13 de diciembre de 2019, 6:52:32
Música


20 aniversario de 'Either/or': la versión definitiva de Elliott Smith

Por Sergio Ariza Lázaro

El próximo viernes se publica la versión especial por el 20 aniversario del 'Either/or' de Elliott Smith, el disco más importante de su carrera en solitario, en el que el solitario cantautor de sus primeros discos daba paso al orfebre de melodías clásicas pop con acompañamiento en el que se convertiría a partir de su siguiente obra, 'XO'. Pero en este breve y mágico espacio de tiempo fue las dos, el cantautor underground y el mago que conjuraba las esencias del mejor por de los 60. Nosotros lo elegimos como el 25º mejor disco de los años 90.


El legado de Elliott Smith es uno de los más importantes de los últimos 30 años. Uno que se compone de seis discos en solitario, tres con su banda Heatmiser y varias versiones canónicas. Los dos primeros discos de Smith, 'Roman candle' y 'Elliott Smith', enseñaron la versión más acústica de Smith, la de una especie de nuevo Nick Drake, en concreto del de 'Pink moon', que, en palabras del propio Smith le ganaron la reputación de ser una persona "depresiva". Pero fue con este disco del que ahora se cumple 20 años, 'Either/or', cuando encontró la perfección de su fórmula, comenzando a experimentar con más instrumentos sin perder su característico estilo, como se puede comprobar en la bellísima 'Between the bars'.



El hombre que mejor supo poner música a la tristeza y la melancolía comenzaba a dejar ver que era un fan absouluto de las melodías perfectas de los clásicos de la 'British Invasion', con los Beatles (con una especial fijación por George Harrison), los Zombies y los Kinks a la cabeza, baste solo escuchar 'Ballad of big nothing'. El mismo año de la publicación de este disco, la aparición de su canción 'Miss misery' como canción de cierre de 'El indomable Will Hunting' convertiría a Smith en una de las estrellas menos convencionales de la década. Pero eso no significó una renuncia sus principios, solo más dinero para poder grabar lo que quisiera. Y es que, a pesar de contar con más instrumentos, 'Either/or' sigue siendo el show de un hombre en solitario, ya que todos los instrumentos y voces que suenan están interpretadas por el autor de 'From a Basement on a hill'.

A pesar de la mayor instrumentación, el poso de afliccion y añoranza sigue siendo el mismo. Porque lo de Smith no era pose, cuando escuchas su música y sus letras, sabes que detrás hay un hombre que ha sufrido de verdad y es capaz de comunicar eso a miles de oyentes que se sienten absolutamente identificados. Su música puede contribuir a la tristeza pero es, a la vez, balsámica. No hace falta haber vivido las tristes circunstancias de Smith para sentirse identificado en ella, es tan poderosa que, incluso, no es necesario entender lo que dice para ser afectado por ella (aunque no puedo sino recomendar prestar atención a uno de los mejores letristas de los últimos 20 años).

Además es su mejor colección de canciones, abriendo el disco con 'Speed trials', una canción 'lo-fi' que parece grabada en el trastero de una casa pero que es capaz de emocionar a cualquiera. En 'Alameda', sobre una rústica batería Smith se luce con las voces, haciéndose unos preciosos coros, luego llega 'Ballad og big nothing' una de sus grandes canciones donde no puede ocultar su amor por los Beatles, 'Between the bars' es el alma del disco y una de las canciones más bellas y tristes de la década. 'Pictures of me' trata sobre los peligros y cadenas de la fama, y lo poco preocupado que estaba Smith por conseguirla (aunque ese mismo año se convertiría en un personaje bastante popular). 'No name no. 5' es una devastadora canción de ruptura, mientras que 'Rose parade' es otro de los platos fuertes del disco, construida sobre un bonito riff acústico, 'Punch and Judy' tiene un poso de balada country, mientras que la magistral 'Angeles' es una oda a la materialista ciudad de las estrellas con Smith haciendo 'fingerpicking' en su acústica, debería haber sido esta la canción que hubiera tocado en la ceremonia de entrega de los Oscar. 'Cupid's trick' empieza como una canción folk, para cambiar a una de las canciones más rock de su carrera. El final del disco es también el del Smith acústico, con '2:45' y 'Say yes' en las que Smith dobla sus voces con un efecto estremecedor.



La versión especial que se publica el viernes se completa con 4 canciones en directo que demuestran que lo único que ncesita Elliott para emocionar es su voz y su guitarra, además de varios descartes entre los que destacan una primera versión de 'Bottle up and explode!' que aparecería en 'XO' y, sobre todo, la versión propia de 'I figured you out', una canción que Smith regaló a su amiga Mary Lou Lord después de que se negara a grabarla porque sonaba como "los putos Eagles".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com