4 de diciembre de 2020, 11:48:24
Deportes


Increíble pero cierto: remontada histórica del 'SuperBarça', que le hace un set y elimina al PSG (6-1)

Por Diariocrítico

Una hazaña histórica jamás conseguida por ningún equipo en la Champions. Un 'SuperBarça' con enorme fe, agallas y juego logró lo imposible: hacerle un set a un asustadizo PSG y eliminarle. Máxime cuando en el minuto 88, a falta de dos y el añadido, los azulgrana 'sólo' ganaban 3-1 y necesitaban tres gole. ¡Y los consigueron! para la locura total de jugadores y público, con lo cual el PSG decía adiós y los azulgrana se ganaban a la épica los cuartos... de final de la Champions (6-1). Increíble, pero cierto.


Los milagros laicos y futboleros existen. Las utopías laicas y futboleras se cumplen a veces. Pocas, sí, pero algunas. Cual aconteció en esta fecha ya mágica para el Barça del 8-M. En la que culminó en el tiempo añadido la soñada remontada frente a un PSG, que en estos últimos minutos se asustó e incluso con un punto de mala fortuna -buena para quien la buscó, el Barça- encajó el sexto gol, obra de Rafinha que hacía inútil la ventaja de cuatro tantos que traían los de Emery.

El partido comenzó perfecto para el Barça con un gol de pillo de Luis Suárez, que sorprendía a la blanda defensa y portero parisino, pero un horroroso y desenchufado el PSG -que recordaba al Real Madrid también en los primeros minutos frente al Nápoles-, se fue sacudiendo el dominio aunque sin crear peligro. Cuando el encuentro estaba más equilibrado, llegó la espoleta del segundo gol, tras una genialidad de Iniesta, que taconeaba un balón imposible y Kurzawa se autogoleaba.

Los azulgrana llegaban al descanso con el objetivo de recortar la mitad de la diferencia del Parque de los Príncipes, y se ilusionaban más cuando en el minuto 49, Messi -que no fue el gran protagonista que se creía- no fallaba un penalti y dejaba a los suyos a un sólo tanto de igualar la emilinatoria. Pero Cavani, diez minutos después echaba un jarro de agua fría al incendio del Camp Nou con un tanto que parecía definitivo.

Aunque los azulgrana seguían creyendo con extraordinaria fe, el tiempo pasaba sin demasiados apuros para los de Emery, que alcanzaban el minuto 88 relativamente tranquilos, porque el Barça necesitaba tres goles. ¡Y los consiguieron!, que para eso la noche parecía mágica: dos de Neymar y el último de Rafinha sobre la bocina, metían al Barça en los cuartos y en la historia de las grandes remontadas. Los milagros laicos y futboleros también existen.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com