13 de diciembre de 2019, 9:08:56
Nacional


Rajoy reprocha al líder del PSOE sus críticas al pacto de la UE sobre los refugiados y le pide sacarlo del “debate partidista”

> El tono de la respuesta, también por carta, al líder socialista evidencia una vez más la imposible relación entre ambos

Por Vicente Mateu

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha enviado esta tarde una extensa carta al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la que le reprocha -y corrige- sus críticas por la actuación de España en las negociaciones de la UE sobre los refugiados. A continuación pide al líder socialista que mantenga los “compromisos” adoptados en la pasada legislatura y “excluir esta grave crisis humanitaria del debate político partidista”. En su respuesta a la misiva que este viernes le remitió el líder socialista sobre el tema, Rajoy insiste en su oferta de consenso y acordar una posición común en Bruselas.


A pesar del malestar que transmite el tono empleado, Mariano Rajoy insiste en tender la mano al líder del PSOE en su condición de presidente en funciones: “Puede, además, contar con mi disponibilidad y la de mi Gobierno para tratar de este asunto con el interlocutor que usted designe y consensuar con el partido que usted dirige una posición común”.

No obstante, antes le recuerda a Sánchez que “el pasado 29 de septiembre, esa Cámara [el Congreso de los Diputados] aprobó un texto acordado por todos los Grupos Parlamentarios, en el que se incluían los compromisos del Gobierno y de las fuerzas políticas en materia de asilo y refugio, como un verdadero "Acuerdo de Estado". Unos compromisos que para mí siguen vigentes y que para el Grupo Parlamentario Socialista deben seguir en vigor”.

“Si mantenemos los compromisos que asumimos unánimemente en la pasada Legislatura”, continúa Rajoy, “también todos —incluido usted- deberíamos respetar el que exige excluir esta grave crisis humanitaria del debate político partidista”. Una de cal y otra de arena, como suele ser habitual en el líder del PP, que no ha resistido la tentación de lanzar una pulla a su oponente político con ese “incluido usted”.

"Supuesto acuerdo"

En realidad, la carta ya empieza con el cabreo a flor de piel: “En referencia a su carta de ayer sobre un supuesto acuerdo de la Unión Europea con Turquía "en relación a la política a mantener con los refugiados", permítame aclararle una serie de puntos”. Cinco para ser exactos:

En el primero explica a Sánchez que “la declaración adoptada por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE el pasado 7 de marzo no constituye un acuerdo con Turquía, ya que ni siquiera fue suscrita por el Primer Ministro turco. Tampoco se trata de unas conclusiones de un Consejo Europeo, porque se abordó en una "reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE".

Por lo tanto -segundo punto- “no supone ningún compromiso para los Estados Miembro, tampoco para España, ya que no es más que un "mandato político" al Presidente del Consejo Europeo para que explore y negocie en los próximos días con el Gobierno turco los términos de un eventual acuerdo”.

En el tercero le aclara que, en todo caso, “la eventual devolución de las personas que llegaran a Grecia desde Turquía sería en su caso una responsabilidad del Gobierno griego acordada con el Gobierno turco”.

Por si esto no convence a Sánchez, añade que “los servicios jurídicos de la Comisión Europea, que vela por el respeto a los Tratados, y del Consejo consideran que la devolución inmediata a Turquía de los ciudadanos sirios en busca de protección internacional sería legal desde el punto de vista del Derecho Internacional”. Una explicación técnico legal que amplía en el quinto y último punto.

"Compromiso informativo"

Tras la farragosa lección de derecho comunitario, Rajoy reitera a Sánchez la disposición del Secretario de Estado de la UE -Fernando Eguidazu- a comparecer en el Congreso. Un “compromiso informativo” que se atiende “a pesar del carácter extraordinario que deriva de la situación excepcional de un Gobierno en funciones… en atención al interés manifestado por todos los grupos en conocer y consensuar el posicionamiento del Gobierno en funciones ante el próximo Consejo Europeo, con carácter previo a su celebración”.

Es decir, Rajoy deja claro que ofrece consenso, pero también que no lo necesita. De nuevo queda en evidencia la imposible relación entre los dos principales partidos que se disputan, al menos en teoría, la presidencia del Gobierno.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com