13 de diciembre de 2019, 14:20:34
Entrevistas


Lorena Ruiz-Huerta (Podemos): "Ramón Espinar dio una lección sobre cómo debe ser un cargo público"

Por Andrea Mingorance

Lorena Ruiz-Huerta es diputada en la Asamblea madrileña y concurre a las primarias de Podemos Comunidad de Madrid en la lista de Juntas Podemos, encabezada por Ramón Espinar. La entrevista con Diariocrítico se produce apenas 24 horas después de que el senador respondiera a las informaciones sobre la compra-venta de un piso protegido que le reportó un beneficio de casi 20.000 euros. "Estamos satisfechos con las explicaciones que ha dado Ramón y de que sea un político que de la cara", ha valorado Ruiz-Huerta, que ha asegurado que han vivido un ataque por parte del Grupo Prisa y de los poderes fácticos a los que les "escuece" que señalen directamente a la casta.


Hace un año y medio Lorena Ruíz-Huerta se presentaba como número dos de José Manuel López a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid. Todo ha cambiado mucho desde entonces, como reconoce la diputada regional. Ahora se enfrenta a López y a Rita Maestre en las primarias a los órganos de Podemos en la comunidad desde la lista Juntas Podemos, encabezada por Ramón Espinar. Después de que sólo lograran imponer un documento -el más importante, remarcan- frente a los 9 textos en los que ganó Maestre, ahora afrontan la campaña interna lidiando con los efectos de una información de la 'Cadena Ser' sobre el piso protegido de Espinar.

¿Cómo ha sentado en Juntas Podemos la información sobre el beneficio que obtuvo Ramón Espinar en la compra-venta de un piso protegido?

En la candidatura de Juntas Podemos, en particular -y creo que en el partido en general-, lo que ha sentado muy mal es el ataque, que creo que es premeditado para intentar hacer daño a Podemos. Nosotros el análisis que hacemos es ese. Y lo tenemos muy claro desde hace tiempo: hay toda una estrategia de los grandes medios de comunicación que hemos venido viendo desde que Podemos empezó a ser una fuerza representativa y empezó a asustar a los poderes fácticos. Ha habido una campaña de desprestigio mediático y de ataque sin precedentes en la historia de este país.

Lo que ha sucedido en estos días con Ramón Espinar no podemos sino leerlo en esa misma clave. Una clave de ataque a una de nuestras caras visibles, a uno de los dirigentes de nuestra formación en un momento tan sensible como son las elecciones internas en nuestra organización.

Pero Espinar ha confirmado que hubo una compra-venta de un piso protegido. Y posteriormente se ha publicado que podía haber renunciado a su plaza en la cooperativa sin tener ni pérdidas ni ganancias. ¿Usted cree que Espinar, desde el punto de vista ético, actuó de la mejor manera posible?

Yo lo que creo es que Ramón Espinar dio una lección de cómo debe ser un cargo público de un partido político que ocupa además un puesto de representación pública. Salió inmediatamente y dio una rueda de prensa de más de una hora de duración en la que dio todas las explicaciones que a nosotros, desde Juntas Podemos y desde Podemos, nos han parecido suficientes. Por otro lado, Ramón Espinar va a seguir explicando todo lo que haga falta y todo lo que sea necesario aclarar.

Es verdad que ha aparecido información que venía a contradecir algunas de las explicaciones que ha dicho Ramón en esta línea que apuntas. Desde lo que yo sé, que no conozco el contenido de este caso concretamente, para adquirir una vivienda pública los procedimientos son absolutamente tasados y bastante complejos. Lo que se ha contrastado por parte de la cooperativa y por parte de la asociación 'Economistas frente a la crisis' es que existe una parte de los procedimientos en los que uno se puede salir. Lo que yo no sé es si en el momento en que Ramón vio que no podía hacer frente al pago de la hipoteca estaba en ese plazo o no. No se ha contestado concretamente al caso de Ramón Espinar, sino que se ha contado una parte de estos procesos.

En todo caso, yo insisto: nosotros y nosotras estamos satisfechos con las explicaciones que ha dado Ramón porque ha dejado las cosas bien claras. Y sobre todo estamos muy satisfechas de que sea un político que da la cara y no se esconda detrás de un plasma. En un caso además como este en el que claramente los medios de comunicación y los poderes fácticos estás mirando con lupa las vidas de determinados dirigentes de Podemos con una escrupulosidad y una vara de medir que no se aplica en el caso del resto de partidos políticos del arco parlamentario. Nadie se imagina a un político del PP dando explicaciones por un caso como el de Ramón Espinar. Este nivel solamente se le exige a la gente de Podemos y eso es verdaderamente indignante.

Pablo Iglesias ha asegurado que la información es un intento de atacar a Ramón Espinar porque "muchos han decidio que él es su candidato" y que por ese motivo ya no se ataca a Tania Sánchez, por ejemplo. ¿Comparten la idea de que ha habido una injerencia en las primarias en contra de Espinar porque su candidatura se asocia más a Iglesias?

Desde nuestra candidatura lo hemos venido diciendo desde el primer momento y directamente señalando al señor Cebrián y le hemos dicho: 'señor Cebrián, si usted quiere incidir en el proceso de primarias de Podemos, inscríbase en Podemos y participe como cualquier otro ciudadano'. Lo que es muy obvio es que esta información, el momento en el que ha salido, se ha hecho única y exclusivamente para hacer daño a este candidato.

Las razones de la elección de Ramón Espinar... no sé, habría que preguntárselas a Prisa. Es una buena pregunta para Cebrián: por qué le parece tan peligroso Ramón Espinar, si es porque lidera una candidatura dentro de Podemos Comunidad de Madrid que ha dicho claramente que nuestro proyecto político ha venido para señalar a la casta, que la casta se encuentra en los partidos del bipartidismo y que nosotros tenemos que ser una alternativa al bipartidismo que haga políticas radicalmente diferentes de las que se han venido haciendo hasta la fecha y que sean transformadoras de la vida de la gente. Eso no sólo lo ha dicho nuestra candidatura, lo han dicho todos los inscritos que han votado nuestro documento político-estratégico, que ha resultado ganador en la primera parte de la Asamblea Ciudadana. Este es nuestro mensaje, debe ser que molesta o escuece a determinados poderes fácticos o a determinados medios de comunicación y por eso se hacen este tipo de ataques.

La diputada regional Lorena Ruiz-Huertas durante un acto de campaña/ Foto: Podemos Madrid

Sobre la relación de la candidatura con Iglesias, ya que él mismo lo ha puesto sobre la mesa, ¿creen que si pierde Espinar se vería perjudicado el liderazgo de Iglesias?

Creo que quién sea el candidato o candidata favorito de Pablo Iglesias es una pregunta estupenda para él. De este proceso que estamos viviendo en la Comunidad de Madrid va a salir reforzado nuestro partido. Esto que estamos viviendo es un ejemplo de participación interna que ya quisieran otros partidos, como el PSOE, que ha expulsado a sus bases de los procesos de toma de decidión y que tiene una élite dirigente que está totalmente alejada del sentir mayoritario de sus bases. En Podemos participa la gente, decide la gente, y eso es lo que sale vencedor de este proceso.

Ahora que ya se ha elegido la hoja de ruta política, los documentos de Podemos Madrid, ¿cómo se van a intentar diferenciar del equipo de Rita Maestre?

Precisamente con esto. Nosotros lo que decimos es que el documento político-estratégico es el documento escencial y fundamental de estas primarias. En la primera fase de los documentos, lo más importante es decidir hacia dónde va Podemos. Es verdad que hay otra fases importantes también, como la organizativa. No es que le reste importancia, pero creo que no debemos olvidar para qué nació Podemos y a qué ha venido. Hemos nacido para llevar a cabo un proyecto político y este es en el que los inscritos se han pronunciado claramente en favor de nuestro documento.

Nosotros hemos sido el equipo que ha defendido que Podemos debe volver a sus orígenes, cuando nació como consecuencia de una repolitización ciudadana después del 15-M. Podemos fue la herramienta que surgió basada en la participación de la gente, que cambió la política, que acuñó el término de la nueva política, en donde la participación de la gente es absolutamente esencial y cuya misión primordial es erigirse en una alternativa al bipartidismo. ¿Y cómo hacemos esto? Es otra de las diferencias fundamentales. Nosotros creemos que tenemos que volver a contactar con toda esa gente que en algún momento ha participado en Podemos, pero que no se ha quedado porque se ha sentido expulsada de este partido. Podemos ha tenido una forma muy vertical, de maquinaria de guerra, que ha resultado ser ineficaz e insuficiente para conseguir el objetivo que se había marcado que era asaltar los cielos, tomar el poder.

Lo que tenemos que hacer es volver a estar en contacto con los círculos, con los movimientos sociales, con las candidaturas de unidad popular y, en definitiva, con todos los agentes del cambio para que Podemos sea ese instrumento que vehicula la construcción de una mayoría social que posteriormente se convierta en mayoría política. Nosotros lo decimos aquí en la Comunidad de Madrid: queremos ganarle las elecciones a Cifuentes, pero también a Gabilondo. Nuestro proyecto no es el del PSOE, no queremos ser una muleta del PSOE, ni subalternizarnos al PSOE. Y tampoco queremos entrar en Gobiernos mixtos con ellos.

¿Y cómo proponen ustedes crecer y convencer a los que faltan más allá de la base de votantes que tiene ahora Podemos?

La cuestión de convencer a los que faltan es un eslogan de campaña de la otra candidatura. Es una pregunta para ellos. En nuestro caso lo estamos diciendo claramente: hay mucha gente que se ha alejado de Podemos porque se ha sentido desilusionada, desidentificada, expulsada,... Podemos nació como una herramienta basada en la participación de la gente y esa participación no puede consistir exclusivamente en hacer un clic cada vez que se pregunta a los inscritos. La participación también tiene que ser que la gente haga política desde la base, que pueda incidir. Eso es en lo que Podemos ahora tiene que hacer un esfuerzo grande: en construir una organización que vuelva a contactar con esa gente que se marchó o con los movimientos sociales que están escépticos respecto a Podemos.

La calle se está volviendo a movilizar, lo hemos visto la semana pasada con una manifestación masiva contra la LOMCE, en el 'Rodea el Congreso' o en las protestas en la puerta del CIE de Aluche. Es decir, está volviendo a haber una movilización ciudadana, que además yo creo que va a ir 'in crescendo' a medida que el Gobierno del PP empiece a aplicar los recortes que vienen de Bruselas. Y Podemos tiene que está ahí, acompañando también esas luchas desde la calle. Y de esa manera es como creemos que se construye ese músculo, esa unidad popular, que finalmente pueda llegar a conformarse en una mayoría política.

Rita Maestre aseguraba el oto día que no querían que Podemos se convirtiera sólo en un partido de protesta. ¿Para ustedes es compatible ser una formación ligada a las protestas de la calle y ser percibidos como una fuerza de Gobierno al mismo tiempo?

Absolutamente. En este momento tenemos que asumirnos como lo que somos. Yo te hablo de la Comunidad de Madrid, donde nos presentamos a las elecciones para ganar, pero la realidad es que somos la tercera fuerza de la oposición. Desde Juntas Podemos tenemos muy claro que somos una fuerza de oposición, en la medida que tenemos una serie de posiciones aquí, en la Asamblea de Madrid, y que cuando podemos traducir las demandas ciudadanas en políticas concretas siendo oposición -que algunas veces se puede conseguir- ahí somos una fuerza no de Gobierno pero sí con capacidad de hacer políticas públicas desde las instituciones.

Ahora, en la mayoría de las ocasiones cuando se es oposición no se pueden sacar adelante las políticas públicas que está demandando la ciudadanía. Entonces, lo que tenemos que hacer es devolver eso a la gente facilitando la movilización social, que es fundamental para impulsar los procesos institucionales. Es todo un círculo que funciona de forma conjunta. En este año y medio, además, los diputados y diputadas de Podemos hemos podido comprobar como las instituciones, y concretamente la Asamblea de Madrid, es una caja perfectamente insonorizada. Muy poco de lo que sucede aquí dentro llega fuera, la ciudadanía muchas veces no tiene conocimiento del trabajo que se hace aquí dentro. Y además esto tiene una serie de mecanismos de trabajo que absorven la vida de los diputados. Eso puede hacer que los diputados y las diputadas puedan aislarse de la realidad y de lo que está pasando en la calle. Yo creo que es fundamental tener un contacto cotidiano con las personas y saber qué es lo que está pasando en las vidas de la gente de verdad. Uno de los problemas de tener la clase política que hemos tenido haciendo políticas tan poco democráticas es que yo creo que son gente que vive muy aislada de la realidad.

Cristina Cifuentes sacó durante su discurso de investidura un bono-bus de los que desaparecieron hace muchos años para demostrar que usa el transporte público, cuando aquí vemos que llega cada día en coche oficial. Hace mucho tiempo probablemente que esta señora no monta en el metro de Madrid o en el autobús, y eso es lo que los políticos en Podemos no debemos dejar de hacer.

¿Cree que el proyecto de Maestre busca moderar Podemos, como ha dicho alguna vez Espinar o Miguel Urbán?

Bueno... Yo creo que existen diferencias sustantivas entre estos dos proyectos. Nosotros hemos convivido mucho en el Consejo Ciudadano de Madrid, que compartimos durante varios meses hasta que muchas de las personas que van a integrar la lista (de Maestre) dimitieron en bloque. Pudimos comprobar que había diferencias en cuanto al modelo de organización del partido y también en el discurso político. Tuvimos enfrentamientos importantes cuando, por ejemplo, elaboramos el programa para presentarnos a las elecciones autonómicas. Ahí pudimos ver diferencias porque ellos defendían algunas veces el rebajar los contenidos o que se hablara menos de cosas que son más dificiles de explicar a la ciudadanía, desde su punto de vista. Nosotros creemos que eso no debe ser así, nosotros hablamos sin tapujos.

Decimos por ejemplo que no queremos entrar en gobiernos con el PSOE porque queremos hacer políticas radicalmente diferentes a la que han hecho ellos cuando han gobernado este país, porque el PSOE es una cosa cuando está en la oposición y otra bien diferente cuando gobierna o cuando hace la gran coalición que acabamos de ver. Nosotros creemos que hay que hacer una política diferente y que a la gente no se la gana moderando el tono, el discurso o los contenidos, a la gente se la gana diciendo la verdad. Cuando Podemos nació hace dos años y pico, llegó hablando sin tapujos, hablando de la casta. Así es como cientos de miles de personas se ilusionaron por este proyecto y yo creo que a ese origen es el que hay que volver.

Lorena Ruiz-Huertas junto a Ramón Espinar y José Manuel López antes de las elecciones autonómicas/ Foto: Podemos Madrid

¿Qué tipo de relación cree que quiere el equipo de Rita Maestre con el PSOE?

Pues es el que ellas mismas han propuesto, no defienden una propuesta como la nuestra. Creen que es demasiado aventurado decir de antemano que no se quiere entrar en gobiernos con el PSOE. Se han mostrado críticos con nuestra propuesta.

Después del giro en el discurso que ha hecho Pedro Sánchez, al que se le ha visto más cercano a Podemos, ¿qué tipo de PSOE cree que beneficiaría más a la estrategia de Podemos?

Nosotros hemos venido diciendo desde el principio que queríamos un PSOE que hubiera escuchado a sus bases, que claramente se manifiestan en favor de unas políticas progresistas y de progreso. Pero la realidad es que hay una distancia abismal entre los militantes y quienes de manera fáctica dirigen el PSOE, que no se corresponde necesariamente con los cargos orgánicos, como hemos podido ver. El secretario general era Pedro Sánchez y quien ha tomado las decisiones y ha dado un golpe de mando no ha sido el secretario general, ha sido quien manda de verdad en el partido.

Lo que ha pasado en el PSOE y que hayan entregado el Gobierno al PP no beneficia a la gente. Nosotros lo que hubiésemos querido es que Pedro Sánchez o el PSOE dirigido por Pedro Sánchez hubiera podido llegar a una serie de acuerdos, pero sobre la base del programa, y que hubiese habido un Gobierno progresista sin que entrase en él, por supuesto, Ciudadanos.

Ciudadanos no es una fuerza del cambio ni una fuerza progresista, como hemos visto en estos días en el que todas las cartas se han puesto encima de la mesa. Ciudadanos ha entregado el Gobierno a los peores partidos del regimen: al PP de Mariano Rajoy, al PP de la Gürtel y la Púnica en Madrid y al PSOE de Andalucía. Es decir, es un partido que ha sido confeccionado como una muleta del regimen. No es una fuerza del cambio.

Volviendo a la situación de Podemos, ¿qué ha cambiado dentro de Podemos para que ahora los dirigentes considerados más cercanos a las tesis errejonistas hayan pasado a ser casi el sector crítico en Madrid?

Yo no creo que estas personas consideradas mas cercanas a Íñigo Errejón integren el sector crítico de Madrid. Si por tal se entiende un grupo de personas que lo que hicieron fue básicamente dimitir en bloque del Consejo Ciudadano para tratar de reventarlo y ocasionar la dimisión del secretario general, yo es que discrepo. Niego la mayor. Creo que son un bloque que dimitó en bloque para tratar de provocar la reelección del Consejo Ciudadano.

Lo decía porque en el anterior proceso de primarias, los anticapitalistas eran el gran contrincante. Mientras que ahora se han aliado con Espinar, y es el equipo de Maestre el contrincantes. ¿Qué ha cambiado en ese periodo de tiempo?

Sí, pero yo lo que no considero es que haya un bloque crítico. La situación que nos ha llevado a iniciar esta Asamblea Ciudadana era que el Consejo estaba como estaba a consecuencia de unas dimisiones. La Asamblea empezó en septiembre y en ella han participado bastantes equipos -9 o 10, no lo recuerdo ahora- y 3 de estos equipos eran los más grandes. Como consecuencia de dos meses de elaboración y transacción de documentos y de participación en debates, 2 de estos equipos llegamos a una serie de acuerdos políticos: el equipo de 'Reinicia Podemos' y el de 'Escucha Podemos'. Se tomó la decisión de concurrir conjuntamente a las elecciones porque había unos acuerdos de máximos en los documentos políticos. Esa es la realidad del proceso, lo otro es relato.

¿No ha habido una redefinición de fuerzas dentro de Podemos Madrid?

Bueno, sí, pero es que han ocurrido muchas cosas, pero no solamente con anticapitalistas en solitario. Es que de anticapitalistas en el Consejo Ciudadano entraron muy pocas personas, lo que entró fue la mitad de una lista integrada por un montón de gente independiente que no era de anticapitalistas. Es lo que hemos vivido estos últimos días con 'Reinicia Podemos', que se identifica todo el tiempo con anticapitalistas cuando hay un montón de personas que no somos de esta organización y que podemos tener una sintonía política más en común. Pero en ese momento había otras circunstancias y estaba esa lista contra el oficialismo de Podemos. Pero es que todo se ha movido mucho. Yo misma concurrí dentro de la lista 'Claro Que Podemos' (la oficialista) y después he concurrido con el equipo de 'Reinicia Podemos'. Todo ha cambiado mucho.

¿Cree que el resultado de las primarias de Madrid puede afectar de alguna forma el debate que se de luego a nivel nacional?

Hay cosas que ya han influido o que están determinando bastante lo que vaya a suceder en Vistalegre 2. Por ejemplo, lo que parece que ha resultado ganador es que el sistema de votación de primarias que queremos es el sistema Borda. A pesar de que la Comisión de Garantías ha resuelto en contra de nuestro parecer y del resto de candidaturas y de que no se va a aplicar a este proceso completo, parece que sí se va a aplicar para los posteriores procesos. Esa es una primera victoria y un primer elemento que va a influir de manera decisiva en Vistalegre 2.

Pero, ¿cómo cree que va a afectar lo que se decida en Madrid a los grandes debates internos, como el de la calle y las instituciones?

Dependerá de cuál sea el resultado definitivo. Por de pronto, parece que con respecto al proyecto político es fundamental el documento político-estratégico. Eso tendrá su influencia de la manera que tenga que influir cuando llegue la Asamblea Estatal. Es un avance en la dirección que tiene que llevar el partido.

Lea también:

- Ramón Espinar ganó 20.000 euros tras vender un piso protegido que no podía pagar

- Rita Maestre muestra su apoyo a Espinar: "Yo creo en las palabras de mi compañero"

- Entrevista a Clara Serra: "Hay que corregir la hegemonía de la testosterona en Podemos"

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com