11 de diciembre de 2019, 4:16:35
Nacional


> 'No me chilles que no te veo’. Pedro Sánchez ignora a Antonio Hernando

Por Diariocrítico

Han sido dos gestos muy significativos. La desgana con la que Pedro Sánchez ha saludado este martes a quien hasta hace dos ‘telediarios ‘ pasaba por ser no su mano derecha, sino su brazo armado, el aún portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando, ha revelado hasta dónde se ha abierto la grieta en el PSOE. Al subir el escaño, el apretón de mano no ha sido frío, sino gélido, y en los pasillos, la ‘sordera’ del ex secretario general mientras su ex hombre de confianza reclamaba su atención ha parecido una escena de la película de Arhtur Hiller ‘no me chilles que no te veo’.


La culpa es de Podemos, explicará hoy Antonio Hernando, que tendrá que pasar de preguntar al PP aquello de “qué parte del ‘no’ no han entendido” a justificar el cambio de posición del PSOE hacia la abstención. Sánchez le nombró ‘jefe’ del equipo negociador, pero ahora se pregunta, según su entorno, si no fue otra de las herencias envenenadas de la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido.

Para empezar, el ex secretario general no le perdona el ‘numerito’ de sentarle en el escaño inmediatamente posterior al de Eduardo Madina tras su dimisión, por mucho que fuera el que le correspondiese reglamentariamente. La rapidez con la que el diputado vasco deshizo una situación incómoda y humillante dejó en evidencia a la dirección de un Grupo Parlamentario -o sea, a Hernando- que se pasó de frenada en su deseo de agradar -dicen los sanchistas- a los nuevos ‘propietarios’ de Ferraz.

La guinda, o la guindilla más bien, la ha puesto hoy la carta que Antonio Hernando se ha visto ‘obligado’ a enviar a los diputados de su Grupo Parlamentario para recordarles, por si alguno no se había enterado aún, que deben respetar la disciplina de voto o se arriesgan a sufrir la ‘ira’ de Javier Fernández.

Uno de los destinatarios ha sido, obviamente, Pedro Sánchez, que no ha abierto casi la boca en su reaparición pública. “El sábado, el sábado será otro día”, se le ha oído decir mientras abandonaba a toda velocidad el Hemiciclo rodeado de micrófonos.

Hernando dice que van a "cumplir con un deber"

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com