27 de noviembre de 2020, 4:39:30
Nacional


El PSOE de la abstención sale en defensa de Rajoy para desactivar el ‘efecto Correa’

> Susana Díaz y Javier Fernández insisten en amortizar las declaraciones del capo de la Gurtel
> Mientras el 'no y no' gana apoyos, el PSC anuncia un 'crowdfunding' para la multa por saltarse la disciplina de voto

Por Vicente Mateu

Mientras el PP cumple a rajatabla la orden de Mariano Rajoy de no abrir la boca hasta nueva orden, en el PSOE ‘de la abstención’ la consigna es desactivar el ‘efecto Correa’, minimizarlo en lo posible para que no influya en el Comité Federal del día 23. Las declaraciones del presunto cabecilla de la trama Gurtel implicando hasta las trancas a los populares pueden desequilibrar una balanza muy ajustada. En el empeño, un barón socialista incluso se ha apresurado a recordar que Convergència también encabeza el ranking de la corrupción.


El debate interno del PSOE se embarra a medida que se acerca otro sábado decisivo para el futuro del partido. Y, por supuesto, para un país pendiente de un Gobierno ‘normal’. La apuesta de Susana Díaz y el grupo de barones anti Sánchez no parece ya tan ganadora como hace un par de semanas.

Una victoria pírrica de la abstención puede ser casi peor que enfrentarse a unas terceras elecciones sin candidato. Sin un candidato de peso para ser más exactos. No hay tiempo para crear otro Pedro Sánchez. Los partidarios del ex secretario general y los del “no y no”, que son muchos más, ganan fuerza día a día y Francisco Correa les ha venido a ver para echarles una mano. "Nada nuevo" es la consigna.

Preguntado sobre el regreso del PP a la sección de tribunales, Javier Fernández ha escapado por la tangente: "Va a haber un debate en el seno del Comité Federal en el que cada uno expondrá sus razones, se hará un juicio de los acontecimientos y como órgano colectivo el Comité se pronunciará".

La prudencia del presidente de la gestora contrasta con la tensión que traslucen las declaraciones de uno de los principales cabecillas de la revuelta, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que hoy ha borrado desde Madridejos el problema de un plumazo: "Correa ayer hablaba de la corrupción del PP, pero por la misma regla de tres algunos intentarán decir que no nos pongamos de acuerdo con la antigua CiU, que también tiene corrupción hasta decir basta". Un mensaje dirigido directamente a Iceta.

Los presuntos defensores de la abstención, apoyados en la gestora que controla el partido -y el proceso- parecen tener la victoria asegurada en la votación del día 23 pese al éxito indudable de la recogida de firmas para forzar una consulta a los militantes. Un referéndum disfrazado de primarias que reclaman, a fecha de hoy, 70.000 de los 190.000 afiliados al PSOE.

Un 36,8% del total. Para obligar a la gestora a atender su petición faltan aún otras 20.000… en cualquier caso, lo consigan o no sus impulsores son demasiados como para mirar hacia otro lado. Su propia legitimidad depende de ello.

El ‘verkami’ del PSC

Algunos problemas, por otra parte, no tienen solución. Por ejemplo, el “no y no” de los siete diputados del PSC, del que ya no se pueden mover ni Nuria Parlón ni Miquel Iceta gane quien gane las primarias de este sábado en las que se disputan el liderazgo del partido de los socialistas catalanes.

"Somos disciplinados: si nos sancionan por romper disciplina voto pagaremos la multa [600 euros por votación] y ya está [...] Haremos un ‘verkami’ para pagar entre todos", ha avisado hoy mismo Miquel Iceta.

Por ‘suerte’ para Javier Fernández, el PSC ya no es un factor decisivo en el Grupo Parlamentario Socialista. No son los 25 escaños de hace ocho años, si ahora rompen la disciplina de voto puede ‘venderse’ casi como una anécdota. Si es que nadie más sigue su ejemplo más allá de la aragonesa Susana Sumelzo y alguno más.

La tradición en el PSOE apunta a que se respetará en términos generales la disciplina de voto y se podrá hablar de ‘casos puntuales’. Antonio Hernando, superviviente como portavoz, será quien tenga que dar las explicaciones correspondientes, consciente de que la hemeroteca va a ser su peor enemigo en la última semana de octubre.

Antes, sin embargo, el Comité Federal tendrá que tomar una decisión. Susana Díaz, clara partidaria de la abstención, está convencida “de que será con una mayoría amplia”. Lo suficientemente amplia como para que no haya dudas a la hora de ponerla en práctica.

La presidenta andaluza admite con esa afirmación que un resultado ajustado en la votación del día 23 puede empeorar aún más las cosas. Si la consulta a los militantes fuese inevitable, apenas habría uno o dos días de margen para convocarlos a las urnas. Ni siquiera eso si se tiene en cuenta que Javier Fernández deberá despachar con el Rey el martes 25.

De hecho, la convocatoria del Comité Federal con el partido casi en tiempo de descuento tiene entre sus principales objetivos hacer inviable una consulta cuyo resultado quizá sea tan previsible como el de la votación del Comité Federal. O no, que diría Rajoy.

- Alrededor de 70.000 afiliados, el 36,8% del total, han firmado ya para exigir primarias y un Congreso. Necesitan 90.000

- El PSOE prefiere pasar página

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com