23 de agosto de 2019, 0:33:08
Nacional


Podemos y las confluencias presionarán al PSOE para lograr los 4 grupos en el Congreso

> En Comú Podem, En Marea y Compromís volverán a pedir grupo propio a pesar de las reticencias del resto de partidos

Por Andrea Mingorance

Podemos-IU, En Marea, Compromís y En Comú Podem confían en que los resultados de las próximas elecciones generales arrojen una mayoría diferente en la Mesa del Congreso para logar su objetivo de dividirse en cuatro grupos. De este modo, trasladan la presión a los socialistas, a quienes culpan por haber dejado la mayoría en manos del PP y de Ciudadanos. En cualquier caso, las confluencias territoriales han confirmado que volverán a realizar esta petición ya que consideran que legalmente cumplen los requisitos y asumen que la decisión dependerá de una voluntad política.


A pesar de que Izquierda Unida ya ha aceptado sumarse al grupo confederal de Podemos en el Congreso de los Diputados, las confluencias territoriales no renuncian a dar la batalla por tener presencia propia.

Tanto Compromís, como En Marea y En Comú Podem han confirmado a Diariocrítico que, en principio, mantienen la intención de registrar un grupo parlamentario propio a pesar de que las posturas de PP, PSOE y Ciudadanos no hayan cambiado respecto a la negativa que les dieron tras el 20-D.

Sin embargo, las tres candidaturas se muestran más prudentes que en los anteriores comicios, ya que aseguran que se trata de una cuestión meramente política y no de reglamento.

"Esperaremos a la composición de la Mesa y a que el PSOE no caiga en manos del PP de nuevo", comentan fuentes de En Comú Podem. Desde la candidatura catalana añaden que sería lógico que les concedieran el grupo y trasladan la responsabilidad a los socialistas.

Compromís se muestra más contundente en afirmar que llegará "hasta el final" en la exigencia de un grupo propio. La coalición valenciana ya mantuvo discrepancias con Podemos en la pasada legislatura al considerar que había que registrar la petición a pesar de que la mayoría en la Mesa del Congreso era contraria a concederles los grupos parlamentarios.

Las discrepancias se acrecentaron cuando la formación de Pablo Iglesias decidió registrar un grupo confederal, al que se sumaron los diputados valencianos de Podemos que formaban parte de la candidatura conjunta. Los cuatro componentes de Compromís continuaron el proceso hasta obtener una segunda negativa, tras lo cual decidieron integrarse en el Grupo Mixto.

La coalición valenciana también pone sus esperanzas en que los socialistas no le concedan esta vez la mayoría de la Mesa a PP y Ciudadanos. Se refieren así al pacto alcanzado por los tres partidos para repartir los cargos del órgano rector del Congreso, de forma que los populares obtuvieron tres asientos, mientras que PSOE, Podemos y Ciudadanos tuvieron dos puestos cada uno. Si no se vuelve a repetir este reparto, aseguran desde Compromís, podría ser más fácil que les aprobaran el grupo propio.

El reglamento de la Cámara Baja dispone que pueden constituir un grupo parlamentario los partidos que hayan obtenido cinco diputados como mínimo y, al menos, el 15% de los votos en su circunscripción o el 5% del total de los votos emitidos en España. También se establece la prohibición de que puedan constituir grupo parlamentario separado diputados que pertenezcan al mismo partido o de formaciones distintas que no se hayan enfrentado ante el electorado.

Es esta segunda condición la que fue utilizada por PP, PSOE y Ciudadanos para argumentar que no había habido competición electoral y que no se justificaba, por tanto, la división en cuatro.

Para este 26-J se barajó la posibilidad de modificar la fórmula legal con la que se presentaban las confluencias para "poner más difícil" a la Mesa el negarles los grupos. Sin embargo, finalmente se renunció a la idea, en parte por la falta de tiempo, y en parte porque se asumió que igualmente las otras formaciones podrían volver a rechazar la división con los mismos argumentos.

El único matiz que se da en estos nuevos comicios es que En Comú Podem sí se ha registrado como partido político, aunque se presenta en forma de coalición instrumental, y que en el registro de la alianza Podemos-IU se especifica que no se presentan en Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, explicó que desde Podemos siguen apostando por que las confluencias tengan grupo parlamentario, pero admitió que esto no tiene tanto que ver con la fórmula con la que se presentan sino con la interpretación que haga la Mesa del reglamento.

"Nuestro compromiso con que En Marea, En Comú Podem y Compromís-Podemos puedan tener grupos parlamentarios propios es más firme si cabe que antes del 20 de diciembre. Entendemos que eso reflejaría de manera adecuada la plurinacionalidad de nuestro país", llegó a manifestar Echenique.

El dirigente de Podemos también condicionó el logro de los cuatro grupos parlamentarios a una victoria en las elecciones del 26J o a una mejoría significativa de sus resultados. Además, Echenique adelantó que si se vislumbrara una mayoría favorable hacia Podemos, también plantearán una modificación del reglamente de la Cámara Baja respeto a los grupos parlamentarios.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com