12 de diciembre de 2019, 7:29:31
Ocio


La noche madrileña, a ritmo de Paul McCartney

Por Diariocrítico/EP

Sir Paul McCartney (Liverpool, Reino Unido, 1942) lleva mucho tiempo sin tocar en España. Demasiado. Porque doce años es, efectivamente, toda una sobrada por su parte. Ese es el tiempo transcurrido desde aquel 30 de mayo de 2004 en el Estadio de La Peineta ante algo más de 20.000 fans (cinco días antes había estado en El Molinón de Gijón), pero ahora la espera toca a su fin.


Porque McCartney actúa este jueves 2 de junio en el Estadio Vicente Calderón de Madrid en una velada que, antes de acontecer, ya tiene la atmósfera de las grandes ocasiones, esas que con el paso de los lustros se recuerdan como históricas. No en vano, Paul cumplirá 74 años el 18 de junio y, aunque mantiene una actividad admirable, el tiempo pesa para todos, aunque sea con diferente intensidad.

Pero no adelantemos acontecimientos, pues por todos es sabido eso de que los viejos rockeros nunca mueren. La cuestión es, por tanto, que Paul llega a Madrid convertido, con permiso de Ringo Star, en el Beatle perpetuo, ése encargado de refrescar cada noche el repertorio de la legendaria banda que cambió las reglas del juego de la música pop.

No faltan en cada concierto temas de la extensa trayectoria de McCartney posterior a la separación en 1970 de los Beatles, con temas tanto de su banda Wings como de su catálogo en solitario. Pero no hay que ser muy avispado para saber que en sus conciertos, el clímax lo marcan los clásicos que los escarabajos nos regalaron durante la década de los sesenta del siglo pasado.

Así las cosas, seleccionamos a continuación un repóker imbatible de temas que siguen siendo, a pesar del paso del tiempo y por muchos años, los momentazos de los concierto de Sir Paul McCartney.

A Hard´s Day Night

Sin ánimo de hacer muchos spoilers, aquí va uno, pues este tema (compuesto por John Lennon, vale) de los Beatles de 1964 está teniendo el honor de abrir los recitales de McCartney de un tiempo a esta parte. Puede que en Madrid cambie si el artista lo ve conveniente, pero de ser así será por otra igualmente legendaria, para entrar a puerta gayola. No faltarán otras como Love me do o We can work it out, por citar un par.

Yesterday

Prácticamente todas las canciones de los Beatles pueden ser consideradas clásicos de la música popular de nuestro tiempo. Pero de todo su brillante catálogo, hay algunas que son aún más brillantes y que han aguantado con mayor egregia solvencia el paso de los años.

Yesterday es un tema que Paul compuso en sueños allá por 1965. Fue la primera canción en incluir elementos de la música clásica y también en contar con la participación de un solo Beatle. Una obra personalísima del mejor McCartney.

Let it be

Uno de los últimos y más coreados singles de los Beatles, editado en marzo de 1970 (semanas antes del fin del grupo). Fue compuesta por Paul McCartney, aunque en los créditos viene firmada por la tradicional dupla Lennon/McCartney. El sencillo alcanzó el número uno en los Estados Unidos y el número dos en el Reino Unido. También fue número uno en las listas de países como Australia, Noruega y Suiza.

Hey Jude

El coro colectivo de Hey Jude recobra su vigor en cada concierto de McCartney y en cada estadio de fútbol donde suena recurrentemente (esto lo saben bien los hinchas del Manchester City). Inicialmente era un tema de Paul para consolar a Julian, el hijo de John Lennon, por el divorcio de sus padres. Y a partir de ahí, clásico del siglo XX.

Live and Let Die

La trayectoria solista de Paul tiene también mucho espacio en sus conciertos, con momentos realmente álgidos como este Live and let die compuesto junto a su esposa Linda para su banda Wings en 1973, incluida en la banda sonora de la octava película de James Bond 007, del mismo título. Pirotecnia abrasiva para uno de los pasajes más violentamente rockeros de un músico que todavía siente dentro el ardor del directo. ¿Que no? Que sí.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com