5 de diciembre de 2020, 15:43:53
Nacional


Garzón inicia una etapa de 'línea dura' para ganar notoriedad a costa de la Casa Real y enoja a altas esferas

Por Diariocrítico


Hace meses que algunos estamentos de Izquierda Unida dejan claro que no están nada contentos con la posición actual del partido, casi perdido y diluido en esa mezcla que es Unidos Podemos, una coalición que da mucha presencia mediática a Podemos, mucho más que a IU, y que casi hace olvidar el beneficio electoral que se alcanzó gracias al pacto. Pese a que el partido de Alberto Garzón arrancó 8 diputados en el Congreso, la presión sobre el líder es enorme, y se le ha pedido más presencia y relevancia en el frente político nacional, ya que de momento está a la sombra de Pablo Iglesias y Podemos.

Es quizás por eso que Garzón ha cambiado de estrategia y ha pasado a estar en todos los 'fregaos'. En las últimas semanas y días se le ha visto apoyando a los estibadores, presenciando un partido del Rayo Vallecano para apoyar que el club no permitiera jugar al ucraniano Roman Zozulya, acusado de ser un neonazi, y ahora levántandose casi en armas contra la Familia Real y la Corona tras la sentencia más que cuestionable que deja absuelta a la infanta Cristina y con una pena bastante reducida a Iñaki Urdangarín.

Garzón dijo estos días que era una vergüenza lo que ocurría con la Justicia en nuestro país, que los "nobles" tiene privilegios en los tribunales y que, en definitiva, se había manipulado la acción judicial a favor de la hermana del Rey Felipe VI (y su cuñado). Esto le llevó a decir incluso, en tono de mofa, que era mejor que ocurra esto y noticias aún peor en ese sentido para ayudar a que la ciudadanía se aparte más de la Monarquía y termine algún día solicitando un referéndum sobre el modelo de Estado, declinándose finalmente por un sistema republicano: ""Si la Casa Real recupera a la Infanta le hará un favor a IU y a los/as republicanos/as de este país".

Pero fue uno de los tantos mensajes sobre el tema que publicó Garzón en Twitter el que provocó más urticaria en algunos sectores políticos, judiciales y monárquicos: "En dictadura o democracia, los Borbones siempre se libran sus delitos. El absolutismo ha pasado pero siguen estando conectados con algo divino". Ese tuit molestó, y mucho, y originó un terremoto en las redes sociales por el tono empleado, dando un paso más allá de las habituales críticas a la Corona.

En las últimas horas contestó a PP y otros partidos que han salido a la calle para apoyar a Leopoldo López, el líder opositor en Venezuela que está preso por el régimen chavista. Llegó a llamar a López provocador que causó heridos y muertos por su protesta ilegal, la que provocó su arresto hasta hoy.

Además, ayer en 'RNE' no dudó en declarar ante los micrófonos de la radio pública: "La Fiscalía ha actuado como abogado defensor de la Infanta".

Está claro que Garzón ha cambiado de líneas de acción y dialéctica y el éxito o el fracaso de su nueva estrategia se podrá medir en los próximos tiempos, aunque más parecen acercarse a los de su socio de coalicion Pablo Iglesias que a la línea moderada que llevó durante mucho tiempo, ganándose a los sectores ciudadanos que querían un líder político que evitara las polémicas y los titulares de infarto para salir en los telediarios.

Pronto le tocará 'faenar' en la que se presenta como muy polémica comisión de investigación parlamentaria de la crisis bancaria, que llegaría en un máximo de dos meses. En ella se le espera ver también dentro de esta nueva estrategía de línea dura, golpeando a los responsables económicos del Gobierno Rajoy: Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, aunque la comisión se remontará hasta el año 2000, incluyendo la segunda legislatura de Aznar y, por supuesto, sal dos de Zapatero.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com