26 de noviembre de 2020, 10:57:02
Nacional


La sentencia del 'caso Nóos' reabre el debate sobre los derechos dinásticos de la infanta Cristina

Por Diariocrítico

La infanta Cristina, absuelta en el ‘caso Nóos’ tendrá que hacer frente al pago de una multa de 265.000 euros –en la práctica le devolverán buena parte de los casi 600.000 euros que ya había entregado como fianza- por su participación a título lucrativo de los negocios ilícitos de su marido, Iñaki Urdangarín, condenado a más de 6 años de cárcel. Pero, ¿ahí acaba todo para la hermana del Rey? Parece que no. El debate sobre su permanencia en la línea sucesoria de la Casa Real se ha reavivado en los análisis posteriores a la esperada sentencia.


Los editoriales de las principales cabeceras de los kioskos analizan pormenorizadamente la sentencia del ‘caso Nóos’ cerrando filas con el fallo de la Audiencia Provincial de Baleares. En líneas generales, se celebra el buen funcionamiento del Estado de Derecho que demuestra la igualdad ante la Justicia, pero sin olvidar el papel que juega la infanta Cristina como hermana del Rey más allá de sus responsabilidades jurídicas.

“Sobre la Infanta, pese a la absolución, permanece una sombra de duda, agravada por la injusta pena de telediario, de la que será muy difícil que se desprenda", alega ‘El Periódico’.

Renuncia a los derechos dinásticos


Más allá van otros diarios al reabrir el debate sobre la necesidad de que la infanta Cristina renuncie ya a sus derechos dinásticos.
"Hay que insistir en que la Infanta ha salido absuelta, pero no impune". "Al margen de los costes personales, su marido ha sido condenado a más de seis años de prisión por delitos que tienen en común el aprovechamiento inmoral e ilegal de su condición de yerno del rey Juan Carlos". "La Infanta no debe conformarse con su absolución, porque tras de sí deja un rastro de daño a la Corona que tardará en desaparecer". "Hace tiempo que debió renunciar a sus derechos dinásticos, al margen de la sentencia", exige el diario ‘ABC’.

Por su parte ‘El País’ si bien califica el fallo de “justo y equilibrado” lamenta que si Cristina de Borbón hubiera renunciado a sus derechos dinásticos, como le pidió el rey Juan Carlos, hubiera sido mejor para ella y para la imagen de la Monarquía. "Afortunadamente, la distancia mantenida por el rey Felipe VI ha sido encomiable y devuelve a la jefatura del Estado toda la dignidad que se espera de un órgano constitucional que debe caracterizarse por la ejemplaridad", añade.

‘El Mundo’ es el único que llega a criticar levemente la sentencia al tildar de “inverosímil” que la Infanta o la mujer de Torres desconocieran el origen ilícito de los fondos de los que se beneficiaron y reclama abiertamente un cambio en la línea de sucesión. "Tras la resolución judicial, hoy más que nunca cabe instar a la Infanta a que renuncie a sus derechos sucesorios". "Con su absolución se demuestra su inocencia en el terreno penal". "Pero la propia sentencia abunda en las conductas inapropiadas que la hermana del Rey ha tenido". "Ella debería tener un gesto de grandeza con la institución, simbólico pero necesario para cerrar un episodio tan amargo", sostiene.

Únicamente ‘La Vanguardia’ obvia el asunto para centrarse en la necesidad de que la sentencia desincentive conductas semejantes en el futuro y ‘La Razón’, en el polo opuesto, da un respiro a la infanta Cristina sentenciando de forma rotunda: “La sentencia ha purgado todos los defectos que querían hacer de este caso un juicio con evidente repercusión política".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com