27 de enero de 2021, 17:25:50
Nacional


Alberto Garzón exigirá a Podemos un trato de igualdad antes de avanzar en la confluencia

> El diputado ha señalado que lo natural es que él vaya en un puesto visible en la lista de Madrid

Por Andrea Mingorance

Izquierda Unida demandará a la formación de Pablo Iglesias un trato de igualdad y un reconocimiento de su autonomía antes de cerrar cualquier acuerdo electoral. Esto podría implicar que pidieran un puesto destacado para Alberto Garzón en la lista de Madrid o la posibilidad de mantener una parte del programa diferenciada, según ha contado el propio diputado.


Alberto Garzón ha coincidido en que la tercera ronda de consultas del "ciudadano Felipe de Borbón" no va a alumbrar buenas noticias. En la rueda de prensa posterior a su visita a Zarzuela, el diputado ha reconocido que gran parte de la conversación con el Jefe de Estado se ha centrado en las elecciones anticipadas y en una posible confluencia entre IU y Podemos.

Garzón ha reiterado que la negociación formal con el partido de Pablo Iglesias no se iniciará hasta que haya una convocatoria oficial de elecciones pero que se realizará de forma "rápida". Para ello, los secretarios de organización de cada formación ya han iniciado "contactos exploratorios".

Sin embargo, el diputado ha añadido otra condición para que se avance en las negociaciones: "un reconocimiento por parte de Podemos de que se va a ir a un escenario de confluencia entre iguales". Según Garzón, esta cuestión afectará al enfoque de las negociaciones en todos sus aspectos.

Sobre este punto, el político de Unidad Popular-IU se ha mostrado optimista ante la posibilidad de llegar a un acuerdo de Podemos, ya que ha visto un cambio de actitud en la formación morada respecto a ellos.

Garzón ha evitado adelantar aspectos concretos de la negociación y ha asegurado que él no va a estar en la mesa de diálogo con Podemos. También ha apuntado que la iniciativa de las negociaciones la tendrán los secretarios de organización y que, en el caso de IU, corresponderá a la dirección federal la potestad de designar a sus negociadores tras una reunión este mismo miércoles.

El diputado ha dado por hecho que, si se produce un acuerdo con Podemos, Pablo Iglesias seguirá siendo el candidato a la presidencia del Gobierno. Garzón no ha querido responder a si pedirían un nuevo proceso de primarias, pero sí ha señalado que él seguirá siendo el "referente" de IU y que, como tal, "lo natural" es que tuviera un puesto visible en la lista de Madrid.

"Está preconcebido en el imaginario social que los candidatos de cada organización política, sin prejuicio de que vayan en confluencia, vaya por la lista de Madrid. Es lo que, a efectos mediáticos y a efectos de visibilidad, suele ser lo más atractivo", ha comentado.

Esta petición podría suponer un obstáculo en el diálogo con Podemos, que ya para la convergencia fallida del 20-D planteó que Garzón se presentara por Málaga. La decisión de colocar al diputado de IU como, por ejemplo, número tres por Madrid -el número dos correspondería a una mujer por el sistema cremallera- no sólo implicaría desplazar a Íñigo Errejón hasta el número 5, sino que la lista madrileña ha sido utilizada por Podemos para situar a gran parte de sus máximos dirigentes, por lo que se podría poner en riesgo el escaño para alguno de ellos.

La autonomía que pedirán a Podemos también se podría traducir en que sólo acuerden un "programa mínimo común" y que mantengan propuestas diferentes. Así, por ejemplo, Garzón ha asegurado que no van a renunciar a su defensa del republicanismo aunque no aparezca en el programa de Podemos.

La reivindicación de mantener su identidad también podría afectar al debate de las siglas, aunque Garzón ha abierto la puerta a que el nombre de IU esté políticamente, pero no jurídicamente (en las papeletas o en el nombre oficial de la confluencia). Sin embargo, luego ha reiterado que una confluencia de igual a igual también implicaría una presencia de la identidad de IU y de la de Podemos en todos los ámbitos.

Otro de los aspectos que Garzón ha apuntado es la posibilidad de hacer actos por separado y la necesidad de compartir tiempos en los medios para que haya una visibilidad de ambas formaciones. En cualquier caso, el diputado ha aclarado que emplazarán a las bases de IU a una consulta para ratificar el acuerdo, con la posibilidad de ampliarla a los simpatizantes de Unidad Popular.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com