14 de noviembre de 2019, 5:20:31
Ocio

> Crítica de la película


'Carol': Cuando el amor está prohibido

Por Sergio Ariza Lázaro

Con 'Carol' Todd haynes se confirma como el mejor heredero de los grandes directores de la época dorada de Hollywood. Si en 'Lejos del cielo' revisitaba el universo en tonos pastel de Douglas Sirk, en 'Carol' vuelve su mirada al David Lean de 'Breve encuentro'. Como en aquella obra maestra la película se centra en una historia de amor que se tiene que mantener en secreto. Claro que si en aquella película la relación era entre un hombre y una mujer casados en 'Carol' es entre dos mujeres en la represiva sociedad estadounidense de los años 50.


Lo que podría convertirse en un melodrama lleno de tópicos pasa a ser una sutil y estilizada historia de amor entre dos mujeres totalmente distintas. La elegante y sofisticada Carol Aird (Cate Blanchett) y la más joven e insegura Therese Belivet (Rooney Mara). A pesar de que el título de la película y la nominación de Blanchett como actriz principal y la de Mara como secundaria indiquen que el personaje de Carol es el protagonista esto no es así. La película, al igual que la novela de Patricia Highsmith en la que está basada, está contada a través de los ojos de Belivet que es el personaje que más evolucionará a lo largo de la película. De ahí que Carol aparezca en la cámara de Haynes, y en la interpretación de Blanchett, con el brillo de una antigua estrella de cine. A pesar de todo, el magnífico guión de Phyllis Nagy también nos pone a veces en el punto de vista de Carol, como en la magnífica escena con su abogado en la que este da mil vueltas intentando evitar decir la palabra prohibida, la razón de todos sus males, que no es otra que Carol es lesbiana.

Junto a un guión muy equilibrado destacan una puesta en escena absolutamente perfecta y las interpretaciones de sus dos actrices protagonistas, totalmente entregadas a sus personajes. Pero no todo es perfecto en la película. Su loable intento de distanciamiento para no caer en lacrimógenos lugares seguros hace, a veces, que la película peque de fría, principalmente en su historia de amor. Pero es que 'Carol' es mucho más que una historia de amor, es el retrato de una época absolutamente sofocante para todos aquellos que se salían de lo que estaba bien visto por la puritana sociedad. Algo que, por mucho que hayamos avanzado, sigue siendo un problema en la mayor parte del mundo actual.

Lea también:

- 'El renacido': Cine con mayúsculas

- 'Spotlight': Todos los hombres del Cardenal

- 'La juventud': La fascinante imperfección de Paolo Sorrentino

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com