11 de abril de 2021, 18:52:58
Ocio

> Crítica de la película


'Guardianes de la Galaxia, Vol. 2': una divertida ración de más de lo mismo

Por Sergio Ariza Lázaro

Ya que James Gunn da tanta importancia a la banda sonora en su franquicia, permitan la comparación musical, si 'Guardianes de la Glaxia' fue un álbum de debut que supuso un soplo de aire fresco en el anquilosado mundo de los superhéroes, su continuación es el mismo disco pero sin la sorpresa que supuso el primero. Sus canciones suenan totalmente igual, la única diferencia es que es más largo y que nos han colado un par de baladas. A pesar de todo sigue estando bastante por encima de la media del género.


Desde el comienzo, Gunn vuelve a recordarnos lo pop que es su universo, y no solo por la música, sino por las continuas referencias a la cultura popular, a series, canciones y películas de finales de los 70 y comienzos de los 80. Sigue divirtiendo pero esta vez no nos coge por sorpresa, si en la primera Peter Quill tenía como referencia al Kevin Bacon de 'Footloose', aquí es el David Hasselhoff de 'El coche fatástico', como bien dice Drax, "necesitas encontrar una mujer que sea tan patética como tú". Casi todas las bromas vuelven a funcionar, como la referencia a 'Cheers' sobre la relación Peter-Gamora, pero han caído en el error común del género de querer hacerlo todo más grande. Hay más peleas, más explosiones y más acción, lo cual no es una gran noticia ya que cuando realmente funcionan los Guardianes es interactuando unos con otros.

Además, Gunn ha intentado ahondar en la vena sentimental y, en algunas ocasiones, sobre todo con la relación entre Peter y Yondu, lo ha conseguido. No tanto en la historia principal de la película, el encuentro de Peter con su padre. Sabiendo lo que le gustan los buenos guiños a James Gunn es extraño que el elegido no haya sido Jeff Bridges, el 'Starman' original (además imaginar a Bridges, en su mejor modo Lebowski, junto a Chirs Pratt, parece una oportunidad perdida), pero Kurt Russell es un gran actor y cumple con su parte, una pena que esta sea de lo más flojo de la película. Nada de lo que hace este 'celestial' parece tener mucho sentido.



Nuevamente el argumento queda muy por debajo de lo bien definidos que tiene Gunn a sus personajes. La trama sigue siendo una excusa para encariñarnos con estos simpáticos perdedores. Lo malo es que, como nos recuerdan machaconamente en los títulos de crédito, quedan varias entregas más por llegar y si alguien no hace nada por remediarlo puede que acaben hartando con más de lo mismo. Es una pena porque estos personajes tienen muchas posibilidades, más allá de repetir la misma fórmula hasta el infinito y más allá.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com