19 de octubre de 2019, 9:05:38
Nacional


Antonio Hernando reprocha a Bescansa que intentara engañarle para ser presidenta del Congreso

> El jefe del equipo negociador del PSOE no oculta su desconfianza ante nuevos contactos con Unidos Podemos

Por Vicente Mateu

Fue una de las primeras ‘sorpresas’ que Podemos dio al PSOE nada más empezar la Legislatura, pero Antonio Hernando, a la sazón portavoz parlamentario socialista, nunca lo había explicitado de la forma en que lo ha hecho esta mañana en Al Rojo Vivo de La Sexta: “Intentaste engañarme para ser presidenta del Congreso”, le ha espetado mirándola a los ojos, que la número 2 de Unidos Podemos no ha sabido hacia dónde dirigir mientras encajaba el golpe. “No lo niegues porque está publicado…”


En los primeros días del año, ambos negociaron para situar a un socialista -Patxi López- al frente de la Cámara. Todo parecía encarrilado para que la nueva Legislatura echase a andar el 13 de enero. A primera hora de la solemne jornada de constitución de las Cámaras, Hernando se encontró con la candidatura de su interlocutora sin previo aviso junto al café del desayuno. Una maniobra absurda por parte de Podemos que puso el primer clavo en el ataúd de la desconfianza entre los equipos negociadores de ambos partidos.

Hernando, sin duda, se guarda más balas de este tipo en la recámara. Ya ha insinuado alguna vez sus interlocutores de Podemos decían una cosa dentro y otra fuera de la sala de reuniones, ante los medios de comunicación. Como buen negociador, no ha querido pecar de indiscreto, simplemente lo ha dejado ahí.

Hoy, ha sido su respuesta a la insistencia de Carolina Bescansa en emplazarle a sentarse con Podemos al día siguiente de las elecciones. Más o menos como aquello de “¿qué parte del no…?

La primera consecuencia para Podemos fue su soledad en la mesa del Congreso, con PP, Ciudadanos y PSOE haciendo piña para mandarlos al ‘gallinero’, vetar a las confluencias la formación de grupo propio, etcétera. Después el 26J, Antonio Hernando -y Óscar López en el Senado- están dispuestos a hacerles pagar todas las ‘jugarretas’ de estos meses. Incluso si hay pacto. La primera cita es el 19 de julio, fecha de Constitución de las Cortes, y esta vez no quieren sorpresas.

Quien sí ha movido ficha es Mariano Rajoy, que esta mañana ha asegurado en Barcelona que volverá a declinar presentarse a la investidura como presidente si carece de los apoyos necesarios. “¿A qué voy a ir a la investidura?”, ha respondido en el foro organizado por El Periódico. No será él quien ponga en marcha el reloj de las terceras elecciones.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com