6 de abril de 2020, 23:57:56
Nacional


Podemos respalda la continuidad de Luis Alegre al frente del partido en Madrid a pesar de la crisis interna

> Alegre evita asumir responsabilidades por las dimisiones y niega discrepancias políticas

Por Andrea Mingorance

La asunción de responsabilidades que prometía Pablo Iglesias tras la crisis interna de Podemos Madrid se ha limitado al cese de Sergio Pascual y se ha saltado el escalón regional. El secretario general del partido en la comunidad, Luis Alegre, ha confirmado que no piensa dimitir y tampoco asume responsabilidades por las 10 dimisiones en el Consejo Ciudadano de la comunidad. Además, niega que los problemas organizativos hayan derivado en diferencias políticas y señala que en Podemos no hay dos o tres corrientes, sino "400.000 almas".


El máximo responsable de Podemos en la Comunidad de Madrid, Luis Alegre, ni dimite ni asume responsabilidades. A pesar de que la crisis interna en el órgano regional se ha saldado ya con la cabeza del secretario de organización a nivel nacional, Sergio Pascual, Alegre sigue sosteniendo que las diferencias organizativas están dentro de la normalidad.

"No me planteo nada que no sea seguir trabajando con el objetivo con el que hemos nacido", ha señalado Alegre como única respuesta.

El dirigente ha asegurado que están trabajando "con total normalidad", aunque ha lamentado que falte la opinión de los 10 miembros que dimitieron por discrepancias con su gestión.

Alegre ha reconocido que existen "dificultades organizativas" y problemas "naturales" pero que esto no implica una discrepancia a nivel político, ni en el órgano regional ni en la estructura nacional.

"En Podemos no hay 2 almas, ni 3, ni 5, hay 400.000 almas, cada una de las cuales tiene posición distinta", ha apuntado Alegre para negar la existencia de corrientes en pugna dentro del partido.

Alegre ha comparecido ante los medios durante el receso de una reunión del Consejo Ciudadanos regional, en el que ya sólo quedan 23 miembros de los 35 originales. El encuentro, que estaba programado antes de las dimisiones, ha servido para plantear el debate organizativo y la estrategia política del partido.

La reunión se producía pocas horas después del anuncio del cese de Sergio Pascual, hasta ahora responsable de la secretaría de organización. Alegre ha revelado que el propio Iglesias le comunicó personalmente su decisión después de haber hablado con Pascual, pero no ha querido entrar a valorar el cese.

Con la expulsión de Pascual de la ejecutiva nacional, Iglesias pretendía atajar la crisis y mostrar que asumían responsabilidades por los errores organizativos. Así lo confirmaba este miércoles Irene Montero -miembro de la dirección y jefa del gabinete de Iglesias- que intentaba restar relevancia a la situación.

"Forma parte de la normalidad, los equipos se reestructuran", apuntaba Montero en una intervención en el programa 'Al Rojo Vivo'.

La dirigente ha confirmado que el motivo del cese se debe a una "pérdida de confianza" por parte de Pablo Iglesias hacia Pascual y ha apuntado que el ex secretario de organización debería haber gestionado mejor los problemas internos de Podemos Madrid.

Sin embargo, el tono cambia cuando se ha referido a Luis Alegre: "La dirección de Madrid sigue funcionando y cuenta con el respaldo de la gente que le ha elegido", argumentaba Montero, que quitaba importancia a las críticas de los dimisionarios.

La dirección regional ya confirmó que, en principio, no pensaban forzar primarias para renovar los órganos del partido en la comunidad y que, por tanto, los dimitidos no serían sustituidos. La explicación que se ha dado es que el Consejo Ciudadano puede seguir funcionando al poder alcanzar todavía la mayoría.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com