24 de enero de 2020, 0:28:08
Sociedad

Casos y cosas


Trechos: la terjiversación del lenguaje

Por Ángel Arranz


Decidida, y ¿definitivamente?, la tergiversación del lenguaje, los embustes, las hipocresías, las expectativas tramposas, las ambigüedades, las hipótesis únicas… van sumando más corrupciones sin que se vislumbre el ¡basta! o el techo en este modelo de sociedad-suciedad diseñado por las elites “bipartidistas”…y que está desembocando en una despiadada y globalizada dictadura ultra capitalista. No, no es que en el cesto haya una manzana podrida, es que manzanas que parecían robustas y sanas… son tóxicas sin remedio ni remisión. Por supuesto que todavía hay espacios para ir tirando, ir haciendo, o para esperar ¿a qué? …pero, hay un elevado porcentaje de golfos, golfadas, impresentables y prescindibles que pululan por las cumbres del sistema…que asfixian, ahogan, maltratan o matan el horizonte y porvenir a infinidad de ciudadanos locales, nacionales, continentales y mundiales. Reflexionemos, y actuemos, en continentes y contenidos bipartidistas y universales, o casi, como los siguientes:

Al endeudamiento lo llaman crecimiento.
Al embrollo lo llaman desarrollo.
A sus pretensiones las llaman previsiones.
A sus objetivos los llaman cultivos…sin meditar consecuencias y motivos.
A demasiados enredadores los llaman asesores.
Confunden publicidad con realidad…y cantidad con calidad.
Al abismo lo venden como necesario consumismo.
A los disidentes o comunistas los llaman terroristas… ¿dónde están los fascistas?
A creadores de maleza los venden como autores de grandeza o riqueza.
Lo que está mal lo venden y divulgan como si estuviera bien.
La anormalidad comercial la venden como normalidad natural.
Confunden y hacen confundir musculatura y cultura.
Confunden y hacen confundir educación con acumulación.
Confunden y hacen confundir sanidad con apariencia o vanidad.
El presupuesto de educación y salud es gasto, el dinero para fastos o rescates de ruinas capitalistas privadísimas es inversión. ¡Toca el pito Agapito!
Confunden y hacen confundir triunfalismo y triunfo…y vencer o convencer.
A la destructividad la llaman, “alegremente”, competitividad.
Sus ascensos propios, o de secta, se basan en descensos o decesos ajenos.
Sus mediocridades las venden como especialidades.
Su egoísmo es insaciable, su narcisismo es despotismo, sus correcciones suelen ser corrupciones.
Su globalización es la desintegración o degeneración máxima del género humano.
Apoyan y potencian “ciencias” con escasas o nulas conciencias.
Cualquier parecido entre su ciencia y conciencia con la decencia…es coincidencia.
Han vendido su dignidad a los “paraísos fiscales”, a la oscuridad o a la maldad.
Son muchos más tozudos y confusos que concienzudos o concienciados.

Creen que porque son riquillos o famosillos sus gilipolleces son geniales.
Parecidas o iguales gilipolleces las hace o dice un parado… y lo califican de tarado.
Suelen confundir facultades con compra-venta de voluntades.
No conquistan con lo ameno…obligan con amenazas y miedos.
La belleza compartida les da pereza…prefieren comprar las piezas.
Su libertad es para más desigualdad…nunca para más equidad.
Sus afirmaciones solo son sus deformaciones y contradicciones.
A sus medios de promoción los llaman medios de información y producción.
De un camino normal han hecho un laberinto infernal.
No hay soluciones colectivas sin anular sus soluciones personales o selectivas.
…y siempre su mala o peor baba y brisa las disfrazan con una sonrisa.

La moraleja de estos apuntes es clásica: del dicho al hecho hay un trecho. Pero las “modernidades” que hoy representan Rajoy “El Avestruz”; Rivera “El Autónomo” o “El Autómata”… se le puede aplicar uno u otro mote depende del aire que sople; y PSOE “El Descabezado”… solo son vaguedades y parafernalias para seguir en el más de lo mismo o peor… como se viene haciendo desde hace décadas… y siguen practicando sus afines ideoilógicos dentro y fuera de nuestras fronteras. Ignoro si la suma de los que debemos, queremos, necesitamos y sabemos cambiar de rumbo es Podemos…pero el rumbo urge rectificarlo, evolucionarlo o cambiarlo… ¡y es mejor empezar hoy que mañana! La indiferencia y la penalización sonoras a las elites corruptas o bajo sospecha es una obligación para caminar hacia la veracidad y la justicia social.

P.D. Trecho: espacio, distancia de lugar y tiempo…partes de cosas que se hacen o suceden de manera progresiva… Descartamos trechos maltrechos…exigimos trechos con provechos. El posible, paciente y pensante lector puede y debe añadir otros muchos atropellos que el ultra capitalismo comete o atenta cada minuto del día y sin pudor… contra el verdadero sentido común y contra la autenticidad de lo más aproximado a la verdad y a la razón.
Los motes solo son derivados de sus trotes y tropelías.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com