19 de abril de 2019, 14:14:45
Música


Un repaso disco a disco a la carrera de Nirvana

Por Sergio Ariza Lázaro

Este lunes Kurt Cobain habría cumplido 50 años, el hombre que lideró a Nirvana fue la última estrella de rock, algo que odiaba profundamente, educado en la música alternativa y 'underground' de los años 80. 23 años después de su muerte su legado permanece vivo, siendo el principal referente de la década de los 90. Su carrera fue corta pero sin tacha, pero como amante de su música hubiera preferido escuchar su decadencia a cambio de tres o cuatro ramalazos más de inspiración. A continuación un repaso a la breve discografía de Nirvana.


Bleach (1989)

Antes de ponerse el mundo por montera, antes de que Dave Grohl se sentará en la batería, antes de la revolución que supuso ‘Nevermind’, la escena alternativa se dividía por regiones en EEUU. Uno de los lugares que tenía una escena particularmente activa era Seattle, donde una productora independiente, Sub Pop, daba cobijo a algunos grupos que popularizarían un género conocido como grunge, eran bandas como Mudhoney o Soundgarden. En 1989 lanzarían el primer disco de Nirvana, 'Bleach'. Un disco claramente anclado en la corriente del grunge, con Mudhoney, los Melvins, el punk rock o los Black Sabbath como máximos referentes. Aunque canciones como ‘About a girl’ ya dejaban intuir el prodigioso talento de Kurt Cobain para las melodías memorables. 8'5/10



Nevermind (1991)

'Nevermind' se centraraba principalmente en las melodías y en el sonido más pop de la banda favorita, por aquel entonces, de Kurt Cobain, los Pixies. Antes abandonaron Sub Pop y, siguiendo las recomendaciones de Kim Gordon de Sonic Youth, firmaron por Geffen y DGC Records. Además el batería Chad Channing fue reemplazado por Dave Grohl y según Chris Novoselic, bajista del grupo, fue el momento en el que todo estuvo "en su sitio". Efectivamente las nuevas canciones eran más pop y se basaban en algo muy propio de los Pixies, como el mismo Cobain admitió, primero eran "calmadas y lentas", luego en el estribillo se convertían en "duras y ruidosas". Para centrarse más en ese sonido la banda fichó a Butch Vig como productor. Juntos comenzaron a grabar un disco del que la compañía discográfica esperaba vender "unas 250.000 copias", una cifra nada desdeñable para un grupo "alternativo". En la actualidad lleva vendidas más de 30 millones de copias. Mucho de ello tuvo que ver con el primer single de la banda, 'Smells like teen spirit', y su vídeo musical, que la MTV no paró de poner. El rock había vuelto a nacer, como antes lo había hecho con Chuck Berry o los Clash, y volvía a ser peligroso y sucio. Lo curioso del caso es que la banda despreciaba tanto las listas de venta como a la propia cadena musical. Aun así en enero de 1992 se produjo un hecho significativo que marcaría la década, 'Nevermind' desbancaba a 'Dangerous' de Michael Jackson del número uno de las listas de discos en EEUU. Los 80 habían muerto, vivan los 90. A día de hoy, más allá de su tremenda importancia histórica, 'Nevermind' se escucha con la misma reverencia que entonces. Puede que a Kurt Cobain le costara entender porque él había triunfado y muchas de sus bandas favoritas como The Vaselines o Meat Puppets no, pero el caso es que, además de estar en el sitio correcto a la hora exacta, su talento era mucho mayor, a la altura de uno de los pocos ídolos que tenía que sí era una estrella del rock, John Lennon. No en vano es el disco que elegimos como el mejor de la década de los años 90. 10/10



In Utero (1993)

'Nevermind' fue el disco que creó los 90, su éxito permitió que muchos de los grupos a los que admiraba Kurt Cobain fueran escuchados y que la música alternativa fuera, por un breve momento, el nuevo 'mainstream'. Pero su éxito también había supuesto una terrible losa para su líder. Alguien tan marcadamente alternativo que pensaba que si su disco se había convertido en un superventas era porque había hecho algo mal. Dispuesto a no dar ninguna concesión para su continuación buscó un sonido mucho más crudo y alternativo, con muchas más aristas. Para ello sustituyó a Butch Vig por Steve Albini en la mesa de mezclas y entregó al mundo una obra cruda y abrasiva en la que volcó toda su ira, sus inseguridades y su rabia. Todo ello en doce canciones que confirman a Cobain como el mejor compositor de la década, sirvan 'Serve the Servants', 'Heart-Shaped Box', 'Rape me', 'Dumb', 'Pennyroyal tea' o 'All apologies' como ejemplos. 9/10



MTV Unplugged in New York (1994)

Hay mucha gente que piensa que los mejores cantantes son los que alcanzan las notas más altas, capaces de hacer prodigiosos gorgoritos, pero no estoy de acuerdo, los mejores cantantes son los que saben sacar mayor emoción a su instrumento, pocos lo han logrado con mayor intensidad que Kurt Cobain. Posiblemente el músico más importante de la década de los 90 se desnuda y se muestra sin el muro de distorsión que rodeaba a Nirvana. El resultado es de una crudeza absoluta y, a la vez, de una tétrica belleza. Se pueden contar con los dedos de la mano discos que cuenten con un momento tan increíble como la interpretación del 'Where did you sleep last night?' del 'MTV Unplugged in New York'. El momento en el que con la voz medio rota se lanza a chillar 'shiveeeeer' luego se calma para, a la manera de un 'bluesman', decir lo de 'the whole', se para, levanta su mirada y vemos pasar toda su vida hasta que termina con 'night through' valen más que todos los gorgoritos juntos de las Operaciones Triunfo de medio mundo. 8'5/10

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com