3 de marzo de 2021, 10:31:23
Nacional


Rajoy comienza su semana de 'calabazas': ya cobra fuerza la teoría de terceras elecciones

Por Diariocrítico

Ya no parece tan imposible las terceras elecciones, aunque no sean inmediatas y sí en aproximadamente dos años. Porque parece que si el PP puede llegar al Gobierno, sería en una absoluta minoría gracias a unas abstenciones para la investidura que hoy por hoy parecen incluso imposibles. Rajoy comienza esta semana las negociaciones y no espera más que calabazas por parte de todos los partidos que necesita, siempre que el PSOE en masa no proceda a la abstención.


El presidente en funcione, Mariano Rajoy, comenzará esta semana la ronda de contactos que piensa mantener con todas las formaciones políticas excepto con Bildu, con el fin de recabar los apoyos necesarios para poder ser investido presidente. De menor a mayor representación, Coalición Canaria ha sido el primer partido convocado para acudir a La Moncloa. Los canarios ya han adelantado su 'no', aunque es el más innecesario al tratarse de un solo escaño.

Según el diario 'El País', aunque Rajoy no ha comunicado ni públicamente ni dentro del PP cuál es su calendario de trabajo, en el partido interpretan que la decisión de convocar primero a Coalición Canaria, y reservarse los demás encuentros, obedece a que su líder persigue dar más tiempo a Pedro Sánchez al que dejará para el final, cuando el PSOE haya celebrado su Comité Federal este sábado 9 de julio.

Rajoy, según todos los indicios, volverá a ofrecer al líder del PSOE la formación de una gran coalición de Gobierno, algo que los socialistas, por el momento, rechazan de pleno. El PP insiste en que es la mejor solución para España y deja la puerta abierta a que Ciudadanos forme parte de esa gran coalición.

El PSOE, por su parte, afronta una semana clave que concluirá con la reunión el sábado 9 de julio de su Comité Federal, máximo órgano de dirección entre congresos, que debe definir su postura en el escenario planteado tras los comicios. Si bien el partido consiguió evitar que la nueva formación de izquierda, Unidos Podemos, le arrebatara el segundo puesto, obtuvo el peor resultado de su historia con 85 escaños, lo que puede poner en peligro el liderazgo de Pedro Sánchez.

Respecto a la investidura, oficialmente, el partido mantiene su negativa a apoyar un gobierno del PP, aunque a título individual algún dirigente, como el extremeño Guillermo Fernández Vara, ha defendido que si el PP no logra el apoyo suficiente, el PSOE debería prestarle algunos diputados para abstenerse y que así Rajoy sea reelegido.

En esta línea, tanto el eurodiputado socialista Ramón Jáuregui como el ex ministro Josep Borrell apuntaron la posibilidad de que el PSOE se abstenga para facilitar la investidura de Rajoy. Pedro Sánchez, en todo caso, se entrevistará esta semana con los dirigentes autonómicos del PSOE para llegar a la cita del sábado con una postura consensuada.

Sobre este asunto, 'La Razón', en su portada, asegura que el Comité Federal del PSOE levantará el veto para negociar con el PP. Para ello, dice el diario, se aprobará una resolución que tenga como única línea roja evitar unas nuevas elecciones. La resolución permitiría una abstención de última hora, con condiciones y "por sentido de Estado" para que finalmente gobierne Mariano Rajoy.

Mientras tanto, la propuesta de la dirección del PSC de celebrar una consulta legal y acordada para Cataluña, siguiendo la vía canadiense, quedó aparcada este fin de semana. Según 'El país', varios dirigentes territoriales se sublevaron el sábado en el consejo nacional del PSC en contra de esa alternativa, en la misma línea que defiende la dirección nacional del PSOE. Después de un tenso debate, se acordó no votar la ponencia marco del congreso de noviembre, que abogaba por celebrar una consulta legal y acordada como último recurso si fuese rechazada en Cataluña la reforma constitucional que defienden los socialistas.

El tercer partido clave para la posible investidura es Ciudadanos. Su delegado en Madrid, Miguel Gutiérrez, negó ayer la existencia de un veto a Rajoy de cara a su investidura como presidente del Gobierno, pero señaló que sigue el "modelo continuista" mientras ellos buscan a alguien que quiera hacer cambios ante el cambio de ciclo que, a su juicio, ha habido en España. "Nos parece difícil que las personas que han liderado un fin de ciclo lideren el inicio de uno nuevo. No es que sea un veto, es simplemente que no nos parecen las personas adecuadas, ni el equipo adecuado", señaló. Para que el PP pueda tener el apoyo de Ciudadanos, "primero hay que saber qué es lo que se quiere hacer en este país, y nosotros no hemos escuchado nada de un programa reformista", concluyó Gutiérrez.


- El PP negocia con Ciudadanos la presidencia del Congreso para controlar la Cámara entre ambos

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com