17 de junio de 2019, 2:31:43
Internacional


España mejora en el ranking de Libertad de prensa pese a la 'ley mordaza'



La edición 2017 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) muestra la gravedad de los ataques contra los medios de comunicación, así como el triunfo de los ‘hombres fuertes’, que han hecho que el mundo -y en particular, las democracias- entre en la era de la 'posverdad', la propaganda y la represión.

La Clasificación Mundial que publica RSF muestra que la situación de la libertad de prensa podría dar un gran giro, sobre todo en los países democráticos (leer el análisis El periodismo, debilitado por la erosión democrática). Parece que ya nada detendrá la caída que desde hace varios años experimentan las democracias. La obsesión por la vigilancia y el hecho de que no se respete el secreto de las fuentes periodísticas contribuyen a que numerosos países que antes tenían una buena calificación, desciendan en la tabla, como es el caso de Estados Unidos (puesto 43º, -2), Reino Unido (40º, -2), Chile (33º, -2) o Nueva Zelanda (13º, -8).

La llegada de Donald Trump al poder en Estados Unidos y la campaña del Brexit en el Reino Unido han sido como una caja de resonancia para el media bashing (ataques a la prensa) y los muy tóxicos discursos contra los medios de comunicación, han hecho que el mundo entre en la era de la “posverdad”, la desinformación y las noticias falsas.

La libertad de prensa nunca había estado tan amenazada. De hecho, el índice global nunca había sido tan elevado (3872). En cinco años, el índice de referencia empleado por RSF ha registrado un deterioro de 14%. En 2016, la situación se agravó en casi dos tercios (el 62,2%) de los países incluidos la lista*, mientras que el número de Estados en los que la situación de los medios de comunicación se considera “buena” o “más bien buena” disminuye un 2,3%.

España

Nuestro país ha ascendido 5 puestos en la clasificación de Libertad de prensa desde 2016, cuando a su vez había caído uno respecto a 2015. Estamos en el puesto 29, pero no hay nada que celebrar, puesto que estamos superados por países como Ghana, Letonia, Estonia, Costa Rica, Namibia, Cabo Verde, Surinam o Samoa. También países vecinos como Portugal nos adelantan claramente.

Además, en el mapa de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras estamos englobados en la zona amarilla, antes de encontrar alertas, pero calificados como país con "situación más bien buena" para la prensa. Lo idea es la zona blanca, llamada de "buena situación" para la prensa.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com