15 de diciembre de 2019, 9:46:59
Deportes


Moto GP 2016: el morbo 'mundial' está servido con el duelo deportivo y personal entre Rossi y Márquez

> Lorenzo intentará repetir el título que logró en 2015

Por Diariocrítico

Los focos del circuito de Losail, en Catar, darán inicio este fin de semana a una nueva edición del Mundial de Motociclismo que en su categoría 'reina', la de MotoGP, presenta un escenario apasionante, incierto y tenso en el que el español Jorge Lorenzo (Yamaha) defenderá el título logrado en 2015 ante rivales ya conocidos como su compañero Valentino Rossi o su compatriota Marc Márquez (Repsol Honda), enfrentados deportiva y personalmente.



El balear sumó el pasado 8 de noviembre en Cheste (Valencia) su tercer entorchado mundial de MotoGP, después de una campeonato donde tuvo que remontar y firmar un sensacional final para dejar sin la gloria a 'Il Dottore', que rozó con los dedos su décima corona a sus 36 años, pero que salió perdedor en un duelo que trascendió de la pista.

Han pasado cinco meses desde que Sepang (Malasia) acogiese la carrera más polémica de la historia más reciente, aunque todo llegaba ya 'caliente' de la anterior cita de Phillip Island (Australia) y las acusaciones de Rossi a Márquez tildándole de aliado de Lorenzo. En el circuito malasio todo aumentó y se produjo la famosa caída del catalán en carrera, producida tras un toque con el de Urbino, acusado de dar una presunta patada a su rival y que fue sancionado con salir el último en Valencia, lo que terminó por dar la gloria a Lorenzo.

El tiempo parece no haber curado la herida en el nueve veces campeón del mundo, que ha dejado claro que no hay ni habrá rastro de aquella amistad y complicidad que mantenía con Márquez cuando este irrumpió en 2013 en MotoGP y dominó dos años consecutivos, y ahora habrá que ver sobre el asfalto el comportamiento de ambos.

Ajeno a esto está el actual campeón. Pese a levantar la voz en alguna ocasión durante este conflicto, supo mantener la cabeza fría y ahora asumirá el reto de intentar defender su título, lo que no consiguió en las dos anteriores ocasiones que se proclamó campeón (2010 y 2012). El balear ha mostrado sus cartas y su ritmo en los test de pretemporada, con una buena adaptación a los nuevos neumáticos de 'Michelin' y a la centralita única con la que Dorna quiere igualar las cosas.

El pentacampeón del mundo sabe que estas buenas sensaciones en la pretemporada tienen que ser ratificadas en las carreras 'de verdad' y que lo que no puede permitirse es volver a empezar el Mundial rezagado como en los dos últimos años, sobre todo en 2014. El año pasado no subió al podio en las tres primeras citas, pero lo compensó con cuatro victorias seguidas. Ganador en Losail en 2012 y 2013, en las dos últimas visitas no subió ni al podio, aunque en los ensayos de principios de mes fue el más veloz.

Falta por ver quien será su principal rival. Pese a los cambios en la normativa, los expertos apuntan a los dos equipos oficiales de Yamaha y Honda, con las 'M1' más ajustadas y por delante de las 'RC213V', según se ha visto en los test de pretemporada, aunque el equipo Repsol Honda ha ido mejorando, principalmente con Márquez.

MÁRQUEZ Y PEDROSA, POR DETRÁS DE LAS 'M1'

El 2016 será un duro examen para Valentino Rossi. Con un año más sobre su espalda, el 2015 demostró que, pese a no ser tan competitivo como el resto a una vuelta, se manejó a la perfección en los domingos y tuvo cerca el triunfo final. 'Il Dottore' tirará de su clase y de su orgullo para intentar estar delante desde el principio y volver a ser un claro candidato al título, empezando en Losail donde se impuso el año pasado.

De las dos Honda oficiales, la de Marc Márquez parece en la actualidad mejor situada que la de Dani Pedrosa, más retrasado en los entrenamientos y que no suele brillar en Catar, pero que siempre suele ser un piloto competitivo capaz de luchar por las victorias y los podios, si además consigue evitar el infortunio. Pero debe ser el de Cervera el que lidere la 'caza' a las Yamaha, aunque debe aprender de la experiencia del año pasado.

Campeón en 2013 en su debut en MotoGP, en el 2014 se exhibió con once victorias consecutivas para amenazar con empezar una era. Pero el catalán sufrió mucho en 2015, no sólo por lo sucedido al final, sino por un carrusel de caídas y '0' que le dejaron sin opciones demasiado pronto, por lo que el objetivo será no descolgarse en exceso desde el principio hasta que su montura esté más cerca de las 'M1'.

Este cuarteto tendrá que enfrentarse a una parrilla donde Suzuki se presenta como la gran animadora, sobre todo con Maverick Viñales, que ha brillado en la pretemporada y que espera que las mejoras en su montura le permitan dar un salto cualitativo para pelear por cosas más ambiciosas en su segunda campaña. Las Ducati oficiales de Andrea Iannone y Andrea Dovizioso, con los consejos del doble campeón del mundo Casey Stoner, tratarán de volver a incordiar con más regularidad.

En total, habrá otros cinco españoles más en la parrilla, los mismos de 2015 más el debutante Esteve Rabat, campeón del mundo de Moto2 en 2014 y que tras no poder reeditar su título, da el salto a la categoría 'reina' con una Honda del equipo Estrella Galicia 0,0 Marc VDS, con el objetivo de adaptarse cuanto antes e intentar ser un asiduo del 'top ten' donde también quieren pelear los hermanos Espargaró, Pol (Yamaha) y Aleix (Suzuki), e incluso Héctor Barberá, que con una Ducati satélite ha brillado en los test. Álvaro Bautista buscará mejorar en su segundo año con Aprilia y ser más regular en los puntos.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com