17 de agosto de 2019, 15:00:31
Actualidad financiera


Donald Trump y su llegada al poder genera más incertidumbres en los mercados



Tras la llegada a la Casa Blanca y por ende, al poder del gobierno de los Estados Unidos, de Donald Trump, el presidente electo. Un cambio fundamental en un agente clave en la geopolítica mundial ha creado aún más incertidumbres en los mercados financieros internacionales, ya de por sí muy revueltos.

En estos momentos de crisis, algunos inversores están recurriendo a otro tipo de mercados de inversión, como es el caso de las estrategias de inversión orientadas a Forex, mercados a nivel mundial descentralizado de todas las divisas que se operan en todo el planeta. En todo caso, se están buscando instrumentos financieros que sirven como refugio en tiempo de crisis y los asesores y todo tipo de expertos discrepan sobre las alternativas.

Una de esas alternativas que está originando una importante corriente de opinión favorable es de las monedas digitales, dinero virtual o criptomonedas, que son varios de los nombres con los que se conoce a este medio digital de intercambio de dinero.

Y es que la llegada de Trump está revitalizando la fortaleza del Dólar estadounidense frente las demás divisas por las expectativas de una política expansiva en Estados Unidos. Frente a esta fortaleza están actuando los diferentes bancos centrales para defender sus monedas, sobre todo las más perjudicas como la mexicana y la china. Las advertencias de Trump antes de ser investido presidente podrían llevar a guerras comerciales como advirtió Xi Jinping y convertir las alternativas de inversión sobre todo las de reciente creación como las criptomonedas en un refugio de los inversores.

La primera criptomoneda de alcance mundial que corrió por los mercados fue la siempre controvertida Bitcoin, que debutó en el año 2009, justo tras estallar la crisis global. Eso sí, pronto le siguieron varias imitadoras o sucesoras, como se quiera ver: Litecoin, Ripple, Dogecoin y otras de menor importancia.

La diferencia entre una criptomoneda y el dinero tradicional es la descentralización, de modo que teóricamente ningún organismo o particular puede alterar la moneda corriente al aumentar la producción de dinero físico existente y hacer un uso fraudulento o abusivo con ello. Se evitan así consecuencias inflacionarias habituales en estos casos. Una de las características que más atraen a los inversores es la falta de regulación y control gubernamental. Así por ejemplo en China su cotización ha sufrido la especulación tras las noticias de restricciones en los tipos de cambio por parte del Gobierno. Al no estar sujeta a ningún Gobierno, estos no pueden evitar su libre circulación ni imponer restricciones.

Las transacciones se hacen de usuario a usuario y por tanto no hay intermediarios, lo que elimina las comisiones generadas por estos. Las transacciones son inmediatas desde cualquier lugar del mundo sin comisiones de bancos ni tiempos de espera. Además la cotización de los Bitcoin es pública y accesible desde miles de plataformas online, está al alcance de cualquiera poder invertir en Bitcoins directamente o a través de CFDs desde múltiples operadores, algunos de los cuales están respaldados por grandes bancos.

Las monedas virtuales o digitales sólo se emiten de manera significativa, de manera colectiva y limitada por un valor definido y aceptado públicamente. En el caso del Bitcoin su “fabricación depende de algoritmos complejos aceptados comúnmente que garantizan una producción limitada de “monedas” que a medida que crece su número se va volviendo cada vez más y más complicado generar nuevas monedas y su creación está restringida y controlada por la comunidad.

Sin embargo, si está pensando en invertir en este tipo de monedas, debe tener en cuenta que hasta ahora, por su falta de regulación y de control el uso de estas criptomonedas han estado vinculadas a actividades económicas ilegales y debería hacerlo desde sitios con reputación y de confianza. Pero también hay organizaciones como Wikileaks que sin ellas no habrían podido sobrevivir gracias al anonimato que confiere, en este caso a las donaciones. Además, si la intervención de un banco central le da tranquilidad, en este caso debe saber que los gobiernos no tienen control impositivo sobre transacciones realizadas a través de dicho medio y eso es muy polémico.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com