19 de agosto de 2019, 7:24:08
Ocio


Grandes cameos de la historia del cine

Por Sergio Ariza Lázaro

Esta semana se estrena 'Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia' una película llena de cameos de otros superhéroes que servirá para crear la famosa 'Liga de la justicia'. Pero éstos cameos no son tan interesantes como los que protagonizan celebridades interpretándose a sí mismas. La historia del cine está lleno de ellos pero éstos son mis diez favoritos (Claro que el mejor cameo de la historia hubiera sido si Sergio Leone hubiera podido realizar su deseo de comenzar 'Hasta que llegó su hora' con la muerte de los tres protagonistas de 'El bueno, el feo y el malo9, Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef).


Kareem Abdul-Jabbar en 'Aterriza como puedas'

Kareem no es solo el jugador de baloncesto que más puntos ha metido en la NBA es también el protagonista del mejor cameo de la historia del cine. Cuando en 1980 Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker estrenaron 'Aterriza como puedas' no solo crearon una de las películas más divertidas de todos los tiempos sino que inventaron un nuevo género. Lo que pocos saben es que 'Aterriza como puedas' sacó la mayor parte de sus personajes principales y de su línea argumental de una película de 1957 llamada 'Suspense... hora cero', protagonizada por Dana Andrews. Lo que era una drama se convirtió en comedia gracias a la parodia, a pesar de dejar buena parte del diálogo intacto (como la famosa frase 'Elegí un mal día para dejar de fumar') y se incluyeron bastantes guiños a la película original. El más destacado fue parodiar el breve cameo del jugador de fútbol americano Elroy Hirsch en la película de los 50. Para ello Abrahams, Zucker y Zucker decidieron reclutar al mejor jugador de baloncesto del momento y hacerle pasar por uno de los pilotos, Roger Murdock. A nadie parece importarle un pimiento hasta que un niño visita la cabina y le suelta lo siguiente:

Niño- Un momento, yo te conozco. Tú eres Kareem Abdul-Jabbar. Juegas al baloncesto con Los Ángeles Lakers.
Murdock- Lo siento hijo, seguramente me confundes con otro. Me llamo Roger Murdock, soy el copiloto.
Niño- Tú eres Kareem, te he visto jugar, mi padre me lleva siempre al estadio.
Murdock- Deberías volver a tu asiento, ¿verdad Clarence?
Cambion- No, aquí no molesta a nadie. Déjale que se quede.
Murdock- Está bien, pero quiero recordarte que me llamo Roger, Roger Murdock. Soy piloto de líneas aéreas.
Niño- Yo creo que eres muy bueno, pero mi padre dice que no bajas a defender. ¡Que no corres y que casi nunca te esfuerzas! Que no sudas la camiseta. Que solo juegas bien en los play-offs.
Murdock- (Kareem le agarra por la solapa): ¡¡Eso son tonterias!! Oye niño, estoy harto de oir eso desde que estaba en UCLA. Yo me dejo la piel en cada partido. Pregúntale a tu padre a ver si Lanier y Walton corren arriba y abajo los 48 minutos.



David Bowie en 'Zoolander'

La rivalidad entre los dos modelos masculinos más importantes del momento, Zoolander y Hansel, llega a su clímax cuando deciden enfrentarse en un mítico duelo en el OK Corral de la moda, la pasarela. El árbitro de tan legendaria disputa no podría ser otro que el hombre con más estilo dentro del mundo del espectáculo, David Bowie.



Bill Murray en 'Bienvenidos a Zombieland'

El apocalipsis zombie ha llegado y sólo unos pocos han sobrevivido. Para suerte de muchos uno de los tipos más graciosos de todos los tiempos lo ha conseguido. Bill Murray se disfraza de zombie para poder seguir jugando al golf aunque al final su disfraz será peor enemigo...



Michael Cera en 'Juerga hasta el fin'

En una película como 'Juerga hasta el fin' (otra 'loca' traducción del título original, 'This is the end'), en la que todo el mundo se interpreta a sí mismo, se podrían elegir unos cuantos cameos pero no hay ninguno tan salvaje como el de Michael Cera. El chico bueno del nuevo indie americano lanza un ataque frontal contra su imagen más tierna y demuestra que Scott Pilgrim es capaz de darle un azote en el culo a Rihanna, esnifar kilos de coca o ser el mayor capullo de Hollywood (algo tremendamente difícil).



Buster Keaton en 'El crepúsculo de los Dioses'

Claro que esto de los cameos no se ha inventado hace poco. En una obra maestra como 'El crepúsculo de los dioses' Billy Wilder utilizó varios, el director Cecil B. DeMille y la columnista de cotilleos Hedda Hopper aparecen interpretándose a sí mismos. Pero, sin duda, el más escalofriante es el de Buster Keaton en la partida de cartas de Norma Desmond con las antiguas estrellas de cine mudo. En una película sobre viejas glorias el rostro devastado del único actor cómico capaz de rivalizar con Charles Chaplin es toda una declaración de intenciones. Claro que también se podría hablar de Erich Von Stroheim que interpreta al criado de Desmond, alguien que fue un reputado director en los días de esplendor del primer Hollywood...

Mike Tyson en 'Resacón en Las Vegas'

Lo malo de correrse una juerga legendaria en la ciudad del pecado es que puedes acabar robándole el tigre al hombre con la pegada más brutal de la historia.



Bruce Springsteen en 'Alta Fidelidad'

Si haces una película (y un libro) sobre gente tan obsesionada con la música que se pasa el día haciendo listas (¿por qué me suena tanto?) conseguir que el mismísimo 'Boss' Springsteen se pase por allí a cantar un blues sobre las penas del protagonista es todo un logro.



Stan Lee en 'Mallrats'

Antes de que Stan Lee le intentase quitar el récord a Alfred Hitchcock de cameos apareciendo en todas las películas de Marvel, el creador de Spiderman ya había salido en 'Mallrats' dándole consejos sobre el amor al mismísimo Earl Hickey.



Bruce Willis y Julia Roberts en 'El juego de Hollywood'

Robert Altman volcó todo la mala baba que había acumulado contra Hollywood en su magnífica sátira 'El juego de Hollywood'. Como en muchas de sus películas, la cinta está llena de cameos, Jack Lemmon, Cher, Nick Nolte... Pero los mejores llegan casi al final cuando Bruce willis y Julia Roberts (en el apogeo de su fama) aparecen como ellos mismo protagonizando una película con un final, como diría Woody Allen, 'made in Hollywood'.



Marshall McLuhan en 'Annie Hall'

Hablando de Woody Allen, el director neoyorquino es el responsable de uno de los mejores cameos de la historia. En un principio quería contar con Federico Fellini para desmontar al típico listillo que pontifica sobre lo divino y lo humano. En una de las rupturas más famosas de la cuarta pared Alvy Singer (el personaje de Allen) se dirige al público y consigue que el mismísimo Marshall "el medio es el mensaje" McLuhan le suelte un 'zas en toda la boca' al sabelotodo... "cielos, si la vida pudiera ser siempre así".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com