar la terna de 15 concursantes del programa. Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el 'pequeño Nicolás', el chef televisivo Julius, la modelo y actriz, Lucía Hoyos, y el míster España, Alejandro Nieto, fueron los últimos 'fichajes' de este año.


Fiel a su estilo, el programa preparó y diseñó al detalle cada momento de la primera gala. Para abrir boca y comenzar a sembrar la polémica, los primeros en entrar en la casa fueron los ‘hermanastros’ de la edición, Laura Matamoros y Javier Tudela (hijo de Makoke), que se encontraron con todos los muebles embalados por lo que, sin cruzar muchas palabras, se pusieron ‘manos a la obra’.

Los refuerzos llegaron con la entrada del presentador Carlos Lozano , al que siguió el ‘pequeño Nicolás’, que dejó claro a sus compañeros que prefiere que le llamen Fran. Laura dejó de ser la única mujer en la casa cuando aparecieron en escena las ‘ex de Mujeres y Hombres y Viceversa’, Liz Emiliano y Belén Roca, cuyo abuelo materno era primo hermano del premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela.

Mientras visitaban la que será su casa en las próximas semanas, el ‘Super’ les indicó que debían salir al jardín, donde encontraron una gran caja de la que salió el cocinero Julius, que lleva más de 8 años trabajando en televisión, y que era otro de los nombres que entró en las quinielas mediáticas.

La octava participante en llegar fue la colaboradora de ‘Sálvame’, Rosa Benito, que aseguró que necesitaba y quería vivir esta experiencia. "Yo en mi casa les he dicho que si me ven haciendo cualquier cosa, que piensen que es otra persona", bromeaba.

El presentador Jordi González recibió a algunos de los vips en plató mientras otros entraban directamente a la casa. El primero en entrar en plató fue Francisco Nicolás, que manifestó en su vídeo de presentación que “habría muchos políticos nerviosos viendo GH VIP por si se le escapaba algo”. Rosa Benito, la concejala díscola de Ciudadanos, Carmen López y Julián Contreras Jr., también se sentaron con el presentador para compartir sus últimos momentos antes de desplazarse a Guadalix de la Sierra.

Como no podía ser de otra forma, la invitada estrella de la noche fue la vigente campeona de GH VIP, Belén Esteban, que cosechó más aplausos del público que los propios concursantes. La de Paracuellos manifestó que GH VIP es un programa muy difícil en que “sufren los que están dentro y los que están fuera”, al tiempo que aseveró que pese a tener a dos compañeras en la casa, ella hablará de todos “cuando lo hagan bien y cuando lo hagan mal, pero no iré a matar porque no es mi estilo”.

El íntimo amigo de Chabelita y estudiante de Diseño, Sema llegó a la Telecinco junto al vidente Rappel. Sema ataviado con camisa blanca, pajarita fucsia, una falda tipo ‘tutú’ rosa fucsia y naranja. Rappel también sacó su lado de diseñador y eligió una llamativa túnica negra con pedrería.

La también colaboradora de 'Sálvame', Raquel Bollo, entró en Guadalix sin pasar por plató, y es que según afirmó el presentador, ella era otro de esos nombres que no necesitan presentación. En su vídeo de presentación, Raquel Bollo confesó que su hijo le pidió que fuera como es ella en realidad, divertida y cariñosa.

La última en llegar al plató fue la tercera identidad sorpresa de la noche, la modelo y actriz, Lucía Hoyos, que reveló tener mucho carácter y aseveró que no le gusta que le den órdenes de ningún tipo. El cuarto concursante no revelado también apareció directamente en la casa, y a su llegada se escuchaba como todas las mujeres le decían lo guapo que es, este míster España, Alejandro Nieto, que se define como un luchador nato al que el nacimiento de su hijo le cambió la vida.

Poco a poco la casa de Guadalix se llenó de vips dispuestos a convivir y competir para ganar el reality y el maletín con 100.000 euros. Los concursantes dejan en sus hogares a familia y amigos, aunque cada uno contará con un 'defensor' en plató que dará la cara por ellos mientras estén en Guadalix.

El papel de Belén Esteban en su regreso a la casa fue el de anunciar a los que serían los dos primeros capitanes de la edición, Julius y Belén Roca, y para ello eligió dos números, porque según afirmó, si fuera por ella nombraría capitanas a sus compañeras Raquel Bollo y Rosa Benito.

El equipo del cocinero lo forman Carlos Lozano, Laura Matamoros, Julián Contreras Jr., Alejandro Nieto, Raquel Bollo, Carmen López y Rappel. La ex tronista Belén Roca escogió Javier Tudela, Rosa Benito, Francisco Nicolás, Liz, Sema, Lucía Hoyos.

La audiencia tomó su primera decisión en el concurso con una votación para elegir qué grupo sería el de los 'faraones' y cuál sería el de los 'esclavos', y tras una breve consulta de apenas 5 minutos, cerca de 40.000 personas optaron por encumbrar al grupo de Julius como 'señoritos' a los que servirá el grupo liderado por Belén Roca.

Al final del programa, Jordi González recibió a la que será su compañera de 'batalla' y que conducirá el debate de los domingos, la presentadora Sandra Barneda, que anunció que uno de los concursantes conseguirá el poder de la 'salvación' y que la audiencia tomará una decisión que cambiará las cosas para los participantes este domingo. Arranca así la cuarta edición de Gran Hermano VIP, que espera cosechar un gran éxito de audiencia, y entretener a los televidentes con las aventuras, broncas, anécdotas, pruebas y posibles 'amoríos' entre los concursantes.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com