16 de abril de 2021, 19:16:41
Nacional


Podemos Madrid se 'desangra': otros 9 dirigentes dimiten por discrepancias con la organización

> La situación del partido en la Comunidad de Madrid supone la sexta crisis territorial en pocos meses

Por Andrea Mingorance

Nueva crisis territorial de Podemos, en este caso en la Comunidad de Madrid. Nueve cargos del Consejo Ciudadano del partido en la comunidad han dimitido este miércoles por diferencias con la dirección regional, encabezada por Luis Alegre. Estas renuncias se suman a la de Emilio Delegado, que también abandonó su cargo por la ausencia de la dirección política. Aunque los ya ex consejeros de Podemos han asegurado que su decisión no es trasladable al ámbito estatal, lo cierto es que la situación en la Comunidad de Madrid forma parte de una lista de crisis territoriales a las que se ha tenido que enfrentar la formación morada en los últimos meses.


Nueve cargos internos de Podemos en la Comunidad de Madrid han dejado este miércoles sus cargos en el Consejo Ciudadano de la formación alegando diferencias con la dirección regional.

La lista incluye a los diputados regionales Clara Serra, Pablo Padilla (responsable de Estrategias y campaña en el Consejo), Olga Albasolo (Estudios y Programas), Jazmín Beirak (Cultura); y los consejeros regionales Loreto Arenillas (Área Interna), Sarah Bienzobas (Políticas audiovisuales), Cristina Castillo (Área de Igualdad), César Mendoza (Análisis y discursos), Leticia Sánchez.

"Debido a la deriva de este órgano durante los últimos meses y la precipitación de los últimos acontecimientos, consideramos que nuestra tarea aquí ha llegado a su fin", manifiestan en un documento hecho público en las redes sociales.

Los ya ex cargos internos señalan que sudecisión se basa en "diferencias" con la dirección política de Podemos en la Comunidad de Madrid -encabezada por Luis Alegre- y que no significa que abandonen su compromiso con el proyecto.

Además, destacan que su decisión no "tienen relación alguna con supuestas divisiones ficticias de dimensión estatal". Con esta frase, los cargos dimitidos han querido negar que el conflicto de Madrid tenga que ver con las supuestas tensiones entre la corriente más moderada, que representaría Íñigo Errejón, y la más radical, correspondiente a Pablo Iglesias.

Fuentes de Podemos han aclarado a Diariocrítico que esta decisión no afecta a los cargos de los que tengan puestos también en la estructura nacional del partido, como el caso de Serra o Bienzobas.

Por su parte, la dirección regional ha manifestado su "respeto" por las acciones de los consejeros aunque lamentan que se produzca en un momento en el que se estaba abriendo un debate organizativo en el seno del partido de la comunidad.

"La crítica y el debate son siempre bienvenidos en Podemos para lograr construir una organización fuerte a la altura de lo que la ciudadanía nos demanda", apunta el órgano dirigido por Alegre en una nota de prensa.

Sin embargo, también aseguran que ellos no van a favorecer que distraiga la atención "de las necesarias negociaciones y debates sobre la conformación de Gobierno de cambio a nivel estatal".

Estas nueve dimisiones se suman a la de Emilio Delgado, el ex secretario de organización de Podemos en la comunidad, que dejó su cargo este lunes esgrimiendo motivos similares.

Delgado profundizó más en su motivación y llegó a señalar que la "ausencia de dirección política del órgano autonómico es paralizante". El ex cargo interno acusaba directamente a Alegre de "desaparecer" de la vida de la organización y de no estar a la altura en la campaña para las elecciones generales.

"La situación me parece hoy completamente irreformable en los órganos de Madrid", concluía Delgado.

Aunque los ex cargos de Podemos han querido intentar desligar la situación madrileña de un plano más general, la situación en la Comunidad de Madrid supone ya la sexta crisis territorial en pocos meses.

La formación de Pablo Iglesias había conseguido encauzar la situación en Euskadi y La Rioja, donde varias dimisiones de los órganos internos llevaron a forzar un proceso de primarias que se resolvió esta semana.

Lo mismo ocurrirá en Galicia y Cantabria, a pesar de las presiones del secretario general gallego en contra de la decisión de implantar una gestora que organizara la renovación de órganos.

Otra situación completamente distinta es Podem Catalunya, que lleva sin líder formal desde la renuncia de Gemma Ubasart en octubre. El secretario de organización a nivel nacional, Sergio Pascual, había anunciado que el proceso interno en este caso se retrasaría ante el temor a crear una nueva fractura. Pascual destacó que la organización catalana necesitaba más tiempo para debatir y consensuar su estrategia organizativa ante la creación de un nuevo espacio político impulsado por Ada Colau.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com