17 de noviembre de 2019, 16:41:48
Internacional


Por qué Hillary Clinton será presidenta de los EEUU frente a un Trump sin opciones

> La experta Alana Moceri argumenta las posibilidades reales de todos los candidatos

Por María Fernández

Demócratas y republicanos afrontan desde el pasado 1 de febrero el proceso de primarias del que saldrán los candidatos que competirán por ‘ocupar’ la Casa Blanca. Mientras en el bando demócrata todo apunta a que será la ex primera dama Hillary Clinton quien se convierta en la candidata frente a Bernie Sanders, el bando republicano intenta frenar a uno de los suyos, Donald Trump, que ya sólo tiene dos oponentes: Ted Cruz y John Kasich. Ambos partidos pondrán fin al proceso de primarias el 14 de junio, pero habrá que esperar a finales de julio para conocer a los candidatos definitivos, que se disputarán la presidencia en las elecciones del 8 de noviembre. La activista y profesora de comunicación política de la Universidad Europea, Alana Moceri, analiza para Diariocrítico el escenario político estadounidense, los perfiles de los candidatos demócratas, y los posibles resultados de la carrera electoral.


Dos grandes partidos dominan el panorama político estadounidense, y aunque ambos son ‘big tent parties’, es decir, partidos en los que caben diversas tendencias y corrientes de opinión, existen diferencias fundamentales entre demócratas y republicanos. Mientras el partido republicano “quiere reducir y limitar la intervención del gobierno en la vida cotidiana”, los demócratas “apuestan por un mayor intervencionismo estatal, y defienden los derechos sociales”. Como ejemplo de sus diferencias, los republicanos abogan por la prohibición del aborto o el matrimonio homosexual, y los demócratas se muestran partidarios del derecho a decidir.

El sistema de elección de candidato difiere entre demócratas y republicanos, aunque en ambos casos se celebran primarias o caucus (asambleas), en las que se busca conseguir el mayor número posible de votos delegados, que se reparten de forma proporcional en el caso de los demócratas, y de forma mayoritaria ('winner takes all'), en el caso de los republicanos.

En el bando demócrata, Hillary Clinton y Bernie Sanders se disputan la candidatura de su partido, y en el bando republicano, tras varios abandonos, quedan Donald Trump, Ted Cruz y John Kasich.

Moceri, que lidera el movimiento de apoyo a Hillary Clinton en España, se muestra segura de que será la mujer del ex presidente Bill Clinton la que se convierta en candidata del partido demócrata. “Es casi imposible que Bernie llegue a los apoyos de Hillary porque ella tiene ya mucha ventaja”.

A sus 68 años, Hillary Clinton podría convertirse en la primera mujer que presida EEUU. Ex primera dama y ex secretaria de Estado con Barack Obama, Clinton “acumula una gran experiencia en la política y tiene relaciones con líderes por todo el mundo por su papel como secretaria de Estado”.

Su rival, Bernie Sanders, de 74 años, es senador por Vermont, y aunque hasta ahora ha sido un senador independiente, se ha lanzado a la carrera electoral en el bando demócrata. “Bernie no tiene experiencia ni propuestas en materia de política internacional, y no cuenta con tanto apoyo como Hillary dentro del partido por sus críticas al ‘establishment’ demócrata. Sanders es un candidato de fuera del partido, y los líderes demócratas apoyan a Hillary, ya que Bernie ha dividido aún más al partido. Aun así, su candidatura ha sido importante y ha conseguido muchos apoyos populares, sobre todo entre los jóvenes”.

Hasta el momento, Hillary Clinton ha logrado 1.243 votos delegados frente a los 975 de Sanders. En el partido demócrata son necesarios 2.383 delegados para conseguir la nominación virtual, mientras que en el republicano, son 1.237. Donald Trump acumula ya 738, seguido de lejos por Ted Cruz, con 463 delegados, y por último, John Kasich, que suma 143.

Entre las principales diferencias entre Clinton y Sanders destaca la sanidad y la reforma sanitaria. Mientras Clinton apuesta por continuar con la reforma iniciada por Barack Obama, Sanders se decanta por un sistema sanitario público, similar al español. “El problema es que, incluso cuando Obama tenía un Congreso demócrata, dentro del partido hay muchas voces conservadoras que se negaron a esta reforma. Sanders aboga por una especie de revolución, pero no sabe lo que es enfrentarse a un Congreso que esté en su contra”.

Si comparamos a los candidatos demócratas con los líderes políticos españoles, Moceri ha manifestado que “Sanders es un poco como Pablo Iglesias. Sus conceptos son distintos, pero tienen mensajes similares. Bernie pretende cambiar el partido desde dentro y al igual que Iglesias critica a la casta, Sanders hace lo propio con el ‘establishment’ del partido.

“Es difícil comparar a Hillary con algún político español porque su candidatura es histórica y está muy encaminada a ser la primera presidenta de EEUU”. Moceri ha denunciado la escasa representación femenina en el Congreso estadounidense, donde solo hay un 20% de mujeres, al tiempo que ha aseverado que esta tendencia cambiaría con Clinton de presidenta.

“En 2008 todo el mundo preguntaba si EEUU estaba preparado para un hombre negro, aunque es mucho más difícil que llegara al poder una mujer porque sólo por serlo se enfrenta a mayores trabas. Hay mucho sexismo y micro machismos en la política, y eso en campaña se nota mucho”.

Aunque Clinton se imponga a Sanders en las primarias, deberá vencer a los republicanos en las elecciones presidenciales para convertirse en presidenta de EEUU. “Aunque en el caso de los demócratas, la candidatura está casi clara, en el bando republicano, las opciones están abiertas”. El ascenso de Donald Trump ha dividido al partido republicano, que se afana por evitar que Trump se convierta en su candidato.

“España no ha tenido a alguien de la derecha que sea como Trump. Él no tiene ninguna ideología y diría lo que hiciera falta si cree que le ayudará a ganar. En las primarias tienes que ‘ganarte’ a los sectores más radicales del partido, pero en la campaña se debe buscar el centro del espectro político, pero muchos pensamos que veremos continuas contradicciones por parte del empresario. Trump asusta pero conviene recordar que el electorado de las primarias no es el mismo que el de las elecciones presidenciales”.

Las ideas de Trump, entre las que destacan levantar un muro en la frontera entre EEUU y México o prohibir la entrada a los musulmanes, han conseguido acaparar titulares en los medios de comunicación de todo el mundo. “Trump ha tenido 33 veces más tiempo en los medios de comunicación que el resto de candidatos republicanos y el doble que Hillary Clinton. Creo que los medios deberían reflexionar sobre esto porque todos sabemos que Trump puede resultar divertido o ‘morboso’, pero la labor de los medios es informar”.

Si Donald Trump no logra los 1.237 delegados republicanos, cifra necesaria para conseguir la nominación directa, se enfrentará a una convención disputada, en la que los republicanos intentarán evitar que el multimillonario sea su candidato.

“Trump sería peor que Bush, ya que sus ideas en política exterior pasan porque EEUU es la nación más importante y el resto de países deben callar. Es difícil saber que va a hacer porque habla de generalidades, pero conocemos su actitud, y ya está haciendo daño a la imagen estadounidense en el exterior”.

Si bien es conocido que Trump despierta antipatías en su partido, Moceri ha aseverado que Ted Cruz “es casi más odiado por sus colegas republicanos, mientras que Kasich es un hombre más de centro y sería mejor candidato”.

Moceri, que no se plantea un escenario en el que Trump se alce como presidente de EEUU, ha insistido en que la vencedora será Hillary Clinton. “Para ganar, Trump necesitaría conseguir el voto hispano, que no va a lograr, y el voto femenino, ya que las mujeres votan más que los hombres, y su mensaje machista le impedirá conseguirlo también. Creo que veremos a la primera mujer elegida como presidenta del Gobierno, ya que los datos le favorecen y se sabe todo de ella. Los republicanos siguen empeñados en dañar su imagen con la polémica de los correos electrónicos, pero su círculo cercano asegura que no hay nada más que le puedan sacar”.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com