7 de abril de 2020, 16:43:17
Nacional


Sánchez pone en un aprieto al Rey, al PSOE y hasta su propio liderazgo

> El PSOE andaluz le avisa que “no es el momento de celebrar congreso sino de asumir responsabilidades políticas"
> Desafía a los barones con la propuesta de unas primarias en octubre para elegir un nuevo secretario general

Por Vicente Mateu

No tiene otro nombre. La jugarreta de Pedro Sánchez al resto del mundo, que aquí no se salva nadie, ha puesto en un brete al Rey en vísperas de convocar una nueva ronda de consultas; en un aprieto al PSOE, al abrir una crisis sin precedentes pues su convocatoria de un Congreso del partido -de momento una mera propuesta- para el próximo diciembre y, sobre todo, primarias para elegir un nuevo secretario general el 23 de octubre, sólo una semana antes de que expire el plazo para disolver de nuevo las Cortes, y, también, ha puesto a subasta su propio liderazgo llevando el enfrentamiento interno a unos límites insoportables. Hoy, ha roto demasiados puentes.


El desastre electoral en Galicia y País Vasco han precipitado la crisis en el PSOE, pero en contra de lo esperado no ha venido de la mano de los barones críticos, sino del propio Pedro Sánchez. La filtración a media mañana -que en este partido hay cosas que nunca cambian- de sus intenciones en el próximo sábado en el Comité Federal, le ha permitido conocer la reacción en las filas socialistas antes de su comparecencia ante los medios, cuyo retraso ha abierto aún más las especulaciones. A las 14.00 horas aún no se había producido.

Desde Eduardo Madina a Carme Chacón, y por supuesto Antonio Miguel Carmona, la propuesta ha encontrado un rechazo casi masivo incluso en sus propias filas. Para terminar de enrarecer el ambiente interno en la cúpula socialista, Podemos ha roto su pacto en Castilla-La Mancha que hizo presidente a Emiliano García-Page. El entorno del barón socialista no culpa, sin embargo, a Pablo Iglesias, sino al secretario de Organización, César Luena, mano derecha de Sánchez y bestia negra del susanismo.

Y, hablando de Susana Díaz, su portavoz Juan Cornejo ha sentenciado que “no es el momento de celebrar congreso sino de asumir responsabilidades políticas", un mensaje tan claro y directo como el de afirmar que “la dirección del partido trata de esconderse detrás del congreso exprés para no hablar de lo que se tendría que hablar”.

Tras criticar que Sánchez haya presentado esta propuesta sin diálogo ni consenso con el resto del partido, Cornejo ha afirmado que el congreso debe celebrarse cuando haya gobierno en el país y debe ser de "refundación" para que el PSOE “sea de verdad una alternativa de gobierno, sea un partido ganador y resuelva los problemas a los ciudadanos asumiendo su responsabilidad”, según informa Europa Press.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)


- A Sánchez se le echan al cuello a escasas horas del nuevo fracaso electoral: "No podemos seguir así"
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com