12 de noviembre de 2019, 11:34:48
Nacional


14-N, reunión clave entre PSOE y PSC para "establecer una relación de asimetría desde el diálogo y el respeto"

Por Diariocrítico

Una reunión que puede ser clave para el devenir del socialismo español en general y catalán en particular. La de este lunes entre el presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, y el secretario general del PSC, Miquel Iceta, con la idea, según Ricardo Cortés, responsable de Política Exterior de la Gestora, de que sirva para "establecer una relación de asimetría, desde el diálogo y el respeto" de la que se extraigan "conclusiones positivas" para ambos. También desde el PSOE se pretende la entrada de un miembro del PSC en la Gestora, donde actualmente no hay ninguno. "Es una posibilidad, se verá si se decide o no", ha explicado Cortés.


En todo caso, Ricardo Cortés se ha mostrado convencido de que el diálogo "está en buenas manos" y de que, aunque ha reconocido que la de este lunes será solamente "una primera reunión", se extraigan conclusiones "positivas para los socialistas de España y de Cataluña". El encuentro entre Fernández e Iceta se produce después de la ruptura de la disciplina de voto por parte del PSC en la investidura de Mariano Rajoy y tras el congreso de los socialistas catalanes en el que definieron a Cataluña como "nación".

Los ánimos ya estaban calientes desde que Miquel Iceta convocó al Consejo Nacional del PSC para tomar una decisión distinta de la adoptada dos días antes en el Comité Federal del PSOE, es decir, para que sus diputados en el Congreso votaran "no" a la investidura de Mariano Rajoy en lugar de abstenerse en la segunda votación como había acordado el máximo órgano entre congresos del PSOE.

Pero la reunión entre los máximos dirigentes de PSOE y PSC no tuvo lugar de manera inmediata tras el pleno de investidura porque los socialistas catalanes estaban inmersos en su proceso congresual. La dirección provisional de Ferraz prefería esperar a que en el PSC hubiera una dirección definitiva y conocer cuál era el proyecto que se aprobaba en su congreso, que tuvo lugar los días 4 y 5 de noviembre, y en el que finalmente se acordó la definición de Cataluña como "nación". La tensión entre ambas direcciones se reflejó también en la ausencia de dirigentes de la Gestora del PSOE en el Congreso del PSC.

El hecho de que los socialistas catalanes puedan opinar e influir en las decisiones que toma el PSOE y que no haya reciprocidad en esta representación del PSOE en el PSC ha levantado ampollas tanto entre la dirección del partido como entre muchos diputados a raíz de la ruptura de la disciplina de voto.

El ejemplo de la CDU y CSU alemanas

Por ello, desde hace ya varias semanas son muchos los dirigentes del PSOE que opinan que este "desequilibrio" se debe corregir y establecer un protocolo de relaciones distinto. No obstante, la gran mayoría no está por "romper" puentes con su partido hermano en Cataluña. De hecho, muchos creen que es un buen ejemplo la relación que tienen la CDU (Unión Demócrata Cristiana de Alemania) alemana con la CSU (Unión Social Cristiana de Baviera). Este último partido solo se presenta en Baviera y es la representación del CDU en el 'Land', pero, aunque son dos partidos independientes, funcionan como partidos hermanos y como grupo parlamentario en el Bundestag. Sin embargo, algunos también matizan que en Alemania no hay el problema territorial que existe en España.

Por parte del PSC, Iceta acude a la reunión con una intención dialogante y pactista, y su objetivo es trasladarle a Fernández la voluntad mayoritaria de su partido, expresada en el congreso que el partido celebró el pasado fin de semana: que ambas formaciones sigan hermanadas pese a los desencuentros de los últimos días. Aun así, los socialistas catalanes se abren a replantear la relación si así lo solicita el PSOE pero sin perder los lazos y también ponen como ejemplo la vinculación que tienen en Alemania la CDU y la CSU.

Sobre la posibilidad de que el PSOE expulse al PSC de los órganos de dirección como mecanismo punitivo por la ruptura de voto, Iceta sostiene que "estar en la dirección tiene ventajas e inconvenientes, dependiendo de para qué se esté". Admite que la relación está dañada pero advierte de que una eventual ruptura PSC-PSOE se podría entender como que "el PSC se desentiende de España y el PSOE se desentiende de Cataluña", algo que en su opinión sería un error.

Cataluña, una nación

También defiende que el hecho de que el PSC quiera que se reconozca a Cataluña como nación no debe complicar la situación con el PSOE porque, según dice, "no es nada nuevo, pues el PSC defiende desde que nació que Cataluña es una nación".

El PSC cree que en el encuentro de Javier Fernández y Miquel Iceta deberían abordar la incorporación de un representante del PSC a la Comisión Gestora del PSOE, una plaza reservada por la situación de interinidad en la que se encontraba el PSC hasta el congreso. Iceta ha detallado que son los miembros del PSC en el Comité Federal quienes deberían elegir a este representante.

Sin embargo, todo dependerá de qué hablen el presidente de la Gestoria y el primer secretario del PSC y a qué acuerdos lleguen, porque si se lleva finalmente a cabo la intención de que el PSC deje de tener representación en los órganos de dirección del PSOE, será difícil que puedan colocar a un representante en la Gestora. No obstante, fuentes socialistas consultadas por Europa Press precisan que es probable que de la reunión de mañana no salga una solución definitiva.


Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com