6 de diciembre de 2021, 12:57:49
Nacional


150 militares españoles, testigos de excepción a 500 km de Ankara al frente de una batería de misiles Patriot

> El Ministerio de Defensa, en máxima alerta pendiente de los efectivos del regimiento valenciano destacado en Adana

Por V. M.

Son la máxima preocupación del Ministerio de Defensa en una noche de caos en Turquía. A 500 kilómetros de Ankara, 150 militares españoles del tercer contingente desplazado al aeropuerto de Adana -al sur de la capital- se han convertido en testigos de excepción del levantamiento militar contra el Gobierno de Erdogan. El Gobierno español sigue atentamente los sucesos en un país aliado, miembro de la OTAN, entre informaciones que señalan al presidente turco camino de Alemania, imágenes de disparos en la televisión y un cierre casi total de las comunicaciones vía internet.


El primer contingente inició su traslado a Turquía el 29 de diciembre de 2014 relevando, un mes después, a la unidad holandesa que se encontraba en el aeropuerto de Adana.

Desde enero de 2016, el tercer contingente español, se encuentra totalmente operativo y desplegado.

En la actualidad, la batería está integrada en el Centro de Operaciones de Defensa Antimisil Balístico (BMDOC) y está compuesta de seis lanzadores, un radar y una planta de energía que operan durante las 24 horas del día.

En la web del Ministerio de Defensa se explica que, desde enero de 2015, el contingente Patriot español desplegado en Adana (Turquía) venía cumpliendo su misión distribuido en dos núcleos separados: en la Base Aérea de Incirlik se situaba la zona de vida y la zona logística del contingente, mientras que las oficinas de la Plana Mayor de Mando y la unidad de fuego, la batería Patriot, se situaban junto al aeropuerto civil de Sakirpasa.

En diciembre, las autoridades nacionales decidieron la prórroga para el año 2016 de la misión de la defensa de la ciudad de Adana contra misiles balísticos procedentes de Siria. Posteriormente se revisaron las condiciones logísticas, operativas y de seguridad del despliegue de la unidad, en coordinación con las autoridades de la OTAN, ámbito en el que se desarrolla la misión española, y con las de la nación anfitriona, Turquía.

Se determinó que la misión defensiva de cobertura de la ciudad de Adana se cumplía con igual eficacia también desde dentro de la Base Aérea, y que además se conseguía una mayor eficiencia en el uso de los medios logísticos, desplegando también la batería en el recinto de la Base Aérea, donde existen sinergias con otras unidades aliadas, con capacidades logísticas allí desplegadas.

Adicionalmente se consigue también que una unidad relativamente pequeña en dimensión (número máximo autorizado para el contingente de 150 militares), funcione con mayor cohesión en un solo núcleo. El grado de seguridad y las condiciones de protección de la fuerza son idóneos en la Base Aérea de Incirlik.

El cambio de posición lo realizó el actual contingente A-T II, el segundo contingente Patriot generado por el Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) Nº 74 (Sevilla). El próximo día 21 de enero el teniente coronel Juan Carlos Castilla Barea entregará el mando al teniente coronel Juan Carlos Pérez Herrero, al mando del tercer contingente, generado en base al RAAA 81 (Valencia).

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com