9 de diciembre de 2021, 8:40:37
Cine


'Los 7 magníficos': otro remake innecesario y olvidable

Por Sergio Ariza Lázaro

El nuevo 'remake' de 'Los 7 magníficos' es otra prueba más del estado actual de Hollywood, y del cine en general, nula creatividad, cero riesgo y seguir vampirizando historias ya hechas. En este caso, para rizar el rizo, se trata del 'remake' de otro 'remake', ya que 'Los 7 magníficos' de John Sturges no era sino la traslación al Oeste de la obra maestra de Akira Kurosawa 'Los 7 samuráis'. La primera vez ya bajó el resultado pero, al menos, era una interesante reinterpretación y contaba con un reparto lleno de carisma, gracias a actores como Steve McQueen, Yul Brinner o James Coburn, ahora lo único que han aportado su director, Anthony Fuqua, y su guionista, Nic Pizzolatto (el creador de 'True detective'), es la diversidad de razas de sus protagonistas, lo demás parece copiado sin disimulo de los grandes maestros del género, Ford, Peckinpah o Leone.


El caso es que, a pesar de todo, tenía muchas ganas de ver esta película, estaba bastante interesado en ver qué hacía con el material parte del equipo que creó la magnífica 'Día de entrenamiento', uno de los grandes thrillers de los últimos años, con su director, Fuqua, y sus dos protagonistas, Denzel Washington y Ethan Hawke, al frente.

Cuando al proyecto se les sumó Pizzolato mi expectación creció (esto se supo antes del jarro de agua fría que supuso la segunda temporada de 'True Detective') pero el resultado no ha podido ser más decepcionante. No me malinterpreten, no es que 'Los 7 magníficos' sea una mala película, por momentos se puede ver y su reparto está bien, lo que pasa es que la película no aporta nada nuevo. No tiene una visión propia, sino que parece hecha por varios admiradores de las grandes películas del género. En el fondo es como un popurri mal hecho en el que se mezclan los aromas clásicos de Ford con el aire decadente y violento de Peckinpah, además de planos propios de Leone (alguien que sí que supo adaptar con estilo propio otra pelícual de Kurosawa). Y la mezcla no funciona.

Lo único original de la película es su diversidad racial, los siete pistoleros están encabezados por un negro, hay un asiático, un mexicano y un indio. El malo es una exagerada representación del capitalismo y, por momentos, parece como si sus creadores hubieran querido contarnos algo de la situación actual de los EEUU, con Trump pudiendo convertirse en presidente del país y disturbios raciales por todas partes. Pero no, todo queda en anécdota, y la historia que nos cuentan no es más que una simple excusa para un largo final en el que muere más gente que en 10 duelos de OK Corral juntos.

En definitva, una decepción en la que, por momentos, todos los implicados parecen estar jugando a vaqueros más que queriendo decir algo con entidad propia. Todo lo visto y oído en esta película ya lo habíamos contemplado y escuchado con anterioridad y, lo que es más grave, con unos resultados más satisfactorios.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com